Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

El presidente Juan Manuel Santos y el ELN están muy lejos de una mesa de negociaciones

  Luis Eduardo Celis
  Coordinador de Incidencia Política, Corporación Nuevo Arco Iris
   
 

En la noche del domingo 19 de febrero, se conoció la carta del ELN dirigida a Piedad Córdoba y a Colombianas y Colombianos por la paz, en respuesta a la misiva que este grupo había realizado en la tercera semana de enero proponiendo una tregua bilateral por 90 días, prorrogables, y que fuera el inicio de un proceso global de diálogos y negociaciones, esta iniciativa igualmente fue dirigida a las FARC y al presidente Juan Manuel Santos.

La respuesta firmada por el Comando Central del ELN señala que: “la postura reiterada del presidente Santos, de rechazar cualquier aporte a la paz que salga de niveles diferentes a su mismo Gobierno que hasta hoy sólo ha expresado una postura guerrerista y pacificadora lo cual bloquea importantes aportes a la paz de Colombia…”, es decir el ELN no valora como viable esta posibilidad de tregua unilateral, de entrada, e insiste en “que las partes nos planteáramos la Tregua Bilateral y en el marco de una mesa de diálogos y dentro de una agenda de salida política al conflicto”:

Esta postura ha sido reiterada en varias oportunidades en los últimos años por el ELN: interés en buscar un acuerdo pactado para poner fin al alzamiento armado, es más, se intentó con el ex presidente Uribe y por la pésima gestión del entonces comisionado Luis Carlos Restrepo y la lentitud del ELN para ganar un espacio de opinión favorable. Éste proceso se truncó y quedó atrapado en la disputa que el ex presidente Uribe le planteó al presidente Chávez en noviembre de 2007.

Luego de un despliegue informativo de la carta, las respuestas por el lado gubernamental no se hicieron esperar: la primera fue del vicepresidente Angelino Garzón, quien dijo: Que dejen las palabras de paz y pasen a los hechos de paz, lo más importante es que tomen la decisión de abandonar el camino de la violencia y si lo hacen el Gobierno tendrá toda la voluntad de encontrar caminos de paz y reconciliación, lo que el Gobierno no va a hacer es repetir experiencia pasadas", pocas horas después, el ministro del Interior Germán Vargas Lleras, se pronunció: “El presidente Juan Manuel Santos, ha señalado, claramente, que en esa materia no bastan buenas intenciones ni cartas sino que hay que darles paso a hechos inequívocos que demuestren que les asiste realmente una voluntad de paz. De manera que los anuncios no son en absoluto suficientes”, dos afirmaciones en tono categórico de rechazo a la propuesta del ELN de una mesa y unos diálogos.

El tema de las declaraciones gubernamentales no pararon, durante la presentación del libro de Adam Kahene, el presidente Juan Manuel Santos, fue nuevamente enfático: “A mi  Gobierno no le interesan las pausas, sino el fin del conflicto” y luego en el marco de los balances por los diez años del fallido proceso del Caguán con las FARC, remató con una dura afirmación y dijo que no está interesado en “ceses al fuego, ni en circos públicos temporales".

Puestas así las cosas, todo parece indicar que estamos lejos de un proceso de diálogos y negociaciones entre el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y el ELN, ambos actores siguen calculando que este no es el momento adecuado para iniciar un proceso y por parte del Presidente, la estrategia pareciera ser el de mantener la presión militar sobre las guerrillas, desarrollar una acción política en temas centrales del conflicto: desarrollo rural, competencia política, integración de regiones y atención a las victimas, competir para un segundo mandato en el cual según el estado del conflicto en 2014, abrir una eventual mesa de negociaciones y por parte del ELN, prepararse para estar en mejores condiciones para así negociar.

Espero equivocarme, pero creo que esta semana el Presidente ubicó el listón muy alto y el ELN debe estar calculando su respuesta, que muy seguramente ira por el lado de:  “Observamos la postura reiterada del presidente Santos, de rechazar cualquier aporte a la paz”, aunque el presidente Santos, en las declaraciones de esta semana igualmente dejó planteado que la llave de la paz sigue en su bolsillo al afirmar: “ Si estos grupos nos muestran que son serios, los tomaremos muy en serio".

A este desafío el ELN responderá que son serios, pero no dispuestos a ningún gesto unilateral, ya lo dijeron a Piedad Córdoba en carta de Julio de 2011: “El ELN ha expresado públicamente y en repetidas oportunidades, su disposición a un diálogo bilateral sin condicionamientos, la agenda y reglamento se construyen por las partes en dichos diálogos”, puestas así las cartas sobre la mesa, el conflicto entre Estado y ELN continuará, quizás hasta un segundo mandato del presidente Santos.

Pero, como todo cambia y es dinámico, sorpresas te da la vida…

Edición N° 00292 – Semana del 24 de Febrero al 1° de Marzo de 2012
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus