Unasur y el ex presidente Samper

  Alonso Ojeda Awad
  Ex embajador de Colombia, Director Programa Paz Universidad Pedagógica Nacional
   
 

Son muchas las buenas noticias que alegran la vida de los colombianos, en medio de las dificultades que arrastramos como país en desarrollo. Buenas noticias como los avances de los Diálogos de Paz en La Habana y la articulación pronta a los esfuerzos por la convivencia y la reconciliación que se hacen con el Ejército de Liberación Nacional, ELN.

Pero al lado, las agencias de noticias internacionales han informado del nombramiento del ex presidente Ernesto Samper Pizano como secretario General de UNASUR. Éste hecho tiene significativas repercusiones en las nuevas propuestas sociales que soplan desde los países del sur y que con esta designación cubrirán muy pronto a Colombia.

UNASUR es el acrónimo de la Unión de Naciones Suramericanas, constituida por doce Estados de Sur América, con una población de 400 millones, es decir, el 68% de la población de América Latina. Es un organismo de ámbito e influencia internacional que tiene como objetivo específico construir una identidad y ciudadanía suramericana. Su nacimiento jurídico se remonta al 11 de marzo de 2011 cuando se implementó el Tratado Constitutivo que había sido firmado el 23 de mayo de 2008 en Brasilia y que tuvo como primera presidente pro témpore a la entonces presidente de Chile Michelle Bachelet. El día 4 de mayo de 2010 fue designado por unanimidad Néstor Kirchner ex presidente de Argentina, por dos años como Secretario General.

Desde sus inicios UNASUR se distinguió por asumir posturas políticas que le permiten diferenciarse del eje hegemónico que el Gobierno de Washington impone sobre otro organismo regional internacional como es la OEA. Los gobernantes que le dieron el impulso inicial a este significativo logro internacional de UNASUR, se caracterizan por su autonomía política y por su soberanía económica, pues han demarcado muy claramente sus fronteras con organismos multilaterales de la banca internacional.

Por otro lado, el ex presidente Ernesto Samper es un estadista con vuelo y autonomía propia. Durante su gobierno se caracterizó por una constante vocación de servicio social y por trabajar en el logro de una sociedad pacífica, solidaria e incluyente. Su política de vocación independiente y sus esfuerzos al interior de la Organización de los Países No Alineados, donde ocupó la presidencia del grupo junto con otras naciones como la India y Cuba, no fueron del agrado del gobierno de los Estados Unidos quien se dedicó en su momento a traumatizar sus logros sociales y contó con sectores del conservatismo nacional en esta poca honrosa tarea.

La UNASUR ha manifestado en diversas declaraciones su compromiso por la paz de Colombia y ha ofrecido el territorio de algunas de las repúblicas que la conforman para que en ellas se adelanten diálogos de paz como es el caso ya conocido de la República de Cuba donde se dialoga con las FARC y los nuevos escenarios como Ecuador, Brasil o Uruguay para las futuras conversaciones con el Ejército de Liberación Nacional.

En un importante reportaje que concedió el nuevo secretario General de UNASUR Dr. Ernesto Samper Pizano al diario El Tiempo, publicado el día sábado 19 de julio, manifiesta: UNASUR no debe levantar banderas contra nadie, abre esperanzadoras posibilidades al decir que su llegada a la Secretaría de UNASUR fortalecerá la condición de ser importante escenario de integración política para Latinoamérica. A renglón seguido, manifiesta: El esfuerzo se concentrará en la profundización de una serie de agendas como la reducción de los niveles de pobreza absoluta, lo que tiene un particular significado en la legitimación de la democracia misma.

En relación al tema del manejo de las drogas ilícitas que ha sido una preocupación sistemática en la vida política del mandatario manifiesta: El modelo del manejo de las drogas son opiniones que nacen de las características mismas de la región, de este modo hay tres países que muestran avances alternativos en la lucha contra las drogas, Uruguay en relación a los procesos de legalización de la marihuana, Bolivia en el respeto por el consumo cultural de la coca y Colombia en los propios planteamientos del presidente Santos en la Cumbre de Cartagena. Por otro lado, expresa: UNASUR ha encontrado una línea de centro-izquierda precisamente fortaleciendo la presencia social del Estado en todas las regiones y concluye: “Todos los países conciben que haya una voluntad más fuerte, unos Estados más legitimadores. Sí, hay unos elementos de la realidad de los países de UNASUR que señalan un camino más progresista o más hacia los temas de centro que en Estados Unidos”.

Son muchas las esperanzas que abrigamos los colombianos con la presencia vital, solidaria y autónoma del ex presidente Samper en la Secretaría de UNASUR, pero sobre todo porque estamos convencidos de que desde esta importante responsabilidad ayudará con todo su entusiasmo a que avancen y se consoliden los Diálogos de Paz con la insurgencia colombiana.

Edición N° 00409 – Semana del 25 al 31 de Julio – 2014
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus