Día de las víctimas: una reflexión hacia la paz

  Diego Hernán Garzón Plazas
  Politólogo, Especialista en Análisis de Políticas Públicas
   
 

En el año 2011, luego de algunos intentos fallidos, se profiere la ley 1448 conocida como ley de víctimas; dicha ley contiene una serie de medidas transicionales que aunque insuficientes, inician el camino hacia la reconciliación nacional.

El origen del conflicto se remonta a la década de 1940 y entre sus nefastas consecuencias se identifican más de seis (6) millones de víctimas de actos atroces, cruentos e inhumanos en el escalamiento y degradación de los métodos de guerra y violencia.

Uno de los hitos históricos que sin lugar a dudas ha marcado la realidad, social, cultural y política de Colombia, fue el magnicidio del candidato presidencial Jorge Eliecer Gaitán el 9 de abril de 1948.

Teniendo en cuenta lo anterior, el legislativo quiso rendirle un homenaje simbólico a las víctimas declarando el 9 de abril como el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, en donde al Estado le compete la organización de eventos de memoria y reconocimiento de los hechos que han victimizado a los colombianos y al Congreso de la República la realización de una sesión permanente en pleno para escuchar a quienes han sufrido en carne propia las consecuencias del conflicto.

En esta oportunidad, se conmemora el tercer Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, con programación en varias ciudades del país, por ejemplo, la realización de cabildos abiertos en prácticamente todas las asambleas departamentales, la sesión del Concejo Distrital de Bogotá, el Foro organizado por la Alta Consejería para las Víctimas de Bogotá, la Sesión del Congreso de la República y el Foro Internacional organizado por esta misma institución. Todo esto se convierte en una oportunidad para que las víctimas, las organizaciones que las apoyan, las entidades territoriales, las corporaciones públicas, el Gobierno Nacional, y la ciudadanía en general, realicen un balance sobre  la implementación de la ley.

Algunos de los resultados reportados por el Gobierno Nacional, a través de las 51 entidades creadas para estos efectos, que podrán ser evaluados son entre otros: la indemnización administrativa a más de 353 mil víctimas, la situación de 4.133 demandas ante los jueces de restitución de las que se cuenta con 409 sentencia que profieren orden de restitución sobre 877 predios de 20.279 hectáreas, o el estado de las 20.231 reclamaciones de tierras de las cuales 8.373 han finalizado el trámite administrativo, pero de las que solo 5.666 fueron ingresadas al registro de tierras, correspondientes a 274.077 hectáreas para restituir.

Es un hecho que se requieren medidas complementarias para avanzar hacia una reparación verdaderamente integral, pero sobre todo, urgen reformas estructurales para el logro de la paz estable y duradera, pues la paz merece una oportunidad y las próximas generaciones merecen un país en paz, este será nuestro más preciado legado.

Edición N° 00394 – Semana del 4 al 10 de Abril – 2014
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus