Un análisis sobre las elecciones de Congreso desde el sector salud

  Carolina Corcho
  MD Psiquiatra, Vocera de la Mesa Nacional por el Derecho a la Salud
   
 

Los resultados del 9 de marzo fueron preocupantes para el país, en tanto se consolida la Unidad Nacional y se le suma al Congreso una importante cuota uribista, no se renueva el Congreso, salvo algunas escasas individualidades que podrían generar debates interesantes, pero en conclusión el parlamento sigue en manos de las maquinarias de siempre.

Los sectores alternativos a la Unidad Nacional y al Uribismo logran 10 curules en el Senado, tienen el senador más votado con Jorge Robledo, pero en conjunto siguen siendo una minoría que no ha sido capaz de volver a encontrarse en una gran coalición que genere una fuerza política sólida que se oponga al Uribismo y al Santismo, lo que conducirá a que efectivamente el voto en blanco se vuelva una apabullante realidad en las elecciones presidenciales.

El sector salud, que aglutina 300 mil trabajadores más sus familias en todo el país, no logra dar el salto a lo político, a través de la consolidación de candidaturas unificadas y claras, sí lo logra el movimiento agrario, sí lo logra el magisterio que hace mucho tiempo tiene claro que sus aparatos gremiales, sindicales y sus organizaciones deben tener representación en el Congreso y en los órganos de decisión del Estado, han decidido no ser asépticos a la política. En un sólo partido hubo 5 candidatos del sector salud que sumaron 14885 votos, que en el umbral de ese partido hubieran logrado una curul.

Pero la causa continúa, los hospitales siguen al borde del colapso financiero y de prestación de servicios, las EPS siguen apropiándose los recursos públicos y negando servicios, los profesionales de la salud siguen sometidos a la más denigrante explotación durante sus rurales e incluso en cargos regulares, la industria farmacéutica sigue encareciendo los precios de los medicamentos , la gente sigue con barreras de acceso para ser atendidos, los fondos de pensiones siguen sin pensionar a la gente, las administradoras de riesgos laborales continúan sin atender las enfermedades que les corresponde.

Nuestra bandera debe encontrar voceros entre los congresistas electos, algunos de ellos tendrán que volverse espadachines de todas las causas, los congresistas opuestos al dualismo Uribe- Santos, tienen una gran responsabilidad: Oponerse a las políticas de Santos en materia de salud, justicia, educación y agraria, si estas siguen en el mismo sentido que en el 2013, y oponerse a la oposición Uribista al Santismo, 19 senadores rabiosos que llegan al Congreso a desplegar su resentimiento y rencor.

Los electos senadores Iván Cepeda y Claudia López, tendrán la enorme tarea de neutralizar a Uribe y sus 18…, Horacio Serpa reactivar la socialdemocracia del Partido Liberal que en la pasada legislatura actuó bajo posturas neoconservadoras, Antonio Navarro Wolff darle definición a la amalgamada y variopinta Alianza Verde, Jorge Robledo ser la voz de la más clara oposición a Santos (si es relegido) y plantear una postura frente al Uribismo. Y así cada uno en Cámara y Senado debe cumplir un papel como expertos gladiadores en medio de la adversidad.

Ahora estamos frente a las elecciones Presidenciales. ¿Alguna posibilidad de un acuerdo entre los sectores alternativos? No la veo Clara, y esto indudablemente estimulará el voto en blanco que en este momento político podría tener algún sentido.

Pta: Agradecimientos y reconocimientos a todos los candidatos que se lanzaron bajo las banderas de la salud, indudablemente fue un enorme esfuerzo electoral que tendrá que seguirse trabajando de manera unificada a mediano y largo plazo. Indudablemente se logra avanzar en el posicionamiento de este tema en la agenda política del país.

Edición N° 00391 – Semana del 14 al 20 de Marzo – 2014
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus