Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
  Congreso histórico del partido de izquierda en Alemania
  Jairo González
  Miembro del PDA en Berlín – Alemania
   
 

En el congreso fundacional de junio de 2007 surge en Berlín DIE LINKE, el Partido de la Izquierda, producto de la fusión del PDS y de la WASG.

El PDS, Partido del Socialismo Democrático consistió en una colectividad política arraigada en la ex República Democrática Alemana (RDA) y con militancia proveniente fundamentalmente del Partido Socialista Unificado de Alemania (PSUA). Desde la caída del muro de Berlín hasta el primer congreso fundacional y de unificación realizado en el 2007, transcurrieron 17 años de intensas disputas y reflexiones al interior del partido así como fuera de él, de cara a la opinión pública, enfrentando con responsabilidad crítica y autocrítica el pasado y su historia. Este proceso ha contribuido a renovar la política alemana. Es este proceso el que ha generado las condiciones idóneas para que surja el único partido de izquierda con incidencia parlamentaria a nivel nacional y regional en Alemania1.

La Alternativa Electoral Trabajo y Justicia Social (WASG), disidencia del SPD, nace a raíz del descontento frente a las decisiones militares y sobre todo como protesta frente a las políticas neoliberales de la coalición de gobierno del Partido Social democrático Alemán (SPD) y el partido Verde (Die Grünen) que gobernara Alemania entre 1998 y 2005. En el proceso de fundación y de unificación de la izquierda alemana jugará un papel destacado el ex ministro de finanzas y ex presidente del SPD Oskar Lafontaine2 [2].

Cuatro años después del congreso de fundación asegura el partido su proceso unitario orgánico, mediante la aprobación de su programa político en su segundo congreso en la ciudad de Erfurt3. Durante tres días, entre el 21 y 23 de octubre 570 delegados representando 70.000 afiliados debatieron la propuesta programática y decidieron sobre 1.400 solicitudes de enmiendas al borrador inicial. Esto expresa la participación de la militancia en el proceso de construcción del programa. Valga la oportunidad para reconocer el mecanismo transparente y democrático con el que se resolvieron las diferencias en las deliberaciones, ejemplo para muchas otras construcciones partidarias de izquierda. Por medio de este mecanismo se considera una enmienda, se prosigue con un pro-contra-debate y finalmente ésta se aprueba o no en plenaria.

Contenidos y relevancia del congreso

La izquierda le apuesta con el programa de Erfurt a otro sistema social y económico. La política de paz y la cuestión social son aspectos básicos de las nuevas definiciones programáticas de Die Linke. Se exige que la OTAN se disuelva, al igual que el fin de las intervenciones del ejército alemán más allá de sus fronteras, el control y regulación de los bancos, la despenalización del consumo de drogas, 30 horas de jornada laboral semanal, salario mínimo legal de 10 euros la hora, la prohibición del trabajo temporal y no por último, la jubilación a partir de los 60 años, así como pensiones mínimas de 900 euros para cada persona.

El objetivo es alcanzar la democracia socialista o el socialismo democrático, es decir, alcanzar el máximo nivel de libertad y seguridad social para todas y todos. La libertad no puede seguir siendo el privilegio de una minoría, esta implica el derecho de todas y todos a tomar parte en la sociedad. La libertad exige una distribución justa de los ingresos y riquezas, en contradicción con lo que pasa hoy en día, donde muchas personas se encuentran excluidas de esa posibilidad a causa del desempleo, los trabajos temporales sin estabilidad laboral, los minijobs y los empleos mal remunerados.

La lucha por la libertad y la democracia compromete el tema de la propiedad. Hay un nuevo concepto de propiedad que se constituye en una respuesta a las privatizaciones neoliberales y a la crisis del sistema capitalista. Se habla de la comunalización de la propiedad en Alemania (Gemeinschaftseigentum). La propiedad surge del trabajo y no del hecho de poner a trabajar a otros enajenándolos en sus vidas. Eso significa, que por razones de justicia se necesita una participación de las trabajadoras y los trabajadores en las grandes empresas. La expropiación de las trabajadoras y los trabajadores tiene que ser revertida, en lugar de que una élite recaude y se apropie de millonarias fortunas a costa del trabajo de la clase laboral y sus familias. Remunicipalización, recomunalización así como la creación de organizaciones descentralizadas deben ser la base organizativa para una nueva orientación social y ecológica de la economía y para la consecución de mayores niveles de libertad.

Todos los aspectos desarrollados durante el segundo congreso del partido Die Linke generan optimismo y fortalecen la unidad al interior del partido. Dotan a la izquierda alemana de un programa moderno para la lucha política. Die Linke es visto por su representación parlamentaria en Alemania y en Europa como uno de los partidos más influyentes de la izquierda en el mundo. Su proceso unitario significa el ejemplo de un partido funcional y exitoso para muchos otros partidos de izquierda.

Edición N° 00279 – Semana del 4 al 10 de Noviembre de 2011

1 La dictadura nacionalsocialista en Alemania entre 1933 y 1945 persiguió y eliminó comunistas, socialdemócratas. Reprimió y acabó con los sindicatos. Durante la posguerra y la posterior guerra fría no existió una izquierda en toda Alemania, entre otras razones porque Alemania salió de la Segunda Guerra Mundial dividida en dos estados y la unificación alemana vino a darse solo en el otoño de 1989.

2 Oskar Lafontaine fue jefe de Gobierno en el Estado Federal de Sarre entre 1985 y 1998 por el Partido Social Democrático Alemán (SPD). Fue el candidato a canciller del SPD en las elecciones federales de 1990. De 1995 a 1999 asumió la presidencia del mismo. Después de las elecciones federales de 1998 asume Lafontaine el ministerio federal de finanzas. En marzo de 1999 renuncia al cargo de ministro, a su mandato parlamentario y se convierte en un fuerte crítico del gobierno del canciller Gerhard Schröder (SPD). En el 2005 renuncia Lafontaine al SPD e ingresa a la recién fundada Alternativa Electoral Trabajo y Justicia Social (WASG). Por iniciativa de Oskar Lafontaine la WASG pacta una alianza electoral con el PDS (Partido del Socialismo Democrático), razón por la cual se comienza a llamar Linkspartei. PDS (Partido de la Izquierda - Partido del Socialismo Democrático)

3 Erfurt es la ciudad alemana donde el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD) decidió hace 120 años defender los derechos del proletariado.

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus