Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Las elecciones del domingo:
con un panorama más claro la decisión es suya

  Felipe Jiménez Ángel
  Coordinador del Observatorio de la Democracia de la Misión de Observación Electoral MOE - @felipeangell
   
 

A 5 días de la elección del nuevo Gobernador del departamento del Valle, el panorama político permite evidenciar algunos consensos: para muchos vallecaucanos los tres candidatos no cumplen con las expectativas requeridas para llevar las riendas del departamento; la Unidad Nacional, hoy resquebrajada en su totalidad a cuentas del engendro de la reforma a la justicia, está volcada apoyando a Ubeimar Delgado que cuenta con un apoyo electoral muy fuerte a raíz de su tercer lugar en las elecciones del pasado octubre. La coalición del MIO y PIN quiere mantenerse en el poder y sustituir rápidamente a Useche, utilizando su maquinaria electoral y clientelista consolidada hace ya varios años. El Polo Democrático tiene un candidato con buena aceptación, pero sin la capacidad de movilización electoral necesaria para ganar y, finalmente, la opción del voto en blanco con expectativas muy fuertes ha sido atacada por las maquinarias y defendida por algunas disidencias partidistas y sectores que argumentan que ni Francined, ni Ubeimar, ni Carlos González representan el cambió político que demanda el departamento.

Con el poco tiempo que tuvieron, o que les queda a,  los candidatos no fue posible evidenciar con claridad y coherencia las propuestas de cada uno de los aspirantes, el debate fue casi inexistente y se caracterizó no por una confrontación pacífica entre los diferentes programas sino por acusaciones de guerra sucia entre las campañas. Se priorizó activar y aceitar las maquinarias antes que formular y proponer un modelo de desarrollo conciso para el departamento. La crisis de gobernabilidad que vive hoy el departamento del Valle no cuenta con soluciones y acciones estructurales claras por parte de los partidos políticos, pareciera que están más concentrados en obtener votos que en encontrar una salida consensuada al problema de deslegitimación política en el que está inmerso el Valle.

Los retos actuales del departamento son enormes, pocos quieren andar con esa “cruz a cuestas”. Dentro de las dificultades con las que se encontrará el Gobernador electo es la de un departamento que acaba de suscribir un Acuerdo de Reestructuración de Pasivos bajo los términos de la Ley 550. La magnitud de su pasivo no financiero y en especial sus pasivos contingentes se convierten en un factor decisivo en la gobernabilidad de los próximos años. La crisis de la red hospitalaria es evidente, la poca calidad de la educación es indiscutible, los atrasos de la infraestructura son enormes, las secuelas de la ola invernal son monumentales y la legitimidad de las instituciones como la CVC o la Licorera es muy cuestionable.

En una contienda electoral, adicional a la disputa del poder entre distintas fuerzas políticas, está en juego el modelo desarrollo que primará en el territorio. El debate no se ha centrado en los problemas antes citados, por el contrario, se ha volcado sobre las diferencias entre la vieja élite vallecaucana (unidad nacional) y el poder emergente del grupo de los condenados Martínez Sinisterra y Juan Carlos Abadía. ¿Quién va ganando el pulso político? Hoy no se tiene claro, pero si es evidente que los únicos perjudicados han sido los vallecaucanos a los cuales los enfrentamientos políticos no les han permitido contar con un gobierno departamental fuerte, capaz de atender todas sus necesidades.

Esta situación ha incidido para que desde la Misión de Observación Electoral –MOE se lograran identificar los municipios que necesitan una especial vigilancia (ver informe: http://www.elpais.com.co/elpais/valle/graficos/grafico-municipios-en-alerta-para-elecciones-gobernacion-del-valle) y exponer los principales aspectos a observar. Las presiones a la ciudadanía para apoyar una candidatura, la compra de votos,  la intervención indebida de servidores públicos en política, la captura de líderes locales por parte de partidos políticos, la violación de topes de financiación y la financiación ilegal fueron algunos de los temas que desde la MOE se identificaron como críticos en la elección del nuevo gobernador.

Sin importar, cuál sea la preferencia electoral es menester ciudadano acudir a las urnas, hay 4 opciones. ¿Cuál es la mejor? La decisión está en la capacidad que tenga el ciudadano de informarse y definir qué es lo mejor para el departamento. La libertad del voto debe sobreponerse ante las ayudas burocráticas, la abstención no debe ser la salida, es una obligación movilizarse y acudir a las urnas no porque un partido político lo pide sino porque el Valle lo necesita.

Edición N° 00309 – Semana del 29 de Junio al 5 de Julio de 2012
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus