Ciudadanía Digital

 
  Mauricio Castaño H.
  Historiador – http://colombiakritica.blogspot.com/
 
   
 

La sociedad digital global precisa de un derecho, el acceso universal a internet. El desarrollo de la técnica ha mejorado la vida de los hombres, la vuelve más sencilla, menos tediosa liberando a los humanos de las labores que son fatigosas. Hoy en todo el mundo se impone los procesos digitales. Hace algunos años se distinguían las profesiones “Si veía un hombre con un delantal de cuero con un martillo golpeando un yunque sabía que era el herrero. Si veía alguien con una farlopa, sabía que era un carpintero. Si veía una mujer con bata blanca manchada de rojo y verde sabía que era una química o farmacéutica detrás de un mostrador, una banquera o empleada de correos. Hoy vaya donde vaya veo un hombre o una mujer inclinados sobre el ordenador escribiendo en el teclado”, no se puede distinguir los oficios, referenciamos a Michel Serres. Somos ciudadanos digitales indiferenciados cuando estamos encorvados trabajando ante un computador.

En este mundo de lo virtual, se impone una triada necesaria y complementaria cuando se trata de hacer efectivo el derecho de una ciudadanía digital: Internet + Computador + Formación, si falta alguna de éstas o si están separadas, divorciadas unas de otras, la cosa irá mal. De nada sirve un súper carro veloz en carreteras en mal estado, sin autopistas de última generación, o viceversa, excelentes vías con tiestos de carros o con malos conductores, cualquier elemento, uno o dos que falten crean desbalance en lo que debiera ser armónico.

Igual sucede en el mundo digital, de nada sirve el súper computador si no tengo por dónde navegar o si las autopistas electrónicas son lentas. O de nada sirve las grandes bandas anchas con un tiesto de computador o con un cibernauta ignorante o parásito, que sólo consume basura electrónica y nada produce, es el ocioso empedernido.

Entonces, frente al imperativo de este mundo virtual y tecnológico, viene el derecho de garantizar su buen uso, una utilidad creativa que supere el tan sólo ocio. En el mundo de las Tecnologías de la Información y Comunicación o su sigla Tic para mostrar la necesidad de formar en el adecuado uso de las TAC (Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento) o TEP (Tecnologías para el Empoderamiento y la Participación), esto hace la diferencia en procesos de vinculación a las comunidades, al gobierno y a la empresa privada en asimilar estos cambios. A la condición necesaria de la triada Internet + Computador + Formación, se precisa lo que se ha denominado capacitación en competencias digitales, ofertada mediante tres modelos denominados Plataforma elaerning o enseñanza por medios electrónicos, Manejo de las Tics o Competencias Tuning (educación superior).

Con respecto a la apropiación ciudadana, se habla de tres niveles o capas. En primer lugar tenemos lo básico como es la necesidad que se tiene de la simple comunicación y el entretenimiento, función que ha cumplido los famosos lugares conocidos como los cafés internet. Una segunda fase implica el esfuerzo de aprender a aprender equivalente a la web 2.0. Este aprender a aprender bien puede hacerse de manera personal, en Red, de forma participativa y colaborativa, aquí se tiene la tercera, el Teletrabajo, esto equivale a decir web 2.0 y 3.0, o simplemente Gobierno Electrónico (G-E). Vale una aclaración, el teletrabajo es para que el ciudadano se lo apropie, mejore su calidad de vida en este nuevo registro, no es para ahorrarle dinero a las empresas.

Ejemplo en Medellín, aunque pueden mencionarse otras ciudades en otros países, son los denominados Telecentros Comunitarios que bajo la alianza Público – Comunitaria, alcaldía de Medellín y organizaciones comunitarias, y esto es en la práctica un Co- gobierno, y es garantía de sostenibilidad, pues el desarrollo del sentido de pertenencia por parte de las comunidades es fuerte. En estos espacios se tienen por misión el cierre de la brecha digital. Allí acuden a recibir formación en diplomados, cursos afines a las tics, además de proporcionar entretenimiento a quienes así lo requieran. Es de resaltar el esfuerzo realizado en la formación y apropiación de las tic tendientes a la alfabetización digital, a lograr ciudadanos competentes en las nuevas exigencias del mundo laboral, el cual cada vez requiere de jóvenes que se apresten a desarrollar aplicaciones para las nuevas exigencias de esta ciudadanía digital.

Edición 459 – Semana del 14 al 20 de agosto de 2015
 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus