¿Serías capaz de matar en defensa propia?

 
  Silvia Carolina Rodríguez Castaño
  Comunicadora Viva la Ciudadanía, Regional Antioquia
 
   
 

Ésta es una de las preguntas que ponen en común para reflexionar sobre el valor de la vida y la palabra. Está enmarcada en el proyecto de conversación llamado Medellín se Toma la Palabra, de la Alcaldía de Medellín y la Facultad de Comunicación de la Universidad de Antioquia, cuya finalidad es aprovechar la conversación como un medio para cambiar percepciones y comportamientos ciudadanos que no son correctos, pero que la misma comunidad ha legitimado y que están arraigados tan profundamente en nuestra cultura y quehacer diario, que hasta cuentan con dichos populares para justificar nuestros comportamientos.

Es un proceso que se ha dado más o menos hace dos años, dónde con diferentes grupos de la ciudad se busca en la conversación, en el hablar con el otro, opiniones para construir ciudad, las cuales no necesariamente deben ser iguales o parecidas sino que incluso se busca construir desde la diferencia.

Este proyecto busca guiar la conversación para pasar de las críticas, quejas y chismes, a poner en común temas que aunque los reconocemos, no solemos darle un nombre específico. Las conversaciones se guían por tres líneas de trabajo que son:

- Ética y Legalidad

- Vida y Convivencia

- Equidad y Ciudadanía

Además se manejan metodologías de trabajo particulares, lúdicas y muy dinámicas, que invitan a romper esas barreras de hablar con el otro sin conocerlo, pero que al hacerlo, y dejándose guiar por el trabajo propuesto, hace que podamos sentir a eso otro de una manera más cercana y con ganas de aportar y cambiar una cultura ciudadana que necesita ser reforzada para mejorar la ciudad.

El último encuentro realizado contó con los periodistas Juan Diego Restrepo y José Guarnizo para socializar sus investigaciones sobre ética y legalidad, y vida y convivencia respectivamente, invitando a reflexiones como ¿matarías en defensa propia? ¿Ladrón que roba a ladrón tiene 100 años de perdón?

Muchos de los asistentes estuvimos de acuerdo  en que estamos muy armados en las palabras y en actos sencillos, diarios, que legitiman la cultura de la ilegalidad y que atentan contra la ética, y en las que participa la ciudadanía y el Estado.

Desde comprar películas piratas hasta creernos más vivos que el otro sacando ventaja a nuestro favor en detrimento de la dignidad y el respeto por el otro; no decir que la devuelta fue demás, buscar favorecimientos personales en contratación pública,  colarnos en una fila, pagar por “seguridad” cuando lo que realmente ocurre es una extorsión, actuaciones de la policía que hacen que perdamos la fe y la confianza en ellos, en fin,  la lista es larga.

Eligiendo políticos corruptos, evadiendo impuestos,  fomentando la cultura del vivo, esperando que sea el otro el que asuma nuestras responsabilidades y actuando con violencia física y hasta en nuestro  lenguaje.

¿Si podremos llegar a ser una sociedad que en verdad usa la palabra para construir paz y bienestar?

¿Por qué nos sentimos tan decepcionados y defraudados con el Estado y no reconocemos que también es por nuestras decisiones?

Hablar, conversar y construir es muy importante, qué bueno sería generar un cambio desde nuestros hogares, un movimiento social que nos haga abrir los ojos y ver nuestra responsabilidad en la situación actual y que nos lleve a tomar decisiones justas y acertadas para que seamos una mejor Colombia.

¿Cómo podríamos tomar la palabra, y corregir y cambiar esta cultura ciudadana?

Edición 453 – Semana del 3 al 9 de julio de 2015
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus