Paz en riesgo

 
El Estado y en particular el gobierno, parecieran no darse cuenta que el peor escenario posible es aquel donde aparte de los reclamos de la dirigencia de la Farc, se produce un desgrane de los miembros de esa agrupación sometidos a las urgencias de procurar condiciones dignas de supervivencia. Pareciera que la fuerza del presidente Santos y de sus más comprometidos ministros y funcionarios, es muy pequeña frente a las presiones e intereses de otros sectores del gabinete y de particulares para impedir una exitosa reincorporación.
 
Antonio Madariaga Reales
 
Director Ejecutivo Corporación Viva la Ciudadanía
 
 

Mientras la semana pasada las preocupaciones sobre los incumplimientos del Estado en la implementación del Acuerdo Final pactado con las Farc – EP, se referían sobre todo a los aspectos normativos y ponían parte importante de la lupa en la actuación de los y las Congresistas, la información recibida esta semana pone todos los reflectores y prende las alarmas sobre la ineptitud, incapacidad y en ocasiones la mala fe de miembros del ejecutivo.

Se ha conocido que ante los incumplimientos en la reincorporación los y las guerrilleras están abandonando las Zonas de Normalización, para emprender en solitario la búsqueda de alternativas para la sobrevivencia y la reincorporación a sus núcleos familiares y sociales.

Y si bien queda claro que, contrariamente a lo que algunos piensan y otros desean, no se están saliendo para fortalecer las disidencias ni para vincularse a actividades criminales, sino que están regresando, en algunos casos, y en otros casos llegando por primera vez, a la casa de la familia que hace mucho tiempo, a veces décadas abandonaron para vincularse a la guerrilla.

Eso que podría ser una gran noticia y que de hecho lo es, se ve ensombrecida por el hecho de que a estas alturas, 8 meses después de haberse producido el proceso de desplazamiento de los guerrilleros a las ZTVN y PTN, dice Henry Acosta, “En la reincorporación no se ha hecho nada, es una situación dramática” y a su vez Pacho Chino, excomandante de las Farc hoy miembro del partido político, afirma que, los incumplimientos del gobierno han llevado a que en ciertas zonas ya hayan salido más del 70% de los y las guerrilleras por distintas razones entre las que se encuentran, el que algunas de estas ZTVN y PTN, aún no se han terminado de adecuar y otras al parecer ni siquiera se iniciaron.

De la misma manera, la entrega de los recursos, por un lado, para estimular la permanencia de los miembros de las Farc en el proceso y por otro para hacer potente a Ecomun, la alternativa de trabajo solidario acordado en La Habana, ha sido sumamente lenta e ineficiente.

La precariedad de la atención en salud de los excombatientes, (bienvenidos al mágico mundo de las EPS) y la lentitud en las amnistías, son otros de los motivos de desencanto. La falta de procesos serios de formación técnica y tecnológica, las cuarenta horas de formación de las que se enorgullece el SENA, y la ausencia de certeza sobre el futuro amenaza con desbordar la capacidad de la dirigencia para mantener a las Farc Unidas y disciplinadas.

En consecuencia, el Estado y en particular el gobierno, parecieran no darse cuenta que el peor escenario posible es aquel donde aparte de los reclamos de la dirigencia de la Farc, se produce un desgrane de los miembros de esa agrupación sometidos a las urgencias de procurar condiciones dignas de supervivencia.

En ese sentido pareciera que la fuerza del presidente Santos y de sus más comprometidos ministros y funcionarios, es muy pequeña frente a las presiones e intereses de otros sectores del gabinete y de particulares para impedir una exitosa reincorporación.

Sobra decir que el fracaso de la reincorporación es el fracaso de la salida política negociada al conflicto.

Coda: El informe presentado al Consejo de Seguridad por parte del jefe de la Misión política Especial de la ONU y la unánime respuesta positiva de los países que lo componen nos brinda una oportunidad única, para que con el acompañamiento de la sociedad civil y estímulo tanto al cese al fuego y hostilidades con el ELN como a la reincorporación de los excombatientes de las Farc sean Garantías del tránsito hacia una Paz completa en Colombia.

Edición 559 – Semana del 15 al 21 de Septiembre de 2017

   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus