El derecho a una ciudad más humana:
proyecto jóvenes constructores de paz y defensores de la vida

  Lina Macías
  Asesora – Área Económico Social Corporación Viva la Ciudadanía
   
 

“Una sociedad que aísla a sus jóvenes, corta sus amarras: está condenada a desangrarse”.
Kofi Annan

Uno de los principales objetivos que el Plan de Desarrollo se fijó durante estos últimos 3 años, ha sido combatir uno de los peores males que aqueja a la sociedad colombiana: la segregación y la exclusión social como un medio para legitimar la pobreza y altos niveles de vulnerabilidad, así como limitar el pleno disfrute de los derechos sociales, económicos y culturales de los habitantes de la ciudad.

A partir de esta reflexión, el Gobierno Distrital ha venido adelantando investigaciones para la identificación de las localidades y los barrios que profundizan dicha condición, así como estrategias de acción con diversas poblaciones, una de ellas, los y las jóvenes de la ciudad. En este sentido, el pasado 3 de Junio del presente año, se realizó en la localidad de Diana Turbay el lanzamiento del proyecto Piloto “Jóvenes constructores de paz y defensores de la vida” donde se pretende formar a 220 jóvenes de 4 localidades (Ciudad Bolívar, Rafael Uribe Uribe, San Cristóbal y Usme) y 5 Unidades de Planeación Zonal priorizadas (Libertadores, Tesoro, Diana Turbay, La Flora y Danubio) priorizadas en el marco del Plan de Seguridad Humana 75 que ha venido desarrollando la administración distrital,  en capacidades ciudadanas y liderazgo social, contribuyendo desde allí a la convivencia y la solución pacifica de los conflictos en sus respectivos territorios, aportando de esta forma al fortalecimiento de la democracia en la ciudad desde el ámbito local. Este proceso apunta a brindarle a los/as jóvenes, herramientas para consolidar espacios de discusión de lo público e insertarlos en escenarios de planeación y decisión sobre su comunidad, lugares que regularmente han sido ajenos a sus necesidades e intereses, pero que bajo la coyuntura actual, es clave resignificarlos e insertar a dichos actores sociales para la construcción de la paz.

En el evento participaron colegios, colectivos culturales de RAP, Artes Escénicas, Break Dance, Grafitti, etc., así como la presencia de diferentes proyectos liderados por la alcaldía y organizaciones sociales, donde los jóvenes hicieron intervenciones planteando al Alcalde Gustavo Petro y su equipo de Gobierno, diferentes preocupaciones que como jóvenes vivencian en las 5 localidades: por ejemplo, la necesidad de visibilizar los procesos de organización social que vienen adelantando con grupos culturales, políticos o sociales, con un debido acompañamiento y articulación permanente con la institucionalidad, clave para darle legitimidad y continuidad a las apuestas de resolución de conflictos y convivencia en la localidad; discutir con las autoridades pertinentes los programas de seguridad que se han venido desarrollando y como es necesario plantear los límites y alcances de la fuerza pública en su relación con los y las jóvenes; ofrecer a los jóvenes verdaderas oportunidades de trabajo, educación y salud gratuita, de calidad, debido a que aún no es suficiente en cobertura y acceso para los jóvenes el disfrute de dichos derechos fundamentales. Finalmente, los jóvenes solicitan que este tipo de proyectos tengan continuidad a partir del diseño de una infraestructura y el direccionamiento de recursos por parte de la administración, para darle continuidad a los procesos sociales que comienzan a partir de esta experiencia en dichos territorios, así como seguir generando sinergia con la comunidad y articulación con las instituciones distritales.

Sobre estas inquietudes, el Alcalde, enfatizo el compromiso de este Gobierno con brindarle a la ciudadanía, mecanismo y programas que ayuden a ir eliminando los índices de violencia y de exclusión social, sobre la cual estas localidades ha venido desarrollándose y la reivindicación de la presencia real de la institucionalidad en estas zonas.

Visibilizamos esta experiencia, como una oportunidad política y una experiencia democrática clave para avanzar en la construcción de paz que tanto anhela el país, sin olvidar, que dichos procesos sociales solamente podrán permanecer en el tiempo a partir de un compromiso real y articulado de la institucionalidad, viabilizando la política pública para los y las jóvenes que en anteriores oportunidades se ha venido discutiendo, pero que aún no tiene la infraestructura necesaria para posicionar a los jóvenes como actores sociales participes de los asuntos públicos de la ciudad.

Edición N° 00402 – Semana del 6 al 12 de Junio – 2014
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus