Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

La Reforma Tributaria profundiza la inequidad del Sistema

  Jorge Enrique Espitia Zamora
  Profesor Universitario
   
 

Hay dos elementos que llaman bastante la atención del Proyecto de Reforma Tributaria: i) Reiterar que Colombia tiene una de las más altas tarifas sobre las utilidades1; y ii) Señalar que Colombia tiene una estructura tributaria regresiva2.

Antes de abordar cada una de estas cuestiones, resulta importante anotar que el nivel de tributación del Gobierno Nacional, el cual responde por cerca del 70% de la tributación del país, ha venido aumentando desde 1990 hasta el 2011 al pasar del 7,6% del PIB a 15,3% del PIB, sin embargo, este nivel de tributación está muy por debajo de los países de la OECD y de la región (p.e. Chile y México) (Cuadro 1).


Ahora bien, el aumento del recaudo fiscal durante el periodo 1990-2011 no ha permitido cerrar la brecha para atender el gasto primario (gasto total sin intereses de la deuda) y, mucho menos, el gasto total (Gráfico 1), e induce a pensar que está a la orden del día la discusión de llevar, por lo menos, a cero la diferencia entre los ingresos tributarios y el gasto primario. Así pues, resulta bastante cuestionable del Gobierno Nacional presentar una reforma tributaria al Congreso de la República que no busque impactar el recaudo, más aún cuando la economía colombiana está creciendo a ritmos superiores o cercanos a su nivel potencial.

De igual manera, el nivel de tributación del Gobierno Nacional Central (GNC) no alcanza para atender las necesidades de sus ciudadanos, los cuales dentro de sus características están: el 40% de la población es pobre; el 57% de las gentes del campo es pobre y, el 23% miserable; y, cerca de 6 millones de personas han sido víctimas de la violencia, todo esto en un país donde el coeficiente de concentración del ingreso es uno de los más altos del mundo (Gini=0.569) (Cuadro 2). El hecho que los ingresos fiscales no alcancen para atender las necesidades básicas de la población y reparar a las víctimas de la violencia, hace aún más reprobable la actitud del Gobierno de no aprovechar su capital político para hacer más equitativo el sistema tributario tanto para las Personas Naturales como las Jurídicas sobre la base de hacer más progresivas las tarifas marginales e incluso acercar la tarifa efectiva a la nominal; más aún cuando en América Latina el tema de la equidad tributaria está en los primeros lugares de la agenda de gobierno3, y el impuesto sobre la renta brinda una oportunidad para mejorar la distribución del ingreso, ya sea por la vía del impacto de la tributación en el ingreso disponible o de la generación de nuevos recursos que vayan a financiar el gasto público social.

La fuente de información

Ahora bien, para discutir cada una de las dos afirmaciones arriba planteadas, la cual es el objetivo de éste aparte, se hará usos del micro-dato de las declaraciones del impuesto sobre la renta para las Personas Jurídicas y las Personas Naturales que la DIAN publica en su página de internet (http://www.dian.gov.co/dian/14cifrasgestion.nsf/pages/).

¿Colombia realmente castiga las utilidades?

 Al comparar las alícuotas que aparecen en los marcos normativos de los diferentes países (Cuadro 3) se observa que las Personas Jurídicas en Colombia se encuentran en la parte superior junto con Estados Unidos, Francia, Italia, Argentina, entre otros. Algo parecido sucede con las Personas Naturales. Así pues, parece un poco sesgado de parte del Gobierno Nacional vender la idea que la alícuota “cobrada” a las empresas en Colombia es bastante alta e implementar una reforma para reducírselas, sin consultar ni siquiera las tarifas efectivas que ellas realmente pagan; y sí buscar profundizar la reforma en las Personas Naturales, argumentando que allí se presenta una alta regresividad, aspecto éste, que es aún más dramático en las Personas Jurídicas.

Para entender el matiz anterior que se observa en el Proyecto de Reforma Tributaria, cabe señalar, que de acuerdo con las declaraciones de renta de las Personas Jurídicas y de las Naturales para 2010 presentadas en 2011, el impuesto sobre la renta gravable (LA) de cada una de ellas fue de 19 y 3 billones de pesos respectivamente; lo cual equivale al 87% y 13% del total ($22 billones).

Ahora bien, cuando se evalúan las declaraciones de las Personas Jurídicas la relación entre el Impuesto a la Renta Gravable (LA) y la Renta Líquida Gravable (RE), que no es más que la definición de la tarifa nominal, es para el agregado del 32.7%. Esta tarifa nominal presenta un valor promedio de 32% y una desviación típica del 3,2%, dando como resultado un coeficiente de variación (volatilidad) del 10%. Para aproximarnos al cálculo de la tarifa efectiva se desarrollan dos ejercicios teniendo como base los datos que se presentan en las declaraciones de renta. En el primero, se calcula la diferencia entre el Ingreso Bruto (IV) y los Costos Totales (CT); encontrándose que la tarifa para el agregado es de tan sólo del 10% con una volatilidad del 56% dada la tarifa efectiva para el conjunto de declaraciones del 15% con una desviación estándar de 8.4 puntos porcentuales. Así pues, la diferencia entre esta tarifa efectiva y las alícuotas que se presentaron en el cuadro 3 difiere sustancialmente.

El segundo ejercicio se realiza teniendo como base los gastos operacionales de administración y los de ventas, que sería como estar incluyendo dentro de los costos totales las erogaciones que realizan las Personas Jurídicas en las actividades de administración ocasionadas en el desarrollo de su objeto social principal así como todas aquellas relacionadas con las ventas. Cuando se relacionan estos gastos con los ingresos brutos que aparecen en las declaraciones de renta el valor para el agregado de las declaraciones es del 24%, sin embargo, hay declaraciones donde esta relación es superior al 50% e incluso alcanza a ser el 98% de los ingresos brutos. Con este segundo ejercicio la tarifa efectiva resultante es aún más baja.

La diferencia tan grande que hay entre la tarifa nominal y la efectiva viene dada por los descuentos tributarios, las exenciones fiscales y las posibilidades que cada uno de los sectores logra a efectos de hacer su propia contabilidad por fuera de los estándares internacionales, todo ello dentro de la capacidad de lobby y el poder político-económico que cada uno de ellos tenga. “Desde el punto de vista de las empresas, la existencia de tratamientos tributarios preferenciales en sus diversas formas, crean distorsiones en la tributación efectiva entre sectores económicos que generan inequidades a nivel sectorial”4. Así pues, la debilidad en equidad y transparencia del sistema tributario colombiano es esencialmente un problema político, de poder, donde los trabajadores han llevado la peor parte y las Personas Jurídicas la mejor tajada: “La intervención de representantes de los diferentes gremios…, dejó evidenciar de una manera transparente y clara tanto para el Gobierno como para el Congreso y la comunidad en general la necesidad sentida de cada sector de proteger sus intereses, pero especialmente la insistencia de cada uno de ellos en que se mantengan los beneficios o tratamientos preferenciales que desde hace varias años vienen aplicando para sus diferentes actividades”5.

En suma, el Proyecto de Reforma Tributaria vende una verdad a medias para emprender, luego, medidas que resultan poco relevantes desde el punto de vista del recaudo como de la equidad manteniendo y profundizando los beneficios a las rentas de capital. Hacer una reforma buscando hacer más progresiva la estructura tributaria, dejando por fuera los ingresos que generan el 87% del impuesto sobre la renta resulta falaz, con lo cual es relativamente fácil de calificarla como regresiva, pues incrementa la carga fiscal a las rentas del trabajo y mantiene los privilegios e, incluso, los profundiza al reducirles las tarifas efectivas a las empresas (rentas de capital).

El sistema tributario colombiano es regresivo y la reforma lo profundiza

El Gobierno Nacional en la Exposición de Motivos del Proyecto de Reforma Tributaria señala que en Colombia el impuesto de renta es regresivo. “Un impuesto se considera regresivo cuando la tarifa efectiva de tributación (impuesto a cargo como proporción de los ingresos) cae conforme aumenta el nivel de ingreso”. Esta característica es bastante evidente en el impuesto a la renta que pagan las Personas Jurídicas.

Cuando se calcula la curva de Lorenz para la diferencia entre los ingresos brutos (IV) y los costos totales (CT) se encuentra que el 10 por ciento de las empresas “más pobres” concentran tan sólo el 2,5 por ciento de esta diferencia, mientras que el 10% “más rico” concentra el 47%.

La diferencia entre los ingresos brutos y los costos totales para los “más pobres” oscila entre 0 y 167 mil millones de pesos al año, mientras que para los “más ricos” esta diferencia tiene un límite inferior de 5 billones de pesos y superior de 43 billones de pesos. Con base en esto, se calculó la tarifa efectiva para cada uno de estos sub-grupos encontrándose que las Personas Jurídicas “más pobres” tienen una tarifa efectiva del 5% mientras que la de los “más ricos” es del 3%.

Será que este tipo de inequidades que se presentan en el impuesto de renta para las Personas jurídicas no deben ser tenidas en cuenta para mejorar la progresividad del sistema tributario colombiano, o será que el gobierno ve como única fuente de alivio su actuación en el 13% del recaudo del impuesto que es la participación que le corresponde a las personas naturales.

Curva de Lorenz para las “Personas Jurídicas”

Edición N° 00324 – Semana del 12 al 18 de Octubre de 2012

1 “Colombia presenta una carga total de impuestos sobre las utilidades muy alta a nivel internacional”. (Exposición de motivos del Proyecto de Reforma Tributaria Pág. 4).

2 “El primer objetivo se refiere a la regresividad de la estructura tributaria. Un impuesto se considera regresivo cuando la tarifa efectiva de tributación (impuesto a cargo como proporción de los ingresos) cae conforme aumenta el nivel de ingreso. Es decir, en un sistema regresivo, la proporción del ingreso destinada al pago de impuestos es más alta en trabajadores con bajos ingresos en relación con aquélla que hacen los trabajadores de más altos ingresos” (IDEM. Págs. 4 y 5).

3 “Dentro de este contexto de cambios políticos y económicos orientados a mejorar el impacto de las políticas económicas en la distribución del ingreso, la cuestión tributaria ha encontrado también en la última década un lugar de significación. Mientras que las reformas de los años 80 y 90 han puesto su énfasis en los aspectos de solvencia y eficiencia de la política tributaria, es evidente que actualmente se observan cambios en este paradigma en el cual la cuestión de la equidad distributiva encuentra un lugar. Así, se observa que la cuestión de la progresividad y redistribución vía tributos es precisamente un tema de análisis y evaluación en el diseño de todas las reformas recientes”. Sabaini, Juan, Juan P. Jiménez y Darío Rossignolo. (2012). “Imposición a la renta personal y equidad en América Latina: Nuevos desafíos”. CEPAL - Serie Macroeconomía del desarrollo N° 119.

4 Exposición de Motivos del Proyecto de Ley “Por medio del cual se sustituye el Estatuto Tributario de los Impuestos Administrados por la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales”, julio de 2006.

5 “Fueron sentidas las intervenciones del sector agropecuario, del sector del transporte, del sector de la cultura, del sector de aerolíneas, del sector financiero, del sector de reforestación, del sector de los servicios públicos,  del sector editorial,  del sector de la construcción, del sector solidario, del sector de zonas francas, todos ellos reconociendo que las distintas reformas tributarias les han otorgado ciertos tratamientos bien sea por efecto de exenciones en el impuesto o desgravamen de ingresos o por otorgamiento de deducciones especiales más allá del pago normal del cien por ciento o por  descuentos tributarios afectando directamente el impuesto o simplemente por manejo de tarifas diferenciales y reducidas frente al común denominador de los contribuyentes, que en la expresión manifiesta a través de dichos foros pretenden desde luego la permanencia bajo dicho esquema tributario”. PONENCIA PARA PRIMER DEBATE AL PROYECTO DE LEY No. 039/06 C 043/06 S “POR LA CUAL SE SUSTITUYE EL ESTATUTO TRIBUTARIO DE LOS IMPUESTOS ADMINISTRADOS POR LA DIRECCION DE IMPUESTOS Y ADUANAS NACIONALES” ACUMULADO PROYECTO DE LEY 03, 031, 061, 136, 159/06(C). COMISION CUARTA SENADO (Efraín Cepeda Sarabia, Juan Carlos Restrepo Escobar, Alirio Villamizar Afanador, Luis Elmer Arenas Parra), COMISIÓN TERCERA CÁMARA (Bernardo Miguel Elías, Santiago Castro Gómez, Ángel Cabrera Báez, Oscar Mauricio Lizcano, Alfredo Cuello Baute, Carlos Augusto Celis), COMISIÓN CUARTA CÁMARA (Alfonso Campo, Erick Julio Morris, Karelly Patricia Lara Vence), COMISION TERCERA SENADO (Antonio Guerra de la Espriella, Gabriel Zapata Correa, Luis Guillermo Vélez, Germán Villegas).

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus