Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Barranquilla desaprueba gestión de la Alcaldesa y del Concejo Distrital

  Fabio Monroy Martínez
  Abogado- Periodista
   
 

Desaprobación ciudadana del 60% de la gestión de Elsa Noguera De la Espriella, alcaldesa de Barranquilla, capital del Departamento de Atlántico, norteña población colombiana bañada por el mar Caribe, indican resultados de encuesta 2012 reveladas por “Barranquilla como vamos”, además, la ciudadanía barranquillera muestra sensación general de inseguridad del 74%. “Barranquilla como vamos”, programa apoyado por El Tiempo, El Heraldo, las Cámaras de Comercio de Barranquilla y Bogotá, la Universidad del Norte, y las fundaciones Corona y Promigas.

Al indagar en la encuesta referida sobre ¿Qué tan satisfecho se siente con la forma como la alcaldía invierte los recursos y dineros de Barranquilla? La ciudadanía en general evidenció su descontento, llegando al sesenta por ciento de desaprobación. Los factores son múltiples y el malestar ciudadano crece cada día por la intransigente determinación de la alcaldesa de cobrar la Valorización II, sin entrar a aclarar los destinos de los cuantiosos recursos obtenidos con el cobro de la Valorización I.

La actual burgomaestre debe saber con claridad meridiana sobre cuáles fueron los usos que les dieron a los millonarios recaudos de la fase I de la valorización por haberse desempeñado como Secretaria de Hacienda en el período inmediatamente anterior en el que Alejandro Char era su jefe en calidad de Alcalde Distrital de Barranquilla, capital atlanticense, en donde sus moradores esperan las explicaciones acerca de la distribución de tan abultadas sumas de dinero recaudadas sin destinación específica.

La percepción de inseguridad alcanza el 74%

“El remanso de paz” como era considerada Barranquilla es cosa del pasado. En meses anteriores se presentó un acalorado debate entre la alcaldesa, Elsa Noguera, con los periodistas de la ciudad por haberlos tildado de “terroristas” e imputarles toda la responsabilidad en la percepción de inseguridad general de la ciudadanía.

A los pocos días de haber lanzado esa acusación al gremio periodístico la primera autoridad distrital se vio en la necesidad de reversarla por la gravedad de la misma.

“Los delincuentes andan sueltos sin que las autoridades tomen cartas en el asunto” acaba de denunciar Próspero Ricardo Díazgranados, padre del administrador de una ferretería baleado recientemente quien falleciera por el atentado del que fuera objeto, el negocio que operaba se encuentra ubicado en la calle Murillo cercano al cruce con la avenida Circunvalar, lugar bastante concurrido y cercano a un paradero del Transmetro (Transporte masivo de la ciudad).

Afirma, además, Próspero Ricardo: “La extorsión es pan de cada día en la ciudad, ante tales hechos definitivamente no sabemos que hacer o cuales medidas adoptar, si quedarnos y hacer frente o seguir sufriendo los desmanes a quienes imponen su ley a la brava con revólver en mano, o antes por el contrario salir de la ciudad de manera definitiva”.

Por su parte, la Policía reconoce la existencia de bandas delincuenciales que hacen su feria por toda la ciudad, desde los barrios estrato 1 hasta los de estrato 6, en los primeros el enfrentamiento entre las bandas es constante y en el cruce de disparos resultan afectadas personas ajenas a sus conflictos. La gravedad del asunto es que hasta menores de edad, entre los 10 y 12 años, participan de las fechorías lo que es reconocido por las autoridades.

Imagen desfavorable de la Alcaldesa y del Concejo

Como coadministradores los concejales de Barranquilla se suman al listado en el que aparece la alcaldesa, Elsa Noguera, con el descontento generalizado de la ciudadanía, contando con guarismos similares: 61% los primeros y 56% la segunda; entre otras causas se encuentran: Poca o nula participación ciudadana en el ejercicio de la administración pública, conforme a los cánones modernos que incluyen presupuestos participativos y alta veeduría ciudadana, ambos aspectos dejados de lado en ésta administración.

En éste aspecto el obstinarse tanto la administración como el Concejo Distrital en escoger como alcaldes locales a sus candidatos predilectos, quienes ya estaban seleccionados como tales y garantizados en sus cargos desde un año antes al proceso eleccionario dejó un mensaje claro al ciudadano común y corriente de que el que manda lo hace así tenga que imponerse con tal de satisfacer sus apetencias y las de sus amistades muy cercanas.

De las cinco localidades en las que se encuentra dividida la ciudad, en todas ellas se presentaron todo tipo de inconformidades y reclamaciones por la manera acomodada en la que manejaron los procesos de preselección de los posibles candidatos (escogencia de las ternas por los ediles locales) y finalmente de la decisión a dedo por la administración central de cada uno de los cinco alcaldes locales, pasando por debates estériles en el cabildo distrital en los que nada hicieron en su gran mayoría los concejales, como dice el común: “Ya estaban cantados los ganadores”.

La meritocracia, de la que quisieron hacer gala en la administración, quedó en el suelo aun cuando habían determinado que el proceso se vestía de tal rigor académico en el que intervinieron prestigiosas instituciones universitarias de alto reconocimiento nacional e internacional, al final todo cuanto adelantaron en estos centros académicos al preseleccionar por puntajes a quienes pudieran integrar y encabezar las ternas no fue tenido en cuenta; sin importar puntajes aparecieron como candidatos quienes obtuvieron cifras ínfimas en sus exámenes, y si se tratara del reconocimiento ante la comunidad por sus servicios prestados los escogidos, producto de todo ese polémico proceso, carecen de respaldo de la ciudadanía.

Si así pretenden desarrollar la democracia participativa y la descentralización administrativa han escogido el camino equivocado, se lo han hecho saber a la alcaldesa y a los Concejales conocedores del tema, como Horacio Brieva, de Protransparencia; Jairo Parada, de la Universidad del Norte; Dina Luz Pardo de Asocentro, ésta última obtuvo el mejor puntaje en la localidad Norte-Centro Histórico y ni siquiera la tuvieron en cuenta para integrar la terna de posibles candidatos para dicha localidad.

 Aun cuando la misma Alcaldesa, Elsa Noguera, reconoce que ha adoptado medidas “impopulares” como la de querer imponer el cobro de la Valorización II, aún sigue en dicha pretensión, es como un tren a punto de descarrilarse, sin marcha atrás. Ojalá rectifique el camino, para bien suyo y de toda la comunidad barranquillera, participativa y descentralizada de verdad.

Edición N° 00331 – Semana de Noviembre 30 al 6 de Diciembre de 2012
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus