El conflicto en la Universidad Nacional: este lunes será

 
  Miguel Ángel Herrera Zgaib1
 
   
 

En la “Nacho” hubo una asamblea “tri-estamental” en el León de Greiff, el pasado miércoles, la cual superó la asistencia de la anterior. En el lenguaje corriente, pareciera que aquí crece la audiencia y la relación de fuerzas, cuando menos, en el sector estudiantil, el más indignado de los tres, por haberse el CSU “pasado por la faja” la votación mayoritaria en la consulta que favoreció al profesor Mario Hernández.

Se votó por los que asistieron, si paro o asamblea permanente, y triunfó la segunda, dicen quienes estuvieron en el recinto. Sin embargo, a la fecha no hay un programa reivindicativo definido y compartido que oriente la lucha estudiantil inmediata, aunque hay puntos, desperdigados, de consenso.

Sí, está clara la solidaridad con los trabajadores, quienes reclaman que se cumpla lo pactado con la rectoría de Ignacio Mantilla hace 19 meses; y la hay también con los maestros de Fecode, quienes también reclaman nivelación salarial del 28 por ciento. Para ambos casos, el Minhacienda Cárdenas ha contestado que no hay plata; y que ellos y nosotros nos olvidemos de la nivelación salarial.

Jueves de movilización conjunta

Se anunció que luego de la movilización al edificio Uriel Gutiérrez el pasado jueves, con los trabajadores, que habría movilización solidaria con los maestros de Fecode hacia el ministerio de Gina Parody.

Y la hubo luego de hacer un recorrido interno por la Universidad marcharon por la calle 26 en busca del destino acordado, donde la manifestación se topó con un cordón del Esmad a las afueras del edificio.

Sin embargo, no están claros varios puntos que le den forma con urgencia a un pliego unificado de los estamentos universitarios: ¿cuáles son los compromisos con las luchas plurales que se expresarán en las marchas?

Los estudiantes, maestros y trabajadores de la Nacional son un conjunto abigarrado de reclamos y necesidades pendientes, que no se confunden, aunque tienen, y cómo no, coincidencias. Otro tanto pasa con Fecode, y otros sectores en lucha. Pero, hay que potenciarlas y articularlas con compromisos precisos en esta coyuntura.

Esta realidad tiene que traducirse en una dirección conjunta, no en un caminar sin compromisos claros y públicos, que tienen que convalidarse con las bases de los movimientos interpelados y activos. Esto no puede pasar del lunes entrante arrancando a primera hora.

¿A la topa tolondra?

“La verdad siempre es revolucionaria”. A. Gramsci

Eso no ha ocurrido y es urgente que ocurra. Tiene que establecerse una dirección colectiva, diferenciada. Mañana en la asamblea esto tiene que hacerse visible, y acompañarse de un programa de reivindicaciones inmediato, específico y compartido, que se pueda votar, respaldar y publicitar.

El entusiasmo y el fervor no es el de una iglesia, ni de izquierda ni de derecha, sino de un colectivo democrático y autónomo. De lo contrario, llegaremos al mismo llano, y con cajas destempladas.

Hay gente que no le entusiasma la verdad, y mucho menos hacer cuentas. Pero, cuando hace el prosaico mercado de todos los días, en su casa, no ocurre así. No se hace sopa y seco, cuando lo hay, ni con metafísica ni con especulación. Así que las cuentas son claras y el canelazo espeso.

No le gustan esas cuentas al rector Mantilla, que no concurrió ayer a la TRI. Él sigue pensando en el ejercicio oligárquico del gobierno, que es epidemia, pandemia entre nosotros. Se quieren imponer las cosas “a huevo” por quienes dizque dirigen, y en el mejor de los casos, si acaso mandan.

Abrir la universidad y las conciencias

Se repite con insistencia que la “Nacho” está abierta, que no estamos en paro; pero parece que estuviéramos “haciendo paro”. Que nos colocáramos de espaldas a la realidad, que requiere reflexión y acción. Para deliberar requerimos espacios abiertos. Ya se agotó la fórmula de la asamblea permanente con cese de actividades.

Por lo que no se trata de hacer extensiva la medida del viernes, que impuso la actual rectoría, a toda la semana. Para que los activistas se entusiasmen solos, y piensen cambiar el mundo en sus grupos partidistas.

La causa es de tod@ la comunidad, con disensos incluidos, con reaccionarios, y gente de derecha. Pero se trata de argumentar, y actuar en consecuencia.

Durante el día miércoles, en la tarde, hice la experiencia con los estudiantes de Teorías de la Cultura Política que llegaron a la cita, 15 de un total de 50, de deliberar, de escucharnos, y combinar la problemática con los temas de la materia, en función de pensarnos y pensar la problemática que estamos encarando, después que fue designado un rector que no consiguió las mayorías que votaron en la consulta pasada.

Especulaciones y acción concreta

“Todos los hombres son filósofos. Pero, no todos cumplen la función intelectual”. Antonio Gramsci, Cuadernos de la Cárcel.

A alguien le pareció que eso que estábamos haciendo en caliente eran especulaciones. Y, ahora que lo pienso con más calma, sí: especular, del latín “speculum”, espejo, se trataba de vernos al espejo; todos y cada uno para no repetirnos. Para no hacer de la política una mueca, o una pantomima con la mejor buena intención.

Por eso, con este grupo, como con otros a mi cargo, quedamos en que para cuando nos reunamos de nuevo, lo que será el próximo lunes, vamos a implementar, cuando menos dos cosas: la reflexión aplicada, de los textos que discutimos en el orden del programa, así como una información de lo que pasa desde ayer en adelante, junto con una propuesta de comunicación política dirigida a la gente, dentro y fuera de la U.

Este lunes 27 será

Quedaron responsables de actividades y reflexiones específicas, del conjunto de los que asistimos. El lunes nos veremos de nuevo, para deliberar y obrar en consecuencia.

Ello quiere decir auto-organizarnos autónomamente todos los estamentos, partiendo de los cursos mismos, para deliberar desde esas instancias hacia arriba, y, por supuesto, obrar.

No es este un ejercicio jerárquico, de arriba hacia abajo como sigue siendo la costumbre; por colmado que esté el templo laico. Como si los actos de revival en el León de Greiff fueran a redundar en una suerte de inoculación espiritual en los que no están, o no estuvieron presentes por diferentes razones, que son las inmensas minorías. Y el ejercicio que proponemos es con todos.

La praxis de la autonomía no hace, ni puede hacer exclusiones, interpela, en primer término, y a la nación entera, para traer la paz a la Universidad Pública, abandonada a su suerte en un mar de retórica inútil.

1 Profesor asociado, ex director de Ciencia Política, Unijus, Universidad Nacional de Colombia. Ex rector nacional de intervención de la Universidad Libre. Doctorante en Estudios Políticos y R. Internacionales, Ciencia Política/IEPRI. Unal. Estudios Doctorales en Ciencia Política, The Graduate School, City University of New York, CUNY. Autor: Antonio Gramsci y el Pensamiento de Ruptura (en preparación).

Edición 443 – Semana del 24 al 30 de abril de 2015
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus