Zurdo contrariado

  Mauricio Castaño H.
  Historiador – http://colombiakritica.blogspot.com/
   
 

Del abajo infernal, al arriba celeste; de los pies que viven en la inmunda tierra, a la cabeza pensante que se eleva hacia los cielos. Así enseña la mítica, la preferencia por un arriba y el desprecio por un abajo. La ideología  continuó esa tradición, conocida es la variante de la toma de partido por la derecha en menoscabo de la izquierda. Los escolares zurdos eran obligados con la violencia decidida del docente a volverse diestros, a volverse normales derechosos. La justicia yerra según su imagen publicitaria de balanza equilibrada mientras la palabra misma derecho la hace inclinarse hacia una sola mano. Aún la terca ignorancia discrimina la obvia unidad: lo expresivo es función del lado izquierdo cerebral, la motricidad del derecho, y más que defecto es una disposición funcional complementaria, los diestros son complementados por la izquierda. Y los zurdos son diestros del otro lado. Pero también son diestros. No llevan una mano cadavérica, como los diestros.

El zurdo contrariado es complementado, su mano derecha es solidaria de la izquierda, fina motricidad, como en la escritura descentrada con los modernos teclados que posibilitan escribir a dos manos y a diez dedos, y mejor aún en el piano, manos y dedos danzan, se entrelazan, intercambian, se mezclan como si hicieran el amor: abandono de la civilización derecha de la estilográfica. “Los llamados Zurdos contrariados viven en un mundo del cual la mayor parte de los otros no exploran más que la mitad…. El zurdo contrariado – completado se desliza constantemente sobre la conexión, práctica cien veces al día el intercambiador por donde el sudor industrioso va hacia las singularidades del arte, por donde el trabajo tonto y testarudo se despliega en obra, por donde las fermentaciones que pudren la tierra terminan en lo universal de la forma pura.” Evidencia Michel Serres en el Tercer Instruido.

En expresión y movimiento se manifiesta la vida. No en vano Universal quiere decir lo único que se vierte en todos los sentidos, unidad de partes. Partir es clave en la enseñanza, quien no se mueve, el anclaje lo amenaza con parálisis. El viajero siempre será bienvenido, con sus experiencias de sus distintas paradas que contar. Se aprende en la errancia de rutas nada fáciles, sentido de la pedagogía. Exposición, exponerse a otros, a extrañezas con sus siempre peligros a flor de piel. Toda partida es un nuevo comienzo, un desgarramiento, sin dogmática que inmoviliza, hemipléjicos, nos vuelve torpes. Cuatro exposiciones mayores de la pedagogía: estallido del cuerpo en partes, la expulsión hacia el exterior, la escogencia necesaria de un camino transverso y paradójico.

El zurdo contrariado se parece a una quimera que llevara su alma a la derecha puesto que escribe por el lado de las obras de la cultura y su cuerpo a la izquierda puesto que con ella mantiene sus herramientas para el trabajo que gana la vida…mano para labrar la tierra o seleccionar el grano. Mano para la caricia, lado para el signo y el saludo… izquierda para el balón, derecha para la pluma… mezcla.. donde el rigor se afina en belleza… Serres. En el zurdo contrariado– complementado, confluye la esencia pedagógica:fina motricidad que traza la belleza de la cultura, de una bella estética de la existencia. Y para caminar por esos senderos, por esas travesías, se exige antes que reír, ejercer el pensamiento, en ese sentido de pesar, tasar. Aventura del viajero, se expone a lugares nuevos con los riesgos que ello implica. De todas maneras muy distinto al demagogo que sólo dice alabanzas, palabras engañosas para pobre deleite de sus escuchas.

Edición N° 00407 – Semana del 11 al 17 de Julio – 2014
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus