La paz de la Corriente de Renovación Socialista 20 años después

  Luis Eduardo Celis
  Investigador en Derechos Humanos
   
 

A la Memoria de Enrique Buendía y Ricardo González

En este abril, se conmemoran 20 años del acuerdo de paz de la Corriente de Renovación Socialista y el estado Colombiano, representado por el Presidente Cesar Gaviria.

20 años de compromiso con la paz, la ampliación de la democracia y el desarrollo regional, han sido las tres grandes causas, que han convocado las energías de los 757 hombres y mujeres, que integraron la CRS y se comprometieron a transformarse de fuerza social y política en armas, en una fuerza civil, para seguir trasegando con sus convicciones y apuestas y a fe que han cumplido, así a unos ochenta, un nuevo ciclo de guerra, luego de firmada la paz, les arrebato la vida, fundamentalmente en las regiones del Caribe Colombiano, donde arrecio el paramilitarismo.

La CRS, fue una separación del ELN, dejo de creer en la acción política con armas y se vino a esta precaria democracia, como parte de la ola de negociaciones que lidero el M-19 y tuvo como referente político la formulación de la Constitución Nacional del 91, a la cual, la CRS, concurrió apoyando la lista encabezada por Alfredo Vásquez Carrisoza y en la cual se sintió comprometida a desarrollar y hacer realidad y que fue un aliciente para salir de la  guerra y nutrir las fuerzas, que sin armas, se comprometían a seguir bregando por una Colombia, justa y con una democracia de calidad.

Luego de 20 años de vida social, política e intelectual, el balance para la CRS, es de logros, limitaciones, búsquedas y nuevas búsquedas, pero siempre perseverando por colocar su impronta en una Colombia que sigue en déficit de democracia y equidad, las grandes causas, que han convocado las energías y esperanzas de las personas que hemos hecho parte de esta historia.

En cuanto a la proyección social de la CRS, esta se concretó en la construcción de la Corporación Nuevo Arco Iris, que ha jugado un papel destacado, aportándole al país análisis e investigaciones de alto impacto nacional, las más destacadas, han sido el aporte sobre los vínculos entre políticos y paramilitares, tema que se sabía, pero que en un trabajo riguroso de documentación y rastreo, se configuro en el gran debate sobre la para-política, que tiene en la cárcel a más de 400 políticos del orden nacional, regional y local, y en donde el aporte de Arco Iris, fue sustancial, junto a la hoy electa Senadora Claudia López. El segundo tema, que Corporación Nuevo Arco Iris, le aporto al país, con cifras, argumentos y mapas, fue la explicación de cómo las FARC logro adaptarse la confrontación militar, que lideró el Expresidente Álvaro Uribe y que hacía poco viable mantener la estrategia de derrota militar y daba nuevos bríos a la alternativa de solución negociada, como la que ahora lidera el Presidente Juan Manuel Santos.

Son muchas las actividades que Corporación Nuevo Arco Iris, desarrolla en los temas de fortalecimiento comunitario, acompañamiento a víctimas, generación de nuevas economías populares, por todo ello se ha ganado un lugar de respeto en el mundo de la promoción social y como centro de pensamiento y debate.

En la participación política, el trasegar de la CRS, se comprometió, con la tendencia de centralización y nuevos agrupamientos, haciendo parte del Frente Social y Político, participando en la constitución del Partido del Socialismo Democrático, con otras fuerzas y expresiones políticas, confluyendo en esfuerzos unitarios para la competencia electoral y siendo fundador del Polo Democrático y en medio de las crisis y controversias políticas, derivando algunos de sus integrantes al Partido Verde, al Progresismo y hoy, participando, algunos y algunas de procedencia en la CRS en la Alianza Verde.

20 años, le han dejado a la CRS, liderazgos públicos consolidados, siendo los más destacados los de León Valencia, firme líder de opinión, Antonio Sanguino, vocero de la Alianza Verde y Concejal de Bogotá y Carlos Caicedo, actual alcalde de Santa Marta, junto a ellos, hay centenares de liderazgos en un amplia variedad de temas y ámbitos de la sociedad Colombiana, donde se siguen desempeñando los firmantes de la paz del 94.

Luego de 20 años, en el corazón y la mente de la vieja CRS, que ya no existe como organización, pero si como hermandad, está la idea de poner su grano de arena en la paz que se está construyendo con el ELN, en la cual nos sentimos comprometidos, con respeto pero con la firme convicción de que igualmente es necesario, deseable y posible que un ELN, se reconvierta en fuerza civil y sin armas siga buscando sus convicciones, en una Colombia que sigue siendo profundamente inequitativa y con una precaria democracia.

Edición N° 00395 – Semana del 11 al 17 de Abril – 2014
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus