Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Disminuye el desempleo, permanece la precariedad laboral

  Carmen Lucía Tangarife
  Escuela Nacional Sindical
   
 

Los últimos datos publicados por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), para el mes de septiembre, indican una disminución en la tasa de desempleo nacional al ubicarse en 9%, siendo la más baja de los meses de septiembre de los últimos 12 años. Lo que representa un total de 2.084.000 desocupados a nivel nacional. En el caso de la tasa de ocupación, ésta se ubicó en 58%, aumentando en 0,7 puntos porcentuales con respecto a la presentada en septiembre del año anterior cuando se ubicó en 57,3%. Para este mes el total de ocupados fue de 21.123.000 ocupados.

Sin embargo, a pesar del buen comportamiento que ha presentado la tasa de desempleo, es necesario analizar la calidad de los empleos que se están generando, pues en el país se ha presentado una proliferación de formas “atípicas” de contratación que precarizan la mano de obra, la informalidad permanece para casi la mitad de los ocupados, el subempleo sigue muy alto, los ingresos de los trabajadores son precarios y los empleos se están creando en ramas de actividad económicas que se caracterizan por altos niveles de informalidad, como es el caso del comercio, hoteles y restaurantes y los servicios sociales, comunales y personales.

Para el tercer trimestre de 2013, julio-septiembre, se encontraban en total 21.145.000 ocupados. Cuando se analiza la ocupación por ramas de actividad económica, se encontró un crecimiento en la ocupación en Comercio, hoteles y restaurantes (5,4%), Servicios comunales, sociales y personales (7,0%), ambas ramas caracterizadas por condiciones de informalidad y precariedad, mientras que el empleo en la industria manufacturera, rama donde más trabajadores asalariados pueden encontrarse, presentó un decrecimiento (-2,7%).

Al mirar la ocupación por posición ocupacional se tiene que son dos posiciones las que concentran el 78,7% del total de ocupados, empleados particulares (36,3%) y cuentapropistas (42,4%), siendo estos últimos 8.976.000 ocupados, caracterizados por su informalidad, al punto de que más del 80% no cuenta con la afiliación a la seguridad social. En el caso de la informalidad, para el trimestre móvil junio-agosto, ésta fue de 49,6%, que equivale a 5.088.000 trabajadores, presentando una marginal disminución con respecto al mismo periodo del año anterior cuando la tasa de informalidad era de 51,0%.

Por otro lado, cuando se analizan los ingresos de los ocupados, la información evidencia que el trabajo no está siendo una fuente de ingresos que permita llevar una vida digna para los trabajadores, ya que el 55,1% de los ocupados, en 2012, recibieron menos de un salario mínimo mensual legal vigente (smmlv), población que se incrementó con respecto a 2011 cuando era el 49,2% de los ocupados, es necesario profundizar en las causas de esta situación, de cara a establecer mecanismos que la reviertan.

En conclusión, se evidencia una disminución de la tasa de desempleo, pero continúa la precariedad laboral, pues se está presentando una generación de empleo en el mercado de trabajo que sigue castigando la calidad de los mismos, la informalidad no sufre cambios sustanciales y se acentúa la precariedad en la remuneración laboral. Por lo anterior, es necesario que el Gobierno Nacional realice más esfuerzos que garanticen trabajos en condiciones decentes para una vida digna.

Edición N° 00376 – Semana del 8 al 14 de Noviembre de 2013
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus