Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
  Balance de la elección de autoridades locales en Colombia
  Felipe Jiménez Ángel
  Coordinador del Observatorio de la Democracia de la MOE
   
 

Una semana después a la celebración de las elecciones de autoridades locales y regionales es posible plantearse unas primeras conclusiones: las elecciones de 2011 no fueron las elecciones más pacíficas de los últimos años, en algunos territorios ganó la Narcopolítica, la vieja parapolítica y la nueva Bacrimpolítica, no es cierto que haya fracasado electoralmente el Partido de la U, el éxito anunciado por el Partido Liberal nunca existió, hubo pocas sorpresas, algunas muy significativas, la participación electoral es una variable estancada y, finalmente, la crisis partidista sigue en aumento.

No es posible argumentar que las elecciones 2011 se hayan caracterizado por ser las más pacíficas de los últimos años y dos hechos lo demuestran de manera contundente: la violencia política y las asonadas. En primer lugar, los hechos de violencia política contra candidatos se incrementaron 14% frente a los registrados en el 2007 y, en especial y de manera dramática los homicidios y atentados los cuales aumentaron 48% y 30% respectivamente.

Violencia Política 2007 - Con corte final de las elecciones 23 de octubre del 2007 y corte 18 de octubre del 2011

Hecho Violento

Hechos en 2007

Hechos en 2011

Variación 2011 - 2007

Diferencia 2011 - 2007

Homicidio

27

40

48%

13

Amenaza

91

92

1%

1

Atentado

23

30

30%

7

Secuestro

8

8

0%

0

Total general

149

170

14%

21

Fuente: Cálculos de la Misión de Observación Electoral

Descripción de Hechos Violentos

Asonadas

31

56%

Disturbios

24

44%

Total Hechos

55

100%

Por otro lado, los hechos violentos una vez terminadas las elecciones se duplicaron frente a lo evidenciado en las elecciones de 2007 pasando de 22 hechos a 55 en 2011. Los disturbios y las asonadas durante la primera semana postelectoral están asociados con varios fenómenos: fraude electoral, carencia de cultura política, debilidad de las instituciones electorales y fuerza pública.

En materia de la infiltración de ilegales a las campañas se puede argumentar que en los departamentos de la Guajira, Magdalena, Cesar, Sucre, Chocó, Valle, Arauca, Casanare y Caquetá, la asociación entre ilegales y políticos persiste y el éxito electoral de algunos candidatos así lo demuestra. La reforma política de 2009 estuvo enfocada principalmente a cortar de facto los vínculos ilegales con los candidatos, no obstante, pese a muchos esfuerzos por parte del Gobierno Nacional, la sociedad civil y la fuerza pública no fue posible evitar estos nexos en algunas zonas del país. Evitar la asociación entre ilegales y políticos no recae solamente en la implementación de una ley, se hace necesario y es de carácter urgente enfocarse en mejorar la calidad de la democracia en los territorios, aspecto en donde el Gobierno Nacional y los partidos políticos tienen una deuda inmensa con la ciudadanía.

Votación por Partidos a alcaldías 2007 y 20011


PARTIDO

Alcaldías

2007

2011

Diferencia

dif %

Grupos Significativos

5,204,392

4,643,298

-561,094

-11%

Partido Liberal

2,213,995

2,648,295

434,300

20%

Partido de la U.

1,300,644

2,590,958

1,290,314

99%

Cambio Radical

1,274,638

1,869,627

594,989

47%

Conservador

1,451,269

1,707,714

256,445

18%

Otros

958,697

821,565

-137,132

-14%

Verde

223,252

702,937

479,685

215%

PIN

 

425,378

425,378

-

Polo

1,368,618

282,294

-1,086,324

-79%

MIRA

33,888

226,862

192,974

569%

Realizando un balance sobre las cifras electorales preliminares publicadas por la Registraduría es posible ver como el Partido de La U dobló su votación para alcaldías, el Partido Liberal aumentó su votación en un 20% y los grupos significativos de ciudadanos frente a 2007 perdieron un 11% de la votación obtenida hace 4 años.

PARTIDO

Alcaldías

2007

2011

Diferencia

dif %

Partido de la U

119

259

140

118%

Conservador

242

193

-49

-20%

Partido Liberal

206

181

-25

-12%

Grupos Significativos

329

155

-174

-53%

Cambio Radical

111

152

41

37%

Otros

43

65

22

51%

Verde

21

51

30

143%

PIN

-

36

36

-

POLO

21

8

-13

-62%

MIRA

1

1

-

0%

En materia de alcaldías ganadas el Partido de La U es el absoluto ganador con un total de 259 alcaldías, lo que representa frente a 2007 un aumento del 118% de alcaldías ganadas electoralmente. De ahí que no solamente el Partido de La U duplica la votación que obtuvo en 2007 sino que duplica el número de alcaldías obtenidas 4 años atrás. En las ciudades grandes perdió la vertiente del uribismo, pero en las ciudades pequeñas ganó el Partido de La U y en la mayoría, los candidatos de las facciones uribistas.

El Partido Liberal no obtuvo el éxito planteado en la campaña electoral. Por un lado aumenta su votación en un 20%, en parte por lo ocurrido en Antioquia y Atlántico, pero por otro pierde el 12% de las alcaldías que tenía en 2007. Otro tema que sale a relucir es la debacle electoral del Polo y del Partido Conservador que son los dos partidos que tienen la mayor disminución de alcaldías frente a 2007 y los sitúa en una posición muy complicada en la dinámica de poder local para los próximos 4 años.

La participación electoral sigue estancada. Si bien las elecciones de 2011 fueron las más votadas no fueron las de mayor participación. La participación para Alcaldía aumentó 2 puntos porcentuales, para Concejo y Asamblea 1 punto, y para Gobernación la participación electoral se redujo 7 puntos frente a lo evidenciado en las elecciones de 2007.

¿Qué falta?

Finalmente y pese a las múltiples reformas políticas que desde 2003 se han impulsado, todavía faltan muchos temas por resolver y mejorar. Es necesario cortar de facto la asociación entre ilegales y candidatos, se hace necesario mejorar la respuesta de la justicia ante los delitos electorales, es imperioso conocer el origen, monto y destino de los recursos utilizados en las campañas electorales, es urgente modificar el diseño institucional que tiene hoy en día el Consejo Nacional Electoral y, finalmente, se abre una posibilidad de cambiar muchos de los problemas del diseño institucional con el inicio de la discusión sobre el nuevo Código Electoral, es ahí donde todos los actores, partidos políticos, sociedad civil y Gobierno Nacional deben converger para intentar de una vez subsanar muchos de los problemas que nos aquejan hoy en día en materia electoral.

¿Qué sigue?

Recordar que en los próximos 4 años los mandatarios elegidos tendrán un papel protagónico para el éxito de los siguientes temas:

  • Ley de tierras y de víctimas
  • Ley de regalías
  • Código electoral
  • Nuevo régimen municipal y departamental
  • Ley de ordenamiento territorial
  • Reforma a la justicia

Así que por el bien de nuestros territorios, ojalá hayamos elegido a las personas competentes para poder llevar a buen término estas iniciativas que representan de alguna manera el espíritu de nuestra Constitución: territorios descentralizados con una justicia independiente y efectiva, con ciudadanos informados y con una Estado garante de los derechos.

Edición N° 00279 – Semana del 4 al 10 de Noviembre de 2011
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus