Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Colombia al inicio del 2012

  Miguel Ángel Herrera Zgaib
  Grupo presidencialismo y participación- Unijus/Colciencias miguel.herrera@transpolitica.org
   
 

“Hoy, el sistema (seguridad social) en conjunto recibe más de lo que gasta. Si se tuviera una sola unidad de caja, todo el sistema estaría generando un superávit…” Juan Carlos Ramírez, Cepal/Colombia.

Al comenzar el 2012, trascurrido más de un año de la prosperidad democrática, el balance de la Cepal para Colombia no es el más alentador. Sin embargo, hay cifras que traen esperanza de una mejoría relativa que la opinión pública destaca.

La lucha contra la pobreza y la desigualdad

Entre 2009 y 2010, pasamos de 45,7 a 44,3 por ciento en pobreza, la indigencia  mermó de 16,5 a 14,8 por ciento. Estas cifras corresponden al Informe Panorama social de América Latina, 2011, rendido por Alicia Bárcena, su  secretaria ejecutiva.1

Comparando estadísticas conviene recordar con el apoyo de la Cepal, que el promedio de pobreza en AL es el de 31,4 y de indigencia 12,3 por ciento, en tanto que en materia de gasto social por habitante es de 981 dólares, en cambio para este índice, Colombia apenas alcanza los 500 dólares. De otra parte, recuerda Juan Carlos Ramírez, director de la Cepal en Colombia, que habrá un déficit progresivo en materia de saldos anuales de ingresos y gastos en seguridad social de 2012 en adelante.

La pobreza colombiana sólo la superan la gente de Honduras, Nicaragua, Guatemala, Paraguay, Bolivia y El Salvador, en orden descendente. Pero en la región hay una  tendencia a bajar pobreza y desigualdad, la mejor luego de 20 años. Según los analistas esta mejoría se debe al incremento laboral, pero principalmente, obedece a mayores  transferencias y a un incremento del gasto público social, luego de la quiebra del modelo neoliberal de gestión de lo social. Tal es el caso de Colombia en el mismo periodo que subió en 10 por ciento.

El índice más preocupante en lo inmediato, es la situación de la población en pobreza extrema, porque el inminente aumento en el precio de los alimentos. Ello producirá en este año 2012 un aumento considerable en el valor de la canasta familiar, y esta población de pobres tendrá que destinar más del 50 por ciento de sus ingresos a este concepto. Los países que están mejor en materia de pobreza son, en primer lugar, Uruguay (8,6), lo sigue Argentina, Chile, Costa Rica, y Brasil, de un grupo de 18 países.2

Quien es hoy director del DNP en Colombia, Hernando José Gómez, señala que el avance en la lucha contra la pobreza es indicativo que la economía crece en todos los sectores. Y hace un énfasis especial en el programa asistencial Familias en acción, que tiene 1.500.000 familias atendidas en vivienda y empleo. Y la meta, según su entender, es resolver los problemas de transporte y comercialización que encarecen los costos de la canasta familiar para los más pobres.3

La realidad del campo

El 41 por ciento del área catastral rural la explota el 3.8 por ciento de los propietarios. Gran Atlas de la Distribución de la Propiedad Rural. IGAC/CEDE/U. de Antioquia.

La información del Gran Atlas de la Distribución de la Propiedad Rural señala para fines de 2011, que de un total de 2,4 millones de propietarios de predios rurales, 91.200 (3,8 %) tiene más de 200 Has, mientras que 943.200 son los dueños de menos de  3 has  cada uno. Esta extensión  no supera el 3,7 por ciento de toda la base catastral nacional.4

El estudio que preside la publicación del Atlas establece que durante medio siglo contado entre 1960 y 2009, el minifundio que abarcaba  el 66.7 por ciento del total de propietarios, hoy no superan el 49.8. En contraste, en el otro extremo, quienes son dueños de más de 500 Has, pasaron de ser el 0,4 al 1,4 por ciento del total de propietarios.

Hay una cifra diciente, en términos de promesa programática y realidad, ya que abarca los dos gobiernos del ex presidente Uribe Vélez, quien la incluye en su proyecto de gobierno de 100 puntos. Conforme al coeficiente Gini, la desigualdad se incrementó de 0,80 a 0,86. Esta realidad rural define un componente que hace de Colombia el país peor situado en desigualdad en materia de redistribución de ingreso en América Latina.

Antioquia y Valle tienen el peor índice, 0.91, y le siguen Quindío (0,88), Arauca (0,87) y Meta (0,86). Al centro de esta escala de desigualdad están Córdoba (0,85), Chocó (0,85), Cauca (0,84) y Casanare (0,84).

Referida la medida a superficies, está claro que no hay una distribución de la tierra equitativa, ni cosa que se le parezca: las propiedades pequeña, minifundio y microfundio sumadas alcanzan 7 millones de Has que es tan solo el 18 por ciento del territorio explotable; el 40 por ciento está en poder de medianos propietarios, y el 41 por ciento en cabeza de verdaderos terratenientes, dueños de predios superiores a las 200 Has.

La realidad de la pobreza campesina es mayor comparada con el conjunto nacional por alcanza al 50 por ciento, y la medida nacional es 37, 2. Los departamentos peor distribuidos en materia de propiedad rural son Antioquia y Valle, y este proceso es agudo en consideración a la cercanía a recursos hídricos y fertilidad de los suelos. Dos zonas críticas allí son Urabá, y el valle del Río Cauca, afectada recurrentemente por fenómenos de desplazamiento.

Los departamentos ya mencionados expresan la concentración de tierras para la región Pacífica, y no es menor para las regiones Sur y Andina Central. En la región Caribe los más insultantes niveles de de latifundio corresponden  a zonas de conflictos tradicionales, Sucre, Córdoba y Bolívar, en las vecindades de los ríos Sinú y San Jorge. Y cada vez es más notorio el mismo fenómeno de concentración en Meta, Casanare y Arauca.

Por último, no deja de ser significativo, en materia de tributación, qué ocurre con los dueños de la riqueza territorial rural. El avalúo de sus predios es 82 billones, y representa el 14 por ciento de todos los avalúos nacionales. La actualización del catastro sin embargo no es total, según lo advertía Jorge I. Gómez, director del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, porque está pendiente en un 43 por ciento, lo cual se espera se cumplirá en 2015.5

Edición N° 00287 – Semana del 20 al 26 de Enero de 2012

1 Ver El Tiempo, 30 de noviembre de 2011. Bogotá, p. 22.

2 Estas son estadísticas que resumen resultados para el año 2010.

3 Ver, EL Tiempo, ibídem, p. 22.

4 La propiedad rural la clasifican así: 1. Grande, + 200 Has; 2. Mediana, entre 20 y 200 Has; 3. Pequeña: 10 y 20 Has; 4. Minifundio, 3 y 10 Has, y 5. Microfundio, - 3 Has.

5 Ver Informe de El Tiempo, 9 de octubre de 2011. Bogotá, p. 8.

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus