Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

La salud continúa como tema prioritario de la agenda pública

  Mauricio Torres Tovar
  MD. Máster en Salud Pública, Docente Posgrados Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca
   
 

Sin lugar a dudas el tema de la salud sigue siendo prioritario en la agenda pública del país. La persistencia de los problemas de salud individual y colectiva producto de la crisis tanto de la política de Estado en salud como del Sistema de Salud, mantienen el tema en el diario debate del país.

En diciembre pasado, el Observatorio de Medicamentos de la Federación Médica Colombiana (FMC) en su Boletín planteó que en el sistema de salud colombiano hay una "catástrofe informática" en el registro magnético de recobros de Fidufosyga, al hallar que un número indeterminado de registros magnéticos en recobros pagados durante la gestión del Consorcio Fidufosyga de más de $10 billones, podían tener valores que duplicaban o triplicaban los pagos, por no identificar con precisión los productos recobrados que siendo POS fueron planteados como No-POS. Esta declaración de la FMC sacó de los chiros al Ministro de Salud el cual descalificó lo informado con sentencias como “el análisis es ligero”, “este tipo de denuncias reflejan un desconocimiento craso del sistema de salud”, “son producto del delirio y la ignorancia”.

Más recientes en el mes de enero, las declaraciones del Ministro de Salud1 en relación a que no existe una crisis de la salud pública, ni en la prestación de los servicios de salud, sino una crisis financiera del sector, generaron una polvareda entre el gremio de salubristas y de sectores sociales, que levantaron su voz contra esa afirmación y se la expresaron públicamente a través de una carta en la cual le sustentan como la situación de la mortalidad materna e infantil, de las enfermedades inmuno-prevenibles y de los niveles de inmunización, la sífilis congénita, la tuberculosis, entre otras, muestran la existencia de una profunda crisis de la salud pública.

Estas situaciones descritas evidencian que sigue dándose una polarización de visiones en relación con el tema de salud en Colombia, entre un sector principalmente institucional, político y empresarial, hoy representado por el Ministro de Salud, que no reconoce la crisis en su profundidad y que sigue defendiendo el modelo de Ley 100, y otro que agrupa sectores sociales, gremiales y académicos, que con evidencias muestra las profundas deficiencias de la actual política de Estado en salud y proponen un nuevo sistema de salud para que realmente se garantice este derecho a toda la población.

Los pulsos actuales

En la dinámica actual de contienda política por el control de la salud en el país entre los dos sectores descritos, se vienen dando una serie de propuestas y decisiones que van definiendo hacia donde se inclina la balanza de la contienda: si hacia los sectores proclives a la salud como negocio o hacia los que la reconocen como bien público y derecho.

  • Pulso entre un financiamiento regresivo de la seguridad social (los trabajadores pagaran el total de la cotización) contra un financiamiento equitativo producto de una tributación progresiva (el que recibe más paga más)

La reciente reforma tributaria ha generado un cambio importante en la manera de recaudar los recursos para el régimen contributivo de salud, al eliminar los aportes parafiscales de los empleadores. Este es un asunto que no ha sido debatido suficientemente y del cual aún no se reconocen sus implicaciones. Lo cierto es que acá se ha entrado a favorecer a los empresarios, con el argumento de que tengan menos impuestos para que generen más trabajo (argumento por demás ya puesto en prueba con la reforma laboral a  comienzo de los 90s que no tuvo efectos positivos sobre el empleo, pero que si precarizo aún más las condiciones laborales).

En este sentido, es muy probablemente que quienes terminen colocando todos los recursos para la seguridad social sean los y las propias trabajadoras, perdiendo con esto un aspecto fundamental de los derechos laborales.

  • Pulso entre una nueva Ley Ordinaria que mantendría el modelo de Ley 100 contra una Ley Estatutaria que puede abrir las puertas al reconocimiento y garantía de la salud como un derecho humano

Las iniciativas en el Congreso de la República en relación a la Ley Estatutaria de Salud no han avanzado y tal como lo ha expresado el Ministro de Salud se le va a dar prioridad a un nuevo proyecto de Ley Ordinaria, que irá en el camino de hacerle ajustes al modelo de Ley 100, pero que no permitirá un cambio de fondo, es decir seguiremos repitiendo las experiencias de la Ley 1122 de 2007 y de la Ley 1438 de 2011.

  • Pulso entre la perspectiva pública de salud de Bogotá contra la perspectiva privada de salud de Barranquilla

Mencionar por último, la iniciativa generada desde el gobierno de Bogotá de hacer un manejo directo del régimen subsidiado sin la intermediación de las EPS, a la cual al parecer el Ministerio de Salud le va a dar viabilidad. El desarrollo de esta iniciativa puede ser interesante en la medida que se podrá hacer una contratación directa entre el ente territorial y la red pública hospitalaria, con lo cual podría garantizarse la estabilidad de esta red y a la vez incorporar un nuevo modelo de atención centrado en la promoción y la prevención, con adecuada capacidad resolutiva. El riesgo acá es que el fracaso de esta iniciativa brinde más argumentos en relación a que lo público no es la salida y se profundice la  opción de la privatización de la red hospitalaria, con lo cual nos iríamos hacia el modelo que hoy tienen Barranquilla de eliminación de la red pública hospitalaria.

Insistir en una nueva política y un nuevo sistema de salud

Frente a la situación de salud que no se resuelve dado que los sectores con mayores recursos de poder no ceden en su forma de comprender y darle salidas, no queda otro camino que el de seguir movilizándose para establecer una nueva política de salud de Estado y un nuevo sistema de salud, lo que demanda acuerdos entre los diversos sectores sociales del país que lleve a configurar un sujeto político con real capacidad de cambio.

En este sentido vale la pena participar en la reunión ampliada el día lunes 11 de febrero a las 8 a.m. en el Hotel Viaggio (Transversal 4 No 43-95), convocada por diversas organizaciones de la sociedad civil, sindicatos, la academia, organizaciones médicas, parlamentarios, organizaciones de usuarios, con el objetivo de realizar un análisis de coyuntura, generar unos acuerdos políticos básicos y establecer un plan de acción para el 2013; e igualmente participar en la jornada nacional de protesta del sector salud el próximo 27 de febrero convocada por diversos sectores sociales, entre ellos los secretarios de Salud y Gerentes de las Empresas Sociales del Estado2.

Edición N° 00338 – Semana del 8 al 14 de Febrero de 2013

Habrá vuelco en el sistema de salud. Entrevista de Yamid Amat. El Tiempo, 12 de enero de 2013. http://www.eltiempo.com/politica/entrevista-de-yamid-amat-al-ministro-de-salud-alejandro-gaviria_12509885-4

Declaración Segundo Encuentro Nacional Secretarios de Salud y Gerentes Empresas Sociales Del Estado. Bogotá. Enero 28 de 2013.
http://www.renovacionmagisterial.org/portada/sites/default/files/adjuntos/2013/02/04/-DECLARACION_ENCUENTRO_REGION_CENTRO_BOGOTA_23_Y_24_ENERO_2013.pdf

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus