Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

El aporte del centro de pensamiento y seguimiento al diálogo
de paz de la Universidad Nacional al cierre de medio siglo
de conflicto armado

  Luis Eduardo Celis
  Investigador en Derechos Humanos
   
 

Con la apertura del proceso de diálogos y negociaciones entre el gobierno colombiano y las FARC, con el propósito de cerrar, mediante la construcción de un acuerdo, medio siglo de enfrentamiento armado, la Universidad Nacional, bajo el liderazgo del maestro Alejo Vargas y el apoyo del Sr. Rector Ignacio Mantilla, decidieron constituir El Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, que ha desempeñado un papel de primer orden en promover los intercambios sobre los temas de la agenda acordada por el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos y las FARC.

Por acuerdo de las partes, el Centro de Pensamiento y Seguimiento al Dialogo de Paz, junto con el sistema de Naciones Unidas en Colombia, han convocado y desarrollado cuatro foros en lo que han convocado a una pluralidad social, gremial y política para presentar propuestas sobre los temas acordados por FARC y gobierno Colombiano. En diciembre, hace un año desarrollaron el Foro sobre Desarrollo Agrario Integral, en el mes de abril, el Foro trato la temática de participación social y política; entre septiembre y octubre trabajaron el de drogas y cultivos en dos partes, un foro en Bogotá y un Foro en San José del Guaviare, de estas iniciativas han salido unas memorias que recogen miles de propuestas, que de manera organizada han sido entregadas de manera ordenada a la mesa, como insumos para su trabajo de concertar caminos de reformas en cada uno de los grandes temas que están en el origen y permanencia del conflicto armado, como lo han sido los desarreglos en el campo colombiano; la inexistencia de un sistema de competencia política con garantías, transparencia y en el que no haya lugar para las violencias.

Cuando se pensó en el diseño del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, el núcleo de maestros y maestras que lo integran y con el liderazgo del Maestro Alejo Vargas, se afirmaron en las siguientes consideraciones:

El acuerdo para una negociación que lleve a la terminación del conflicto interno armado entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC –y eventualmente también con el ELN-, constituye un punto de clivaje en la agenda política y social del país y abre la puerta a la posibilidad de dar fin a este prolongado enfrentamiento armado interno, una de las mayores problemáticas que ha afectado al país y a la región durante las últimas cinco décadas.

Dado el carácter prolongado del conflicto, su degradación y los impactos en la población civil, los diálogos de paz constituyen una oportunidad histórica para dar punto final a la confrontación, pero también para la definición de aspectos políticos, económicos y sociales fundamentales para el desarrollo y el futuro del país. Por ello, la participación de los diversos sectores de la sociedad civil es clave para la superación de la guerra; sobre todo para la construcción de la paz y alternativas en un escenario de post conflicto.

En este contexto, la universidad Nacional, como universidad del Estado y de la Nación, no puede ser indiferente a este proceso o actuar tan solo como observadora. A partir de la investigación y el conocimiento acumulados, la academia tiene mucho que aportar a este proceso, desde la caracterización de las problemáticas a ser abordadas en el marco de la negociación hasta la formulación de propuestas viables para la resolución de éstas y en lo relacionado con el postconflicto, con base en una perspectiva plural y democrática.

En esta tarea no sólo tiene mucho que decir profesores del campo de las Ciencias Sociales, sino que es fundamental vincular al sector-técnico-tecnológico, sobre todo pensando en el postconflicto que es un campo de la mayor importancia.

Por lo anterior, cobra sentido el establecimiento de un Grupo de Apoyo y Seguimiento al Proceso de Negociación y de construcción de Paz de la Universidad Nacional, que actúe como un “Centro de Pensamiento”, con los objetivos de acompañar y producir Policy Papers en las temáticas que hacen parte de la agenda de diálogo (Política de desarrollo agrario e integral, participación política, fin del conflicto, solución al problema de las drogas ilícitas y víctimas y verdad); constituir espacios de reflexión y debate que no sólo convoque a la academia, sino a los diversos sectores de la sociedad civil, y realizar un seguimiento a la negociación misma.

Ahora, que la mesa que trabaja en La Habana, puede mostrar resultados importantes, habiendo abordado los temas de desarrollo rural integral y participación social y política y trabajando en estas semanas en el tema de drogas,  la posibilidad de que vayamos de manera exitosa a un acuerdo para cerrar el conflicto armado, son cada vez más certeras  y debe seguir convocando el compromiso de las mayorías que en Colombia respaldamos este proceso y esperamos con expectativa que en las próximas semanas se anuncie un proceso con el ELN, lo cual nos colocaría en la senda de un solo proceso de paz, con dos mesas, siendo enorme reto y grandes las posibilidades de que la sociedad Colombiana asuma un nuevo momento de su vida, trabajando por ampliar esta precaria democracia y discutir las bases de un pacto de convivencia y ajustes institucionales, donde no es descartable que estemos caminando hacia un nuevo proceso constituyente, quizás no como mecanismo de refrendación de los acuerdos que se construyan con FARC y ELN, sino como una necesidad global, -lo cual tiene nuevas evidencias, con el atropello cometido por el Procurador al violentar un mandato ciudadano y destituir al alcalde Gustavo Petro- tema por supuesto del mayor calado, sobre el cual hay que seguir alimentando el debate, la controversia y la acción política.

Como un nuevo aporte del Centro de Pensamiento y Seguimiento al Diálogo de Paz, fue presentado hace un par de semanas, el libro Diálogos de La Habana: Miradas Múltiples desde la Universidad que recoge trabajos de varios maestros y maestras de la Universidad Nacional e integrantes del Centro de Pensamiento, son trabajos valiosos, que deben ser trabajados y tenidos en cuenta como insumos para la obra colectiva de pensar y actuar sobre una Colombia que de manera firme, por fin encontró un camino para poner fin al alzamiento armado y emprender una etapa de Transición hacia una Colombia que pueda acordar como emprender las grandes tareas de la equidad, la justicia y la construcción de una democracia de calidad para una nación en paz.

Posdata: acabando un nuevo año, felicitaciones al equipo del Semanario Caja de Herramientas y a sus miles de lectores un nuevo año de logros por una Colombia en Paz.

Edición N° 00381 – Semana del 13 al 19 de Diciembre – 2013
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus