Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Uribe Vélez contra las Farc, las Farc contra Uribe Vélez, Uribe Vélez contra Santos: Uribe Vélez contra Uribe Vélez

  Arturo Cova
  Colaborador – Semanario Virtual Caja de Herramientas
   
 

Álvaro Uribe Vélez es reconocido como un personaje de talla mayor en la reciente vida política colombiana. Desde muy joven irrumpió en actividades políticas como miembro del Partido Liberal enfrentando con dureza a la izquierda en las agitadas y tumultuosas asambleas estudiantiles de la Universidad de Antioquia. Allí era asiduo lector de Francisco Mosquera, fundador del MOIR, quien contra la lucha armada revolucionaria esbozaba una propuesta de “resistencia civil y lucha de masas” que -según José Obdulio Gaviria- fue acogida en su fuente y esencia por nuestro “héroe nacional”, el “mejor colombiano” –según History Channel.

Como es natural este notorio personaje ha sido sometido al más riguroso análisis radiológico sobre su trayectoria, la cual ha sido escudriñada paso a paso, detalle a detalle, en dos biografías, una El señor de las sombras (2002), investigación realizada por Joseph Contreras y Fernando Garavito quien murió en un accidente de tránsito en Estados Unidos donde se hallaba asilado,  y el Narco N° 82, investigación de Sergio Camargo (2007). Como complemento se encuentra el registro consignado en el célebre libro A las puertas del Ubérrimo (2009).

Su espíritu altivo y agresivo marca su peculiar carácter que acompaña de una postura erguida y altanera que algunos ven como la de un “valiente peleador”. En verdad Uribe Vélez gusta en ciertos círculos porque es un “guerrero”. En su momento un alto oficial declaró: “nunca antes las Fuerzas Armadas de Colombia habían sentido que eran dirigidas por un verdadero comandante en jefe”. En un momento de reato como Presidente declaró tener “piel de tigre” sobre sus hombros y que si por él fuera empuñaría las armas. Su obsesión como militante es luchar contra la guerrilla de las Farc. En cuanto a sus sentimientos mutuos Uribe es a la Farc lo que las Farc son a Uribe. Su límpida conciencia lo lleva a acusar –sin titubeo– a las Farc de haber dado muerte a su padre, a quien se señala de vínculos con la mafia cuyo capo era don Fabio Ochoa familiar de la madre de Uribe Vélez.  Un helicóptero propiedad de su padre apareció orondo en el complejo coquero del Yarí cuando tropas combinadas -bajo el mando de la DEA-, lo coparon y desmantelaron el 7 de marzo de 1984.

Por norma los atentados contra Álvaro Uribe Vélez son perpetrados por la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, a través de la columna Teófilo Forero Castro, dadas sus diferencias ideológicas y debido a que Uribe prometió –sin éxito– acabarlas manu militare. Es una pelea que casó Uribe Vélez cuando enfrentó cara a cara a un comando guerrillero del EPL que lo extorsionaba. Hizo capturar, detener y juzgar a doce bandidos.

La serie de atentados corresponde a las siguientes fechas: 14 de abril de 2002 en Barranquilla, “le debo la vida a Dios”, dijo Uribe Vélez al otro día de sobrevivir al atentado; el 7 de agosto de 2002 día de la posesión caen cohetes hechizos sobre el Palacio de Nariño; en Neiva dos veces: el 14 de febrero de 2003 y el 21 de abril de 2005 en Neiva, cuando se intentó un ataque al avión presidencial con un rocket M72 de 66 milímetros; se develaron y frustraron el del 15 de junio de 2005 en Puerto Colombia, otro en Florida y Pradera el 20 de septiembre de 2007 , y en Planadas el 10 de junio de 2008 dirigido en persona por ‘Alfonso Cano’.

En el computador de Raúl Reyes muerto en un ataque militar en Ecuador el 1° de marzo de 2008, apareció información relacionada con el asunto de matar a Uribe Vélez. Las Farc son insistentes en rechazar las acusaciones que pesan en su contra por atentar contra la vida de Uribe Vélez, y lo señalan de paramilitar y mafioso. Las FARC han tildado de "montajes mediáticos basados en atentados prefabricados por el Terrorismo del Estado colombiano". La exsenadora Piedad Córdoba también calificó de auto-atentados los ataques contra Álvaro Uribe. La idea de montajes o autoatentados es desmentida con el argumento según el cual “parece imposible creer que el mismo ex presidente Uribe planee poner en peligro su misma vida simplemente para inculpar al grupo narcoterrorista FARC...”.

Viene luego el atentado en Bogotá contra el exministro del Interior, Fernando Londoño. Raudo el ya expresidente Uribe Vélez declara el 17 de mayo de 2012 declaró: uno, que se atentó contra Londoño por su condición de "voz importante de la democracia" y "mojón muy sólido, inamovible, en la lucha contra el terrorismo", para el cual el exministro sería "un estorbo"; dos, como responsable del atentado, Uribe Vélez manifestó que "nunca me ha gustado (la) temeridad, (la) precipitud (sic), pero hay varios temas que permiten llegar a las FARC. Por ejemplo, lo dijo la Policía de Bogotá. Por ejemplo, hay una vinculación entre ese carro bomba que desactivaron en Bogotá y los explosivos contra el doctor Fernando Londoño", y que “es una tecnología criminal tan sofisticada, propia de la instrucción de ETA a las FARC, a la columna Teófilo Forero. En el pasado yo sufrí atentados semejantes y desde allá vengo conociendo que eso lo hace la columna terrorista Teófilo Forero de las FARC", yéndose de frente contra el gobierno de Juan Manuel Santos. Se trata de una andanada sin subterfugios contra las conversaciones secretas que adelantaban el gobierno de Santos con las Farc.

En Buenos Aires, el 22 de mayo de 2012, se desactivó una bomba en el Gran Salón Rex lugar escogido por la organización WON Leadership para un acto en el que Uribe pronunciaría una conferencia.  El 2 de agosto de 2013, 14 meses después, el acucioso penalista de Uribe Vélez, el abogado Jaime Granados, declaró en rueda de prensa que Uribe “me ha autorizado a revelar que cuando hace unos meses hubo un atentado con explosivos en Buenos Aires, en un hotel donde él se iba a presentar, quedó confirmado que dicho atentado fue obra de la Coordinadora Guerrillera Bolivariana”. Y agregó: “Ustedes saben quién es el fundador de la Coordinadora, el Partido Socialista Unido de Venezuela, que es el partido que gobierna a Venezuela”, añadió Granados, sin ofrecer detalles de la presunta organización armada. “Solicité al procurador general la presentación de una petición especial para que, en caso de que los señores Maduro, Cabello o Rodríguez ingresen a territorio colombiano, puedan ser investigados”, sostuvo. También anunció que ampliará una denuncia ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para que dicte medidas cautelares en favor del expresidente (2002-2010). Y a la diestra lanza un dardo contra el gobierno de Santos: “El expresidente se encuentra profundamente preocupado que en lugar de que un Gobierno diga que defienda la dignidad de un ciudadano colombiano calle ante este complot que se está gestando y se está mostrando ante ustedes hoy”. En otras palabras: un velado ataque pero certero y profundo versus los diálogos de paz con las Farc.

A fines de septiembre pasado Uribe Vélez en declaraciones publicadas por el blog ‘Mesa redonda contra comunista’  relató haber sobrevivido a 18 atentados contra su vida y afirmó que siguen intentando matarlo. A sus escasos 61 años afirma ser “un sobreviviente, por milagro”. Los esquemas de seguridad que rodean al político contradictor de los diálogos de paz en La Habana, cuentan con un dispositivo de protección que integra 300 funcionarios.

Según la página Analítica las Farc habían fallado un plan para atentar contra la vida de Álvaro Uribe Vélez en julio pasado, y en documentos interceptados –“que el gobierno de Santos conoce muy bien”– se filtró la información de que las FARC le colocarían un carro bomba. En octubre ocurrió el affaire del barco norcoreano con armas de Cuba hacia Ecuador, parte de ellas –asevera esta fuente– para las Farc, interceptado en el Canal de Panamá.

Ad portas de anunciarse el acuerdo sobre participación política entre el Gobierno y las Farc dado a conocer el 6 de noviembre, desde uno de sus refugios, esta vez en Rionegro, Uribe Vélez congruente con su forma de actuar, disparó dos trinos del siguiente tenor: “Nuestro gobierno desmovilizó 18 mil guerrilleros sin la impunidad, sin el show político, sin la elegibilidad de 30 o más que están en La Habana”; “Desmovilizamos 18 mil guerrilleros sin la impunidad ni la elegibilidad que ofrecen a las 8 mil que quedan”.

Acto seguido Juan Carlos Pinzón, ministro de guerra de Santos, el 12 de noviembre pasado informó que la inteligencia policial detectó un plan de la infaltable columna móvil Teófilo Forero de las Farc para atentar contra la vida de Álvaro Uribe, “por lo que se ha ordenado reforzarle las medidas de protección”, y que según el ministro, “detrás de esa tentativa de ataque está la considerada como una unidad de elite guerrillera y responsable de cruentos hechos, como el atentado contra el club El Nogal de Bogotá en 2003 en el que hubo 36 muertos y 166 heridos. La Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación están evaluando la información hallada", agregó Pinzón.

Como se sabe el expresidente Uribe Vélez es el más grande opositor del eventual proceso de paz en el que trabajan el Gobierno de Santos y las Farc en los diálogos de La Habana hace tres años. El candidato al Senado por el Centro Democrático, José Obdulio Gaviria, quien funge como su alter ego, fue un poco más allá y dejó entrever una alianza entre Gobierno y Farc en ese presunto hecho. El infauto estratega trinó: "Traducción de amenazas de la Teofilo: @JuanManSantos y @FARC_COLOMBIA van a parar la campaña de @AlvaroUribeVel cueste lo que cueste".

El pasado 18 de noviembre el expresidente Alvaro Uribe Vélez contradijo unas declaraciones por Teleantioquia del presidente de la república, Juan Manuel Santos, en las cuales sostuvo que el atentado fraguado por las Farc en su contra era “un asunto viejo”, pues, según dijo, se conoció desde cuando se desempeñó como Ministro de Defensa. Uribe Vélez afirmó que no entendía qué pretende el presidente Santos al decir algo contrario a lo publicado la semana pasada por su gobierno: “Si su intención es ocultarle delitos a Farc para avanzar hacia el acuerdo de impunidad, no necesita hacerlo conmigo, jamás he pedido cambiar el rumbo por hechos relativos a mi persona”, “grave sí es que le sigan ocultando a Farc el asesinato de policías y soldados, la destrucción de infraestructura y el reclutamiento de niños, centenares solamente en el último año”, indicó Uribe en un comunicado.

Y para terminar este tan entretenido como escabroso recorrido en torno a las trapisondas, artimañas y torcidos procederes de nuestros estrambóticos personajes, dejamos entonces a los aguzados lectores la críptica tarea de atar cabos y escarbar sus propias conclusiones…

Edición N° 00378 – Semana del 22 al 28 de Noviembre de 2013
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus