¿Por qué rescatar y desarrollar las ideas de Estanislao Zuleta?

  Silvia Zuleta Ortiz
  Hija mayor de Estanislao Zuleta
   
 

El momento que vive Colombia es el preciso para rescatar y desarrollar algunas de las ideas centrales de mi padre, de acuerdo a lo que es mi percepción, sin que porque sea su hija me considere especialista en su extenso y complejo pensamiento.

Colombia parece encaminarse hacia el fin del conflicto armado entre el Estado que representa los intereses de las clases dominantes colombianas y la insurgencia que pretende representar los intereses de los sectores populares. Seguramente, las verdaderas contradicciones que están dentro de nuestra sociedad y el mundo permanecerán allí, en lo profundo de nuestra formación social, en sus expresiones económicas y en sus manifestaciones culturales e ideológicas.

Una de las ideas en la que más insistía Zuleta, era en reconocer el conflicto como parte y motor de la vida. Sabía, con base en todos sus estudios realizados pero también como resultado de sus vivencias y conversaciones con muchas personas, que el conflicto es inherente a la vida como manifestación de las contradicciones que se generan en el devenir eterno pero complejo movimiento de la naturaleza, la sociedad y el mismo pensamiento.

Mi padre de vivir estaría apoyando la firma de los acuerdos de Paz y nos estaría alentando a encontrar formas pacíficas para abordar de forma integral los conflictos, no para negarlos sino para convertirlos en escenario de crecimiento y realización individual y colectiva.

Estoy segura que animaría a los dirigentes de la insurgencia a reflexionar sobre su pasado, identificar sus falencias y errores, y prepararse teórica, mental y espiritualmente para convertirse en verdaderos líderes populares, no para reemplazar al pueblo en la tarea enorme y permanente de transformarse a sí mismo para transformar el mundo, sino para ayudarle a éste a ser consciente de su situación, recuperar sus derechos y organizarse para hacer valer sus intereses que deben coincidir con los de toda la sociedad.

De igual manera creo que Estanislao estaría al frente de la lucha por recuperar el equilibrio climático, por construir relaciones creativas, benéficas y sustentables entre el ser humano y la naturaleza y desarrollar relaciones basadas en el “procomún colaborativo”, única forma de lograr que sea la sociedad organizada en su conjunto la que administre y gestione la vida productiva, sin delegar totalmente en el Estado esa carga ni mucho menos dejar en manos del mercado esa responsabilidad.

Lo que mi padre dejó de herencia teórica a los colombianos y al mundo fue su visión crítica, tanto de la realidad misma como del pensamiento más avanzado de su época. Era un luchador contra toda doctrina, contra la tendencia a construir verdades eternas y soluciones definitivas.

El mejor homenaje que podemos hacerle es rescatar y desarrollar sus ideas con visión crítica, convertirlas en herramienta de lucha para este importante momento que vive nuestro país pero también de cara a la enorme crisis –sobre todo de tipo ético y espiritual– que enfrenta la humanidad a nivel planetario.

Edición N° 00436 – Semana del 27 de Febrero al 5 de Marzo – 2015
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus