Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

La ética del acomodamiento

  Julio César Carrión Castro
  Universidad del Tolima
   
 

¿Dónde dejaste tu inteligencia? ¿Cómo quieres salir adelante sin astucia y simulación? ¡Sigue mi ejemplo! …si quieres ascender tienes que hacer algunos sacrificios.

Mefisto -La carrera de un oportunista-
Klaus Mann

El triste tránsito

Si el estalinismo no hubiese demostrado tan contundentemente su fracaso histórico en la pretensión de construir la nueva sociedad y al “hombre nuevo”; si no estuviese ahí, tan de bulto, su artera falsificación ¿cuál sería la postura, el talante y la retórica de todos esos conspicuos defensores de la “democracia”, o de ese supuesto “socialismo” que se cubre con distintos apelativos para esconder su vergonzante pragmatismo? ¿De todos esos predicadores del desencanto revolucionario? ¿A qué se dedicarían los porfiados críticos de la vieja izquierda, hoy sacerdotes de las terceras vías, del “capitalismo con rostro amable” y de otras novedosas alternativas, si no tuviesen a mano los calificativos de “estalinistas”, “terroristas” o “bandoleros de las FARC” para endilgarles a todos aquellos que no han renunciado a los ideales revolucionarios?

Cualquier militante de la izquierda light, cualquier revolucionario de cafetín o de cátedra, cualquier picapleitos o cualquier escribidor, prevalido de haber garrapateado algunos artículos o libros -que tal vez nadie lea- se cree con suficiente vigor teórico para aplastar, fantasiosamente, a esos “promotores del error” y, desde las trincheras de sus ventajas personales (concedidas casi siempre en el mundillo universitario), despachan olímpicamente a quienes no se amoldan a sus particulares intereses, llamándolos traidores del marxismo o simplemente tildándolos de: ¡estalinistas!.

Trepadores, oportunistas y logreros que han convertido la crítica al autoritarismo estalinista, en un lugar común, en elemento cotidiano de su lenguaje, no sólo para descalificar a los adversarios ideológicos del actual fascismo democrático que gobierna al mundo, bajo la impronta del tardío modo de producción capitalista, sino, como método justificatorio de sus fugas y sus oportunismos.

Les acompaña siempre una pedante palabrería pseudo-inteligente -que siguen presentando como de “izquierda”- y que sólo les sirve para explicar su transfuguismo. Ética del acomodamiento de aquellos que ayer, en el período de ascenso de los movimientos y procesos revolucionarios, fueron de izquierda porque les convenía, y que hoy, ante un supuesto retroceso de las luchas populares se conforman con llamarse liberales, “de centro”, librepensadores, demócratas o “académicos”, a secas. En todo caso les conviene hacer mucha bulla para que se les tome en cuenta, porque en una sociedad de consumidores ellos mismos se han convertido en bienes de consumo, y tienen que hacer grandes esfuerzos para promocionarse y ponerse en venta, y así ganar puntos para su promoción en el escalafón social. Atrapados por la fascinación del poder reivindican cualquier comportamiento y actitud que les facilite sus indeclinables ambiciones. Su actual activismo político se reduce a la más impúdica propaganda de sus “virtudes” y excelencias para ser reconocidos y seguir trepando, poco importa que en el camino hacia el éxito tengan que renunciar a sus anteriores convicciones.

Comprometidos sindicalistas de hace un tiempo, “dirigentes” estudiantiles y profesorales, preclaros revolucionarios y hasta insurgentes, que al calor del establo que ahora les rodea, tras probar el licor de los fugaces triunfos “académicos”, electoreros o mediáticos con que les ha premiado el establecimiento, se comportan como ebrios de fama y de poder y, ansiosos y ambiciosos, de la plata y de los puestos -como lo señalara Orlando Fals Borda- desprecian la utopía que antaño decían perseguir y, cautivos de un fingido realismo político que no es más que pragmatismo cínico, posan como conciencia moral de nuestra época, como “maestros éticos” dignos de imitación y encomio, cuando lo suyo no es más que el triste tránsito de los planteamientos revolucionarios hacia la total identidad con las posturas de derecha.

Edición N° 00364 – Semana del 16 al 22 de Agosto de 2013
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus