“Aberrante” la compra y venta de votos en Magangué

Gabriel Garrido *
Director Corporación Tiempos de Vida

“La MOE detectó que hubo compra y venta de votos en las elecciones de Magangué de manera descarada a pesar de todas las medidas de seguridad y de todas las instituciones del Estado que hicieron presencia en las elecciones…,también se presentaron puestos de supuestas ventas de minutos en donde se entregaba dinero…”.

“…en medio de esta situación de seguridad y de eficiente atención al elector-a, la MOE observó la aberrante compra y venta de votos que históricamente ha sido el delito más cometido en el municipio de Magangué…”

Estos dos párrafos que parecen extractados del mismo informe del proceso electoral de Magangué realmente corresponden a los informes de las elecciones locales de octubre 28 de 2.007 y de Julio 5 de 2.009, lo que nos muestra que la compra y venta de votos ha venido influyendo de manera determinante en las elecciones que se desarrollan en la localidad y que se constituye en el delito de mayor ocurrencia en el certamen electoral y ante el cual hasta el momento ha sido muy difícil anteponer acciones concretas y contundentes por parte de instancias del Estado.

Los dos informes coinciden en que la seguridad para los y las electores(as) es muy buena. Que las autoridades electorales ejercen una labor acorde con su función y que sobretodo la Infantería de Marina cubre de manera adecuada los puestos de votación, pero a su vez nos muestran la manera aberrante como se mueve el dinero de la compra y venta de votos sin  que se pueda contrarrestar esta práctica nefasta para la democracia.

En estas elecciones la compra y venta de votos mostró una faceta mucho más grotesca y fue la forma como familiares, “líderes” y dirigentes políticos maltrataron y abusaron de ancianos y ancianas, de personas recién operadas y de discapacitados y discapacitadas cognitivos(as); en contra de la dignidad humana los obligaban a votar a pesar de su evidente incapacidad y de las expresiones de dolor de esas personas.

El Estado en estas elecciones atípicas pudo concentrar todos los esfuerzos, puesto que, a excepción de Jamundí, en ningún otro municipio se realizaban elecciones y todos los esfuerzos se pudieron concentrar en custodiar la jornada electoral. Y sin embargo, la compra y venta de votos fue igual o superior a otros comicios anteriores.

La compra y venta de votos es, entonces, una práctica antigua que se ha venido agravando y que se ha convertido en un ejercicio que al parecer ha superado la capacidad del Estado para hacerle frente. Puesto que en Magangué llevamos décadas y décadas en que ha sido imposible contrarrestar este delito electoral. Si estuviéramos relatando un partido de fútbol diríamos Compra y Venta de Votos 5 Estado Social de Derecho 0. Toda una goleada!!!!.

Fruto de este análisis es que proponemos acciones para revertir esta situación. Invitamos al Estado a cambiar la estrategia y a emplear otra táctica para recomponer las fuerzas y poder hacer frente a este delito. Se hace necesario que las autoridades electorales y organismos de seguridad realicen labores de inteligencia y coordinación previas y permanentes al día del evento electoral para poder contrarrestar estos delitos, puesto que llegado el día de las elecciones ya están anticipada la compra y venta de votos: se debe entender que este es un delito que atenta no sólo contra la democracia sino contra la salud, la educación y la vida de todos y todas; en especial de los y las más pobres. Usando el símil de fútbol la preparación anterior es casi tan importante como el día del partido; jugador que no se prepara antes no juega bien.

Se hace necesario también que se reestructure la legislación penal para que se pueda judicializar estos delitos, puesto que con la legislación actual las penas estimulan el accionar delictivo. Se necesitan prácticas de “juego limpio” para que se pueda realmente manifestar la soberanía popular.

Para finalizar es importante recalcar que el Estado no puede estar sólo en esta lucha. Se hace necesario que autoridades y sociedad civil trabajen de manera conjunta en la difusión y sensibilización de campañas de información sobre cultura política, procesos electorales y participación ciudadana y ética política. La formación en estos aspectos redundaría en una ciudadanía y candidatos conscientes y responsables de su proceder.

Magangué se constituyó en una experiencia piloto –en una práctica- que le mostró al país que si no se toman correctivos estructurales, estas situaciones se van a seguir presentando. De nuestra parte seguiremos realizando análisis históricos del comportamiento de las prácticas clientelares para proponer estrategias que permitan contrarrestar estas situaciones que atentan contra la democracia en Colombia y que estimulen a largo plazo un cambio en la actual cultura política del país.

* El autor de este artículo es coordinador de la Misión de Observación Electoral – MOE Magangué – Bolívar
A continuación adjuntamos a éste artículo, el pronunciamiento público realizado por la Misión de Observación Electoral respecto a las elecciones de Magangué – Bolívar


Logo MOE Color

 

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO

Sobre las elecciones de Magangue – Bolívar

De “aberrante” calificó la MOE la forma en que se  compraron y vendieron votos en Magangue

En pronunciamiento público de 7 puntos la MOE llamó la atención en que a pesar de la presencia importante y numerosa de autoridades, se presentaron graves irregularidades electorales.

Bogotá 8 de julio de 2008. Por la gravedad de lo observado en las elecciones atípicas de alcalde en Magangue – Bolívar, la Misión de Observación Electoral (MOE) de la sociedad civil de Colombia hizo público un informe preliminar sobre la observación realizada a las elecciones.

El pronunciamiento consta de 7 puntos y se reproduce a continuación:

La Misión de Observación Electoral (MOE) llevó a cabo su labor en el 100% de las mesas de la zona urbana y en la zona rural hizo presencia en Las Martas, Buenavista, Sitio Nuevo, Barbosa, Palmarito, Pancegüita, El Retiro, Madrid, Cascajal, Henequén, La Ventura, Emaús y Juan Arias.

La MOE hace un reconocimiento a la labor desarrollada por las autoridades electorales, así como a la Fuerza Pública en especial a la Infantería de Marina por su destacada labor en garantizar seguridad y colaboración  a la labor de los-as jurados, y de la MOE.

Sin embargo, en medio de esta situación de seguridad y de eficiente atención al elector-a, la MOE observó la aberrante compra y venta de votos que históricamente ha sido el delito más cometido en el municipio pero que en estas elecciones cobró dimensiones en especial en la zona rural. Se pudo registrar la acción indolente hacia personas enfermas, con discapacidad cognitiva y ancianas que eran prácticamente obligadas a votar en condiciones indignas para ellas.

Como ya se ha planteado en anteriores elecciones la legislación penal se ha quedado corta ante la realidad que se afronta en el país en materia electoral. En medio de una cultura política que reproduce prácticas clientelares se hace necesario reformar esta legislación para poder judicializar efectivamente los delitos.

Es necesario que autoridades y sociedad civil trabajen de manera conjunta en la difusión y sensibilización de campañas de información sobre cultura política, procesos electorales y participación ciudadana y ética política. La formación en estos aspectos redundaría en una ciudadanía y candidatos conscientes y responsables de su proceder.

Frente a las situaciones irregulares la MOE considera que las autoridades en general deben realizar labores de inteligencia y coordinación previas y permanentes al día del evento electoral para poder contrarrestar estos delitos, puesto que llegado el día de las elecciones ya están anticipada la compra y venta de votos.

La MOE preparara posterior a los escrutinios el informe final de la observación de la calidad de las elecciones en el municipio, a partir de los formularios que se diligenciaron en los distintos momentos en el desarrollo de la jornada electoral.

 

Cuadro de texto: La Misión de Observación Electoral –MOE- es una organización de la sociedad civil, independiente de los gobiernos, de los partidos políticos e intereses privados que promueve la realización del derecho que tiene todo ciudadano a participar en la conformación, ejercicio y control del poder político.

 

Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.