Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Córdoba, 60 años sin integración

  Víctor Negrete Barrera
  Centro de Estudios Sociales y Políticos – Universidad del Sinú
   
 

El próximo 18 de junio el departamento de Córdoba cumplirá 60 años de creado. Lo conformaron con territorios, comunidades y culturas diferentes que hacían parte en ese entonces del sur del departamento de Bolívar. Fue y sigue siendo un mosaico multicolor por sus recursos, ríos, serranías, mar, sabanas, montañas, llanuras, parque natural y delta con presencia de negros, indígenas, mestizos, siriolibaneses, caribeños, europeos, norteamericanos, santandereanos, antioqueños y costeños, entre otros. Muchos pensaron que tan variada diversidad era difícil manejarla y tarde o temprano aparecerían las inconformidades por uno u otro motivo.

Así, pasó el tiempo. La expectativa se fue aquietando y dio paso a la bucólica tranquilidad de los pueblos sin afanes. Los municipios, agobiados por la inexperiencia, la desorganización administrativa, la concepción sobre el manejo de lo público, la pobreza y las limitaciones terminaron encerrados en si mismo, sin ocasión ni disposición para conocer y coordinar con los vecinos, salvo asuntos de carácter ineludible. Los dirigentes políticos  dedicaron sus esfuerzos a convencer y comprar votantes, controlar las administraciones locales y aislar a los opositores. No les alcanzó el tiempo para elaborar propuestas de desarrollo, hacer gestiones y reconocer la participación de los ciudadanos. La gente, entre apática y conformista, terminó acostumbrándose a esta situación. El resultado, como es fácil suponer, fue bastante pobre.

En 1990 algunas organizaciones de la sociedad civil tomaron la iniciativa. Convocaron a instituciones, gremios, academia, iglesias, medios de comunicación y asociaciones al Foro Córdoba 40 años. Sus memorias, impresas en un libro, aportaron conocimiento y señalaron nuevos caminos. En desarrollo de sus conclusiones organizaron el primer foro de la Margen izquierda del río Sinú en 1991 donde consignaron, entre otras propuestas, la conformación de las provincias de la Margen izquierda y la zona Costanera y las relaciones que debían establecerse con los Urabá chocoano y antioqueño, con quienes nos unen profundos vínculos históricos, sociales, culturales, ambientales y políticos.

En 1992 hicieron el primer Encuentro sobre situación de las ciénagas y humedales, que, de haber tenido en cuenta sus recomendaciones hubiésemos evitado la desaparición de muchos de estos ecosistemas tan valiosos; un seminario sobre ordenamiento y autonomía territorial donde propusieron las asociaciones de municipios, resolver las diferencias limítrofes con los departamentos de Antioquia y Sucre y diseñar el plan de infraestructura rural y aprovechamiento de los ríos Sinú y San Jorge; comenzaron los procesos de integración de los municipios de la zona Costanera y el San Jorge que culminaron con la creación de las asociaciones de municipios de las dos zonas. Los años siguientes fueron pródigos en estudios, investigaciones, encuentros, talleres, seminarios y reuniones con un cúmulo enorme de datos, análisis, proyectos y propuestas. Medios de comunicación, docentes, líderes, investigadores sociales y estudiantes los consultaban y comentaban. Los gobernantes y políticos sabían de ellos pero rara vez participaban en reuniones y discusiones o análisis que con frecuencia convocaban los autores.

En el 2002 convocaron el Foro Córdoba 50 años. Muchos de los temas tratados hace 10 años tienen vigencia todavía, algunos, incluso,  han desmejorado su situación. Por ejemplo: los jóvenes en riesgo, desplazados por la violencia, la pobreza urbana y rural, comunidades indígenas y negras, inseguridad ciudadana, economías agrarias de subsistencia, producción agrícola y ganadera, hidroeléctrica de Urrá, parque nacional natural Paramillo, fuentes de agua, conflictos armados y sociales, participación y control ciudadano, movimientos y grupos políticos, para citar unos pocos.

Fueron tantos los temas y tan complejos que exigieron nuevos compromisos. Desde entonces, en estos 10 años transcurridos, continuaron produciendo conocimiento, sistematizando experiencias, presentando propuestas aún en medio del miedo que producen el  conflicto y la inseguridad. En la actualidad estos trabajos son más valorados por personas, universidades, instituciones y organizaciones nacionales e internacionales. Los buscan en libros, revistas, semanarios virtuales, periódicos locales y nacionales, internet, conferencias, encuentros, cursos, publicaciones diversas. Es posible que los políticos y gobernantes los conozcan pero las oportunidades de compartir con ellos son escasas.

Ahora, con el Foro Córdoba 60 años, estamos llamando a personas, organizaciones y gremios con conocimientos y propuestas que nos ayuden a entender mejor lo que está sucediendo y lo que debemos hacer para ayudar a mejorar las condiciones de vida de la mayoría de la población. Le hemos ofrecido al señor Gobernador nuestro concurso para trabajar juntos con los equipos que están elaborando el Plan de Desarrollo Departamental. Durante estos meses estaremos presentando nuestros análisis y propuestas para que sean conocidas y debatidas por el mayor número de personas posible.

Nos preocupa que el departamento no esté integrado, ni siquiera las zonas que lo componen: Sinú, San Jorge, Costanera y Sabanas. Las cuencas de los ríos Sinú y San Jorge las hemos dividido en secciones de alto, medio y bajo. Ahora no entiendo que hemos ganado con esta división si ni siquiera hemos logrado la integración de los municipios que hacen parte de ellas. Es cierto que ha habido intentos y pocos  logros de integración en el alto San Jorge, el alto Sinú, la costanera y el bajo Sinú pero no los han mantenido mucho tiempo con excepción de Asomcaribe, la asociación de municipios costaneros que la sostuvieron durante 11 años. Hoy hablamos del sur de Córdoba, integrado por los municipios Tierralta, Valencia, Montelíbano y Puerto Libertador pero sin integración entre ellos a pesar de algunos esfuerzos que se han hecho.

Los grupos políticos tienen mucho que ver con esta falta de integración por cuanto convierten los municipios en feudos electorales y los planes de desarrollo que han elaborado las distintas administraciones ninguna ha propiciado la integración del departamento a partir de propósitos comunes que nos unan y no que creen más desequilibrios o desigualdades. Por eso decimos que el Foro Córdoba 60 años es Por Córdoba integrado con visión de desarrollo.

Edición N° 00293 – Semana del 2 al 8 de Marzo de 2012
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus