Mapa de riesgo electoral 2014

  Natalia Reyes – MOE
  Germán Robayo – MOE
   
 

Desde el año 2006, la Misión de Observación Electoral –MOE-, viene trabajando por conseguir que las elecciones en el territorio colombiano sean libres, transparentes y competitivas, mediante el acompañamiento a elecciones nacionales, locales, votaciones de presupuestos comunitarios, elecciones de Juntas de Acción Comunal, revocatorias del mandato; monografías regionales y mapas de riesgo electoral. Los Mapas de Riesgo Electorales son instrumentos de análisis político electoral que en contexto de conflicto, violencia y clientelismo permite generar alertas tempranas sobre las amenazas que atentan contra la efectiva realización de elecciones libres, auténticas y transparentes.

Para el año 20141 es necesario señalar que la contienda electoral tiene dos factores distintivos, el primero es el actual proceso de paz que se está desarrollando con la guerrilla de las FARC y la posible inclusión de este grupo armado en política. Y en segundo lugar, la posible reelección del actual presidente, que es relevante dada la nueva normatividad que ha generado y las falencias que se presentaron en el primer proceso de candidato presidente.

Con el fin de entender el origen de los resultados de los mapas y factores de riesgo 2014 elaborados por la MOE, es necesario entender la clasificación de las variables utilizadas. El estudio realizado pretende generar alertas tempranas a partir de los riesgos electorales y por violencia. En cuanto a los riesgos electorales, fueron utilizados las siguientes variables: participación electoral, limitaciones a la competencia electoral, atipicidad en votos nulos y atipicidad en tarjetones no marcados.

Para las variables de violencia se tomaron cuatro indicadores como base de la investigación. La primera son las acciones unilaterales y presencia de grupos ilegales, la segunda es violencia política, la tercera es desplazamiento forzado y cuarto violaciones a la libertad de prensa.

Una de las grandes conclusiones que nos arroja el estudio es que los actores que inciden en los riesgos de fraude electoral pasan de ser los grupos armados ilegales a ser las maquinarias políticas locales. El riesgo de influencia de los factores de violencia en las contiendas electorales ha venido disminuyendo mientras que los factores indicativos de fraude electoral han venido en aumento, lo cual apoya la hipótesis inicial presentada en los mapas de riesgo de las elecciones locales de 2011.

Aunque las autoridades electorales han trabajado por mejorar los controles a los partidos, a las campañas y a los candidatos, mediante la imposición de un régimen de responsabilidad política, la biometría en los puestos de votación, la revocatoria de inscripciones, entre otros, ha sido imposible eliminar de algunas regiones la relación entre caciques políticos y actores relacionados con la ilegalidad.

Otra de las novedades para las elecciones de 2014 es el  cumplimiento de la Ley de Cuotas por parte de los partidos políticos (30% de cada uno de los géneros). ¿Quiénes son las candidatas en las listas al Congreso? ¿Son políticas o son de relleno para cumplir la norma? Son apenas algunas preguntas para el debate sobre una participación política efectiva de la mujer. Por otro lado podemos observar que de los 19 departamentos que no deben cumplir Ley der Cuotas (aquellos que proveen cuatro o menos curules), la proporción de mujeres superior al 30%, sólo se cumple en un departamento.

Riesgo electoral para las elecciones a Cámara de Representantes y Senado 2014

Cabe aclarar que los riesgos para las elecciones a Cámara y Senado se clasifican por separado debido a que las dinámicas políticas son diferentes, basados en que una es de circunscripción territorial y otra de circunscripción nacional.

Los municipios en riesgo para las elecciones a Cámara de Representantes 2014, refleja un leve descenso del 5%, pasando de 407 municipios en 2010 a 386 municipios y la intensidad del riesgo es similar a la evidenciada en 2010. Mientras que para Senado el número de municipios en riesgo aumentó un 38%, pasando de 291 municipios en riesgo en 2010 a 410 municipios en 2014 y la intensidad del riesgo aumenta drásticamente, los municipios en riesgo alto aumentan en un 532% y extremo aumentan en un 725%.

Para Cámara de Representantes en comparación con la elección a Congreso de 2011, 64 municipios aumentaron su nivel de riesgo, 68 municipios mantuvieron su nivel de riesgo, 35 municipios disminuyeron su  nivel y en 216 municipios no tenían riesgo en 2011 y presentan algún nivel de riesgo en 2014.

En cuanto a la distribución territorial del riesgo, encontramos que para Cámara la mayoría de municipios en riesgo están concentrados en los departamentos de Antioquia, Cundinamarca, Nariño, Santander y Atlántico. Los departamentos con mayor proporción de municipios en riesgos son Caquetá, Vaupés, Guaviare, Vichada, Amazonas, Atlántico, Guainía y Arauca, en los cuales la proporción de municipios en riesgo supera el 50%.

Para Senado, es posible evidenciar que la mayoría de municipios en riesgo se encuentran en los departamentos de Antioquia, Nariño, Boyacá y Norte de Santander, mientras que los departamentos con la proporción más alta de municipios en riesgo son Arauca, Guainía, Caquetá,  Amazonas y Norte de Santander. Se destaca que la intensidad del riesgo aumenta, en especial al suroriente de país y que para las elecciones de 2014 hay varias regiones en riesgo electoral las cuales en el año 2010 no presentaron riesgo alguno como el litoral pacífico, el occidente de Nariño, Norte de Santander, Huila y el oriente antioqueño.

Existen 113 municipios en donde se aumenta el nivel de riesgo para Senado desde las elecciones a Congreso de 2011, 80 municipios en donde el nivel de riesgo se mantiene igual, 9 municipios donde el riesgo disminuye y 205 municipios donde no había riesgo en 2010 y actualmente están en algún nivel de riesgo.

El riesgo electoral detectado tanto para Cámara de Representantes como para Senado presenta tres características distintivas, la primera es que el riesgo no se encuentra concentrado de manera fuerte en algunas regiones, sino que está disperso en el territorio nacional, en segundo lugar, la intensidad del riesgo extremo y de los municipios que aquí se ubican aumentó para ambas elecciones y finalmente, la concordancia del riesgo en las dos elecciones es alta, en 260 municipios se presentan los dos riesgos. Los factores que más influyeron en el incremento del riesgo y en la intensidad fueron la participación electoral atípica y la posible manipulación de votos nulos y tarjetones no marcados.

Riesgo de violencia para las elecciones a Cámara de Representantes y Senado 2014

Los mapas de riesgo electoral para 2014 reflejan un número menor de municipios en riesgo asociados a violencia y orden público. Se presenta una reducción frente a 2010 del 7% y frente a 2011 del 13%. La intensidad del riesgo también sigue disminuyendo en los niveles medio y extremo, mientras que el riesgo alto se incrementa un 77%. Sin embargo, el 35% de los municipios del país siguen presentando riesgos por factores de violencia.

Existen 389 municipios en riesgo por factores de violencia, de los cuales el 80% se encuentran ubicados en 14 departamentos, siendo Antioquia el que mayor número de municipios tiene con 49, seguido de Cauca y Nariño con 35. Mientras que los departamentos con mayor proporción de municipios en riesgos son Caquetá, Guaviare y Guainía con el 100% en algún nivel de riesgo.

 Aunque el riesgo por violencia ha disminuido hay varias zonas donde la intensidad es bastante alta, como la frontera entre Antioquia y Córdoba, la línea fronteriza con Venezuela (departamentos de La Guajira, Cesar, Norte de Santander y Arauca), la zona del sur del Meta, departamentos de Guaviare y Caquetá y el litoral pacífico, en especial el Urabá chocoano, Buenaventura y la zona costera del Cauca.

Si bien los municipios en riesgo por factores de violencia se reducen en general, existen dos variables que nos preocupan especialmente, violencia política y desplazamiento forzado. Desde 2010 vienen en aumento los municipios en riesgo por hechos de violencia política, para las elecciones de 2014 ascienden a 131 y las cifras de desplazamiento (obtenidas de la Unidad de Víctimas) siguen siendo alarmantes.

Comparando los riesgos para 2014 con los riesgos para los comicios de 2011, 65 municipios aumentaron su nivel de riesgo, 108 municipios quedaron clasificados en el mismo nivel de riesgo, 92 disminuyeron su nivel de riesgo y en 123 municipios refleja nivel de riesgo.

Riesgo combinado

En 260 municipios del país convergen los riesgos por factores indicativos de fraude electoral y por factores de violencia, de los cuales 54 se encuentran en riesgo medio, 156 en riesgo alto y 50 en riesgo extremo.

Tabla 1: Número de municipios en riesgo por factores electorales y de violencia desde las elecciones de 2007

Nivel de Riesgo

2007
Locales

2010
Congreso

2011
Locales

2014
Congreso

2014 vs 2010

2011 vs 2010

Medio

204

73

89

54

-26%

-39%

Alto

155

61

83

156

156%

88%

Extremo

70

66

69

50

-24%

-28%

Total

429

200

241

260

30%

8%

Fuente: Misión de Observación Electoral.

Mapas de riesgo electoral, elecciones nacionales 2014 es un llamado a los candidatos y partidos políticos para que las elecciones que se avecinan sean libres y transparentes, a los ciudadanos para que su voto sea a conciencia, a los medios de comunicación para que contribuyan a que la decisión de los electores sea bien informada y a las autoridades electorales para que pongan a disposición de la democracia todos sus recursos (jueces, fiscales y autoridades de control preparada).

Un voto tiene poder, es por eso que paralelamente estamos realizando la campaña PILAS CON EL VOTO, que es un portal web donde los ciudadanos pueden reportar irregularidades que se comentan en sus municipios y recibir asesorías jurídicas en temas electorales.

Edición N° 00387 – Semana del 14 al 20 de Febrero– 2014

1 El libro “Mapas y Factores de Riesgo Electoral. Elecciones Nacionales 2014” es el resultado del esfuerzo de varias organizaciones de la sociedad civil y Universidades del país, entre las que se encuentran  la Universidad de los Andes,  Universidad de Bogotá  Jorge Tadeo Lozano, Universidad del Rosario, Universidad Externado de Colombia, Universidad Nacional de Colombia, CODHES, FLIP, CERAC, Dejusticia, bajo la coordinación de la Misión de Observación Electoral y con el apoyo de la Embajada Británica, la embajada de Suecia, USAID, Embajada de España y Konrad Adenauer Stiftung.

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus