Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

100 mil  voces por el agua… un grito de humanidad por la defensa del agua, la vida y el Páramo de Santurbán

  Comité por la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán
   
 

Antecedentes del proceso de defensa del agua y el páramo

Los páramos son territorios únicos y estratégicos en el mundo para la producción de agua y solo existen en cinco países de América Latina.

El sistema biogeográfico Santurbán-Almorzadero, incluyendo toda el área de páramo, sub-páramo, y bosque alto andino tiene 438.300 hectáreas, de las cuales 271.900 son de jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Norte de Santander “CORPONOR”, otras 103.200 hectáreas son jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional de Santander “CAS” y 63.200 hectáreas son jurisdicción de la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga “CDMB”.

La CDMB al declarar el Parque Natural Regional con 11.700 hectáreas solo cobijó el 18% del territorio de páramo que le corresponde proteger y le dejo a las compañías multinacionales mineras el 82% del territorio, para que hagan con él minería subterránea.

En la bio-región de Santurbán - Almorzadero hay 125 lagunas de alta montaña y nacen más de 2.000 quebradas con una oferta hídrica de 176 metros cúbicos de agua por segundo. La CDMB en su jurisdicción tiene 45 lagunas de alta montaña y 441 hectáreas de turberas.

Esta realidad no puede esconderse al tratar de delimitar con líneas y cotas de altura el Páramo, para reducirlo cada día más, debido a las  presiones de los 30 títulos mineros que suman 33.610 hectáreas que poseen las 5 principales multinacionales mineras de la zona, las mismas que viven esgrimiendo el supuesto argumento de la seguridad jurídica de inversión. Desafortunadamente lo mismo sostiene la CDMB cuando señala que estas compañías tienen derechos adquiridos, saltándose decisiones de la Corte Constitucional y el Consejo de Estado cuando dicen que en temas ambientales no hay derechos adquiridos.

Es importante recordar que ninguna de estas cinco multinacionales puede exigir razones de seguridad jurídica porque ninguna tiene licencia ambiental de explotación. Sobre esto la Corte Constitucional, mediante las sentencias C-443 de 2009 y C-339 de 2002 y el Consejo de Estado mediante Sentencia del 12 de agosto de 1999, reiteran que frente a Derechos Colectivos como el derecho a un ambiente sano, no proceden derechos adquiridos. Otra manera como lo explica la Corte es así:

“..Cuando un derecho adquirido se encuentra enfrentado a un derecho ambiental de naturaleza colectiva, si el primero pone en peligro la conservación o sostenibilidad del segundo, siempre la autoridad deberá proteger este último.” (Sentencia C-293 de 2002, M. P. Alfredo Beltrán)

Así las cosas, se tiene que entre las responsabilidades de la CDMB y del Ministerio del Medio Ambiente, está la de no otorgar la licencia ambiental. Las cinco multinacionales (Aux, Galway, Leyhat, Calvista y Eco Oro) pueden tener los títulos mineros y pueden tener la propiedad predial, pero si no tienen la licencia ambiental de explotación, no pueden explotar el oro. Las instancias y las competencias del Ministerio de Minas y Energía son diferentes a las del Ministerio del Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Hay que advertir que si se permite la explotación minera estos territorios en 25 años será un territorio desolado, destruido, contaminado por metales pesados y químicos como cianuro, mercurio, arsénico que son materiales altamente cancerígenos. Todo será saqueo del oro y plata por parte estas empresas multinacionales que no cumplirán los términos de la licencia ambiental, ni el plan de manejo ambiental; se contaminaran las aguas superficiales y subterráneas, y se perderán los caudales hídricos que abastecen el acueducto de Bucaramanga y de los ríos del área metropolitana. Sin contar la problemática social que deja a su paso la minería como bandidaje, violencia, alcoholismo, prostitución, descomposición social y cultural.

El pasado ocho de enero el Consejo Directivo de la CDMB, con la presencia del Ministro de Ambiente y de la directora del Instituto de Investigaciones Biológicas Alexander Von Humboldt, aprobó la declaratoria del Parque Natural Regional -PNR- con 11.700 hectáreas en el páramo de Santurbán la cual fue presentada a Colombia como la solución definitiva para la conservación de esta importante Estrella Hídrica que surte de agua a una población de 2. 5 millones de personas -área metropolitana de Bucaramanga, área metropolitana de Cúcuta y 20 municipios más y un potencial para abastecer a 10 millones más-  y así no poner en riesgo el acceso al agua con lo cual se está confundiendo la defensa del páramo con la declaratoria de un pírrico PNR.

El Comité por la Defensa del Agua y del Páramo de Santurbán y otras organizaciones cívicas han señalado que lo decidido por la CDMB no es tan cierto, porque una cosa es la declaratoria de un pedazo del páramo como PNR, que solo llega a representar el 18% del total del páramo, y otra es proteger y conservar todo el páramo como territorio estratégico para la vida y el desarrollo del  Nororiente Colombiano.

El comité advirtió en comunicación del 14 de diciembre de 2012 a la CDMB que aprobar el parque tal y como en ese momento estaba previsto, de 10.000 hectáreas, era un despropósito con el Páramo de Santurbán, con la vida de la población de la región  y de esta manera se estaría legalizando la intervención y destrucción de los 34 páramos que existen en Colombia, ya que en 21 de esos páramos existen explotación y solicitudes de explotación minera.

Es entonces una realidad que, con el aval del gobierno nacional, “las multinacionales mineras se vinieron con todo…” y van a comprarlo todo para lograr sus intereses económicos extractivistas. Ya se reunieron en Bucaramanga con los gremios y funcionarios públicos en el Club del Comercio, hicieron convenio con las Unidades Tecnológicas de Santander y con la Universidad Industrial de Santander para cooptar la academia, comprometieron al acueducto metropolitano con la siembra de árboles en la quebrada La Baja e intentarán invertir sus mejores esfuerzos en quedarse con toda la gobernabilidad en la región.

Por esta razón, el Comité por la Defensa del Agua y el Páramo de Santurbán1 ha convocado una acción colectiva: la campaña y movilización de “Las Cien Mil Voces por el Agua” para el 15 de marzo de 2013, como acción que permita agrupar en una voz fuerte y clara la exigencia de que los proyectos de explotación de MEGA MINERA salgan del páramo de Santurbán.

Esperamos que sectores juveniles y universitarios, los trabajadores, sectores campesinos, los gremios sociales y económicos, los ambientalistas, los investigadores sociales, la academia, la clase política, los defensores del agua y las sociedad en general del Área Metropolitana de Bucaramanga “AMB”, que conocen los riesgos de que esta región se quede sin acceso a agua limpia y suficiente, se vinculen a esta acción pacífica en defensa del territorio. Así mismo se espera que todos los colombianos se vinculen y participen activamente en este clamor ya que de lo que le sucede a Santurbán le sucederá a todos los páramos de Colombia. Defender al Páramo de Santurbán es cuestión de dignidad, de vida y de soberanía Nacional.

Se ha previsto para la realización de esta movilización social, desarrollar varias acciones en los cuatro municipios del AMB, entre ella procesos de sensibilización en barrios, colegios, universidades, comunas, asambleas populares, reuniones informativas, boletines, ruedas de prensa, plan de medios de comunicación, preparación de las formas de participación con comparsas, música, carrozas y otras formas de expresión civil.

El comité por la defensa del agua y el páramo de Santurbán convoca a la comunidad santandereana a:

1. Exigir SUSPENSIÓN INMEDIATA de todas las actividades de las multinacionales mineras, en los complejos biogeográficos de Santurbán y Almorzadero, así como en los ecosistemas productores de agua para el consumo humano.

2. Exigir al Ministerio de Ambiente, CDMB, Gobernador de Santander, Procuraduría, Contraloría General y Alcaldes del Área Metropolitana, ejercer las funciones de protección ambiental en defensa de este ecosistema proveedor de agua y de vida, y demandar responsabilidades ante el hecho de haber entregado esta estrella hídrica a las multinacionales mineras.

3. Exigir al Gobernador de Santander RICHARD AGUILAR VILLA y al gobierno Nacional, hacer inversión social y de infraestructura, en la provincia de Soto Norte y no trasladar responsabilidades a las empresas extranjeras.

4. Manifestar públicamente el rechazo ante el Gobierno Nacional y autoridades ambientales, por las pretensiones de explotación minera de empresas multinacionales en estas áreas que proveen agua y vida para el Nororiente Colombiano, participando en la movilización cívica, pacífica, organizada y diversa, de las Cien mil voces por el agua”, a realizarse el próximo 15 de marzo en Bucaramanga y todas las ciudades del país que nos acompañen.2

Edición N° 00342 – Semana del 8 al 14 de Marzo de 2013

1 Conformado entre otros por la Central Ecológica, Colectivo Luis  Carlos Pérez, Compromiso, Corambiente, Fundaexpresión, Cindar, Sociedad de Ingenieros de Santander, Sociedad de Mejoras Públicas, directivos de Fenalco Santander, Universidad Santo Tomas, Diputados de la Asamblea de Santander, CUT Santander, Sintraemsdes, Sintraempas, Minga, Liga de U.S.P.D., Barrio Manuela Beltrán, Colectivo de Estudiantes universitarios, JAC y miembros de las Juntas Administradoras Locales.

2 Comunicado de prensa del comité del 21 de enero del 2013.

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus