Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

La parapolítica una historia de nunca acabar

  Felipe Jiménez Ángel
  Coordinador del Observatorio de la Democracia de la Misión de Observación Electoral MOE
   
 

Las investigaciones sobre las relaciones entre políticos, empresarios y paramilitares no cesan. El 21 de agosto de 2.012 la Corte Suprema de Justicia ordenó iniciar investigaciones preliminares por concierto para delinquir a varios políticos y empresarios de los departamentos de Atlántico, Bolívar, Magdalena y Sucre relacionados con las estructuras políticas de los clanes Name, Gerlein, Guerra, Char y Díaz-Granados.

Desde el inicio de las investigaciones por parapolítica los Congresistas implicados en este escándalo suman 198, de los cuales, el 22% proviene del Partido Liberal, el 19% del Partido Conservador, el 16% de Cambio Radical y el Partido Liberal, el 7% de Convergencia Ciudadana y el 20% restante a partidos que dejaron de existir después de las elecciones de Congreso de 2.006.

El pronunciamiento de la Corte Suprema trae consigo un elemento crucial que da cuenta de la magnitud de la injerencia por parte de los grupos paramilitares en las administraciones departamentales y municipales: ordena de manera tajante abrir investigaciones no solo a Congresistas sino a empresarios, contratistas, ex alcaldes y ex concejales. Tal y como fue revelado por el portal www.verdadabierta.com las aperturas de investigación se extendieron a contratistas del sector salud y educación del gobierno del ex alcalde Guillermo Hoenisberg (condenado por el delito de peculado), a la Corporación Autónoma Regional del Atlántico CRA, al controversial empresario William Vélez y en especial a su empresa Interaseo presente en los departamentos del Atlántico y Magdalena y a una de las figuras más representativas del Clan Name David Name Therán contratista y tío del actual Senador David Name Cardoso.

Por primera vez se ordena abrir investigaciones por nexos con paramilitares a empresas encargadas (mediante de concesiones) de recaudar impuestos municipales como el caso de Métodos y Sistemas en el Atlántico y Registros y Tributos en Magdalena lo que podría evidenciar que este tipo de concesiones fueron vitales en el financiamiento del aparato ilegal de los paramilitares.

Las investigaciones de la Corte en un inicio se enfocaron en develar judicialmente las relaciones entre congresistas y paramilitares, a medida que ha pasado el tiempo la Corte ha empezado a trabajar sobre lo que antes era una verdad popular pero no judicial: la para-economía y la parapolítica en el nivel local.

El fenómeno de la parapolítica no puede catalogarse como un escándalo temporal, desde 2.002 y de manera sistemática han existido Congresistas vinculados a este tipo de investigaciones, el país lleva 10 años y tres periodos congresionales (2.002-2.006, 2.006-2.010 y 2.010-2.014) viendo como un gran número de congresistas pasan más tiempo en la Corte Suprema que en el Recinto del Congreso. Actualmente el 27% de los Senadores y el 13% de los Representantes electos para el periodo 2.010-2.014 se encuentran con investigaciones por concierto para delinquir por sus posibles nexos con grupos paramilitares.

La parapolítica no es un hecho del pasado, la relación entre políticos e ilegales parece ser cada vez más grande, lo que conocimos alguna vez como el fenómeno de la parapolítica  no fue algo circunstancial, la estrategia de la extrema derecha consistió en asociarse con armados y prestar su aparato legal y económico para reestructurar a la fuerza la organización del Estado Colombiano.

Edición N° 00320 – Semana del 14 al 20 de Septiembre de 2012
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus