Yhoban Camilo Hernández Cifuentes
  Agencia de Prensa IPC
 
   
 

La Misión de Observación Electoral (MOE) advirtió que de los 125 municipios de Antioquia, 60 tienen riesgo por fraude electoral y 50 por violencia. De éstos, 27 tienen las dos variables: fraude y violencia. El balance fue entregado el 15 de septiembre durante el lanzamiento de la plataforma de Seguimiento Político en Antioquia (SEPA) realizado en Medellín.

Ituango, Medellín, Briceño, Campamento, Tarazá y Angostura, son los cinco municipios de Antioquia que, según la MOE, se encuentran en riesgo extremo al conjugar riesgo por violencia y por fraude electoral.

El coordinador regional de la MOE, Fernando Valencia, explicó que “el factor violencia es muy grave porque afecta mucho la voluntad del electorado y la misma posibilidad de hacer campaña.” Y reveló que en Antioquia “hay subregiones como el Bajo Cauca, el Nordeste y el Urabá donde el factor violencia pesa mucho en el riesgo electoral.”

En el Valle de Aburrá, agregó Valencia, el factor de riesgo por fraude es muy alto, pero también hay riesgo por violencia porque hay presencia de grupos armados ilegales.

Diego Herrera Duque, presidente del Instituto Popular de Capacitación (IPC), explicó que en el tema electoral unos elementos que comparten las zonas críticas. El primero, es la cooptación mafiosa del Estado por parte de estructuras ilegales, lo que requiere una depuración de la institucionalidad. El segundo, es la falta de garantías para un desarrollo libre de las campañas.

“Eso nos pone en un escenario de mucha incertidumbre a futuro porque ya vienen anunciando desde La Habana que se está acelerando la finalización del acuerdo y el asunto de la paz territorial va a tener un reto fundamental: que haya una institucionalidad local fuerte, para lo cual se requieren gobiernos transparentes”, advirtió Herrera Duque.

Por eso, afirma el presidente del IPC, estas elecciones de alcaldes y gobernadores son muy importantes, porque “se requiere que la institucionalidad quede en buenas manos, pero además se requiere una ciudadanía activa para hacer vigilancia y control ciudadano.”

Trashumancia el mayor riesgo del proceso electoral en Colombia

“Uno de cada dos municipios de Colombia tiene riesgo por trashumancia, este es quizás el riesgo más grave para este proceso electoral”, advirtió la directora nacional de la MOE, Alejandra Barrios.

Para la observadora la trashumancia es el inicio de toda la cadena de fraude en los procesos electorales en Colombia, especialmente en las elecciones locales. “le estamos diciendo al Consejo Nacional Electoral es que es ojalá antes del 10 de octubre se determine si hay o no trashumancia en uno de cada dos municipios del país.”

En los casos en que se confirme el delito de trashumancia, la MOE espera que las autoridades procedan a detener a los implicados y a realizar la anulación de cédulas, como ya ocurrió en Soledad (Atlántico), donde el Consejo Nacional Electoral anuló 13.945 cédulas.

Variables de riesgo

Las tres variables de riesgo que analiza la MOE son las siguientes:

1. Riesgo por fraude: cuánta gente votó, cuántos votos nulos, niveles de abstención, tarjetones no marcados, hegemonía política: por ejemplo cuando se advierte que en un municipio el mismo partido gana siempre las elecciones o ganan en cadena.

2. Riesgo por violencia política: ataque o amenaza a candidatos, constreñimiento a los electores, restricciones a la libertad de prensa, ataques a sedes o campañas políticas, dificultades para la instalación de propaganda política.

3. Riesgo por trashumancia: cuando se advierte que los niveles de inscripción de cédulas son atípicos en comparación con la media nacional.

Edición 464 – Semana del 18 al 24 de septiembre de 2015
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus