Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
  Escenarios de riesgo electoral en Norte de Santander
  Wilfredo Cañizares Arévalo
  Director de la Fundación Progresar – Defensor de Derechos Humanos en Norte de Santander
   
 

Norte de Santander ha sido a través de décadas, un departamento duramente golpeado por los distintos fenómenos de violencia socio política y la delincuencia organizada. Una región que arrastra sobre si, la desidia y el abandono gubernamental. Lo cual ha dificultado enormemente avanzar en la superación de problemas elementales como el suministro de agua potable, llevar energía eléctrica al campo o lograr una efectiva participación ciudadana.

Con excepción de los municipios que conforman el área metropolitana de Cúcuta, los demás cerca de 35, tienen serios problemas incluso para intercomunicarse. Aún hay municipios que sólo tienen un puesto telefónico para conversar con el resto del mundo.

Las debilidades para el ejercicio del poder local son enormes. Hay regiones enteras como el Catatumbo Norte Santandereano y la Provincia de Ocaña, en donde los organismos de control no ejercen ningún papel, las autoridades municipales deben someterse a los intereses en la mayoría de los casos de quienes portan las armas.

Lo cual entre otros, ha facilitado el fortalecimiento de un andamiaje bien montado de clientelismo y corrupción política que ha limitado el ejercicio de la democracia local e impactado de manera negativa un relevo en los liderazgos políticos regionales, y coadyuvado en mantener no sólo los cacicazgos  tradicionales sino verdaderas empresas electorales y cargos de representación popular heredados.

Esta situación irregular al lado de una violencia indiscriminada, en un comienzo generada por los grupos guerrilleros y más tarde por grupos de autodefensa, los ha afectado de manera grave y en la actualidad presenta distintos matices sobre todo mezclada con actividades ilegales como: el narcotráfico, el contrabando, el secuestro y la extorsión, favorecidos por una frontera con Venezuela amplia, frágil y vulnerable.

Escenarios de riesgo actual

Tradicionalmente los procesos electorales en el departamento han estado signados por el riesgo de una fuerte influencia de las clientelas y maquinarias políticas que recurren no sólo a prácticas de corrupción ligadas a la desviación de recursos públicos, sino a la utilización incluso de dineros producto de prácticas ilegales.

Lo que ha elevado de manera exorbitante los costos de las campañas electorales. En este sentido las posibilidades reales para acceder a un cargo de representación popular se calculan, no en la proporción de las calidades del candidato o de la seriedad de su programa, sino en las posibilidades de realizar cuantiosas inversiones financieras en las campañas políticas.

Por otro lado la fuerte presencia de actividades ilegales como el narcotráfico y el contrabando hacen que detrás de estos negocios ilegales se hayan montado verdaderas empresas criminales, que necesitan de actividades legales y aliados institucionales que permitan actuar en impunidad.

Con la llegada al área metropolitana de Cúcuta, hace apenas dos meses del grupo ilegal autodenominado “Los Urabeños”, dispuestos a expulsar de la región a los “Rastrojos” ha desatado un clima de violencia urbana alarmante, afectando en estos municipios la tranquilidad de los comicios electorales de octubre próximo. Ya que se da por descontado, que estos tomarán partido en los sectores en donde desarrollan sus actividades delincuenciales inyectando recursos a candidatos y campañas políticas.

Así mismo en cerca de una veintena de municipios en donde las guerrillas de las FARC y el ELN han ejercido no sólo influencia sino actividades de control territorial, no habrá forma que el proceso electoral se desarrolle con plena normalidad y garantías para electores y candidatos. Desde ya, han venido aplicando candidatos y amenazando a otros. Al parecer el asesinato de los dos candidatos a la Alcaldía del Municipio de Convención, ocurridos recientemente, tienen que ver estos grupos guerrilleros.

En los últimos meses han sido amenazados en su gran mayoría por grupos guerrilleros, a través de un comunicado hecho público, cerca de diez candidatos a concejos y alcaldías, pertenecientes a partidos políticos como el Conservador y el Polo Democrático Alternativo. Colectividades que desarrollan proselitismo en los municipios de la Provincia de Ocaña como: San Calixto, Convención y Hacarí. El caso del asesinato de la candidata al Concejo del municipio de Chinácota, al parecer está vinculado a bandas criminales.

Edición N° 00271 – Semana del 9 al 15 de Septiembre de 2011
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus