Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Álvaro Uribe Vélez y sus malas compañías

  Luis Eduardo Celis
  Coordinador de incidencia política - Corporación Arco Iris
   
 

No hay semana en que el país no discuta sobre las valoraciones de Álvaro Uribe, los escándalos en que están envueltos sus colaboradores, los hechos sucedidos en diferentes momentos de ejercicio de la administración pública; desde los ya lejanos inicios de los años 80 cuando fue Director de la Aerocivil, hasta su Gobernación de Antioquia a finales de los años 90 o sus dos períodos presidenciales, es un hombre rodeado por la controversia y por la sombra de hechos delictivos y criminales, el siempre encuentra argumentos para mostrarse como un hombre inocente y libre de responsabilidades, pero en el país hay quienes lo ven como un salvador y otros como un criminal y en los intermedios hay muchas matizaciones, pero siempre se atiza la controversia sobre el hombre y sus ejecutorias.

Álvaro Uribe Vélez  tiene demasiados temas polémicos a su haber, una biografía de Joseph Contreras - Corresponsal de Newsweek  y catedrático de la Universidad de Harvard, con la colaboración de Fernando Garavito, describe de manera detallada la vida de Uribe Vélez y deja planteados múltiples interrogantes sobre sus vínculos con los mundos oscuros de la ilegalidad, de hecho el titulo de la Biografía no deja dudas sobre las conclusiones a las que llegaron tras este trabajo biográfico: “El señor  de las sombras”, es un trabajo del año 2002 y bien vale la pena volverlo a mirar o leerlo por primera vez:
http://liportal.inwent.org/fileadmin/user_upload/oeffentlich/Kolumbien/20_geschichte-staat/biograf_a_no_autorizada_de__lvaro_uribe_v_lez.pdf

Son tantas las preguntas sin respuesta, sobre Álvaro Uribe Vélez, que hasta en las agencias de inteligencia de los Estados Unidos aparece reseñado en informes que fueron desclasificados siendo presidente de la República y que en su momento volvieron a colocar las dudas sobre los vínculos de su padres y sus hermanos con la mafia narcotraficante, señalamientos de los que en su momento se defendió, pero sobre los cuales siguen pendiente muchos interrogantes y dudas para los interesados en estos reportes y las correspondientes aclaraciones de Uribe Vélez las pueden consultar en: http://www.gwu.edu/~nsarchiv/NSAEBB/NSAEBB131/index.htm Álvaro Uribe Vélez, llegó a la Presidencia por las circunstancias históricas de un país agobiado por la violencia de las guerrillas y con un poder paramilitar consolidado en un tercio del país, ofertó derrotas de las primeras y desmonte de los segundos, pero ni lo uno ni lo otro se logró plenamente en ocho años de Gobierno, el balance de su obra es demasiado controversial y logró un respaldo ciudadano impresionante a pesar que todos los hechos muestran un grave deterioro de las practicas democráticas.

Hoy, son múltiples los funcionarios de su Gobierno que están investigados y procesados por la justicia: Andrés Felipe Arias, Jorge Noguera, Bernardo Moreno, María del Pilar Hurtado, Luis Carlos Restrepo, Edmundo del Castillo, Diego Palacio, Salvador Arana, Juan José Chaux, José Miguel Narváez, los generales Rito Alejo del Río y Mario Montoya, su primo Mario y su hermano Santiago, por no mencionar la lista de más de cien parlamentarios vinculados con el paramilitarismo y quienes lo apoyaron en su disputa por la Presidencia, o los insistentes rumores o no tan rumores, de sus vínculos con jefes paramilitares, de los cuales hasta el día de hoy sólo ha reconocido una relación con Salvatore Mancuso, en su condición de ganadero y  no más.

Los últimos escándalos fueron con una sobrina y una cuñada – a quien no reconoce-  Dolly Cifuentes Villa y Ana María Uribe Cifuentes, a quienes se les acusa de estar vinculadas al Cartel de Sinaloa y quienes fueron capturadas a inicio de año y están solicitadas en extradición por los Estados Unidos al igual que el general de la Policía Mauricio Santoyo, quien ejerció como jefe de seguridad de la Presidencia de la República, entre 2002 -2008, temas nada menores y que nuevamente vinculan al ex presidente Uribe, con hechos delictivos a través de familiares y colaboradores cercanos, nuevamente Uribe Vélez ha colocado la cara para desvirtuar los argumentos que le atribuyen responsabilidades, bien sea por acción u omisión.

De un hombre público como Álvaro Uribe Vélez, quien representa unos intereses en la sociedad colombiana afincados en un orden social con arraigo en el campo del latifundio ganadero y los grandes proyectos agroindustriales, que excluyen al campesinado y muestra de ello fue la gestión de su ministro Andrés Felipe Arias con Carimagua y el AIS, como dos botones de muestra, se seguirá hablando y controvirtiendo políticamente lo cual es sano en una democracia precaria como la colombiana, lo que aún no está para nada claro es si del debate político se pasará a las acciones judiciales, o por lo menos a una mayor clarificación de las responsabilidades administrativas y del comportamiento de un colombiano sobre el que cada día hay nuevas y más dudas sobre su desempeño como ciudadano y como líder político.

Edición N° 00308 – Semana del 22 al 28 de Junio de 2012
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus