Mecanismos de Participación de la Sociedad

 
Una de las grandes transformaciones que requiere Colombia es un acuerdo entre la mayor diversidad social, económica, institucional, sobre el uso del territorio, tema enorme, que está al centro de los conflictos, proponemos un intercambio y una concertación sobre territorio-ordenamiento y garantías de permanencia y convivencia entre varias escalas de economía, esto es central para una Colombia en paz.
 
Redprodepaz
 
Red de Programas de Desarrollo y Paz
 
 

Intervención de Redprodepaz en Audiencias Preparatorias

Agradecemos a las delegaciones del gobierno colombiano y del ELN, la invitación a participar en esta audiencia, igualmente nuestra gratitud a la comunidad internacional por su apoyo constante para que este proceso de diálogo avance y sea exitoso. Valoramos la decisión de establecer un cese bilateral de fuego y hostilidades. Es un gran avance de ambas partes y consideramos que debe mantenerse y prolongar se hasta la firma de un acuerdo final; tenemos la convicción y el compromiso de trabajar con una pluralidad social e institucional, de la cual es muestra las organizaciones que hoy estamos en Tocancipá, las que ya vinieron, las que vendrán la semana entrante y todas las que siguen este proceso, por este acuerdo final, para que Colombia cierre de manera definitiva esta rebelión armada iniciada en los años sesenta, que debe ser cerrada con un acuerdo que tenga garantías y transformaciones.

“La Redprodepaz es un sistema de coordinación y articulación de la sociedad civil, con el gobierno, las empresas, las iglesias y la cooperación internacional, en función de construir una Nación en Paz desde procesos locales y regionales de desarrollo y paz territorial”.

En nuestro actuar nos guiamos por los principios de: Vida Digna, Participación, Equidad y Solidaridad.

Nuestros temas estratégicos: La Convivencia y Reconciliación, el Desarrollo Humano Integral, Territorio y Ambiente, la Cultura y Educación y la Gobernanza.

En nuestro Manifiesto fundacional, firmado en marzo de 2002, declaramos que: “Somos sembradores en medio de la confrontación armada y las violencias, que soñamos en cosechas futuras de confianza colectiva y economía justa, mientras emprendemos obras de ciudadanía y de empresa. Convencidos de que problemas nunca resueltos de inequidad, impunidad y exclusión dieron lugar a la guerra. Persuadidos de que en el coraje de las víctimas y en la voluntad de los que luchan sin violencia por la justicia está la energía humana capaz de engendrar el país que anhelamos.

Sabemos que para hacer esta realidad posible todos tenemos que cambiar. El Estado y la sociedad civil, los políticos y los empresarios, las organizaciones gremiales, sociales y comunitarias, las iglesias, los dueños del capital o del trabajo, los actores nacionales o extranjeros con injerencia en nuestros problemas o con capacidad de aportar a las soluciones. Debemos superar nuestros intereses personales y grupales para construir colectivamente un desarrollo humano, integral, sostenible, equitativo y solidario; comprometernos con una participación responsable y efectiva en todas las instancias; popularizar el crédito, promover la reforma agraria y el desarrollo rural integral; garantizar empleo, salarios justos y seguridad social para todos; respetar como sagrados los bienes y el patrimonio público, educar para la paz; alentar una comunicación social objetiva y promotora de la paz; garantizar el respeto por la vida, el imperio de la justicia y la vigencia plena de los derechos humanos; fomentar, en fin, una ética basada en la dignidad de la persona humana, la libertad, la verdad y la capacidad de perdonar.

Invitamos a construir juntos este país de regiones, donde todos quepamos, donde celebremos la vida sin condiciones, a partir del abrazo con los que tradicionalmente fueron excluidos, expropiados, dejados de lado, marginados y desplazados, desaparecidos, aterrorizados y secuestrados, para hacer juntos unas sociedad próspera en humanismo, naturaleza y calidad de vida, sin injusticias, ni discriminaciones, ni extorsiones; en este territorio rico e inspirador, donde colombianos y pueblos amigos podamos avanzar en un proceso que sea ejemplo para todas las naciones de la tierra.

Invitamos a construir juntos este país de regiones, donde todos quepamos, donde celebremos la vida sin condiciones, a partir del abrazo con los que tradicionalmente fueron excluidos, expropiados, dejados de lado, marginados y desplazados, desaparecidos, aterrorizados y secuestrados, para hacer juntos unas sociedad próspera en humanismo, naturaleza y calidad de vida, sin injusticias, ni discriminaciones, ni extorsiones; en este territorio rico e inspirador, donde colombianos y pueblos amigos podamos avanzar en un proceso que sea ejemplo para todas las naciones de la Tierra”. Hasta aquí nuestro manifiesto fundacional.

Compartimos el propósito de participación social que anima este proceso entre gobierno y ELN, los llamamos a concertar este proceso bajo los criterios de pluralidad, inclusión, participación de regiones y sectores sociales, con un sentido de encuentro entre diferentes y animo de construir concertaciones, difíciles pero posibles, para una Colombia que anhela y requiere cambios para una vida digna y en democracia.

Con la campaña paz Completa, la Redprodepaz y un importante número de organizaciones y procesos sociales y comunitarios, adelantamos una consulta, sobre lo que consideramos debe ser la participación en este proceso de diálogos y negociaciones, hoy les haremos entrega formal de los resultados de la consulta en la que fuimos a veinte regiones y compartimos con 756 personas de 228 organizaciones. Esta consulta tiene propuestas detalladas, diversas, que invitamos a Gobierno y ELN a consultar.

Hoy les queremos presentar desde la Redprodepaz, diez propuestas para el proceso de participación que Gobierno y ELN deben diseñar y concertar.

La participación se debe dar desde el encuentro de la mayor diversidad social, política, económica y cultural posible, esa diversidad se debe encontrar para intercambiar, analizar, discutir y concertar sobre lo que debe ser una visión compartida de paz y lo que ello implica en cuanto a transformaciones. Esta diversidad se puede encontrar en un proceso de dialogo por las regiones que han sido invitadas al proceso de audiencias y luego en una jornada nacional, con representación regional, esto se puede adelantar entre los meses de enero a mayo, con un diseño metodológico que permita el intercambio y la concertación.

La participación para discutir, intercambiar y concertar debe partir de las regiones, para lo cual proponemos que las regiones convocadas al proceso de audiencias se reúnan y diseñen un proceso para analizar cuáles son los temas y las transformaciones que harán viable una paz construida desde las regiones. Este proceso se deberá adelantar entre enero y mayo y debe tener como una de sus prioridades la participación en el proceso de formulación de los Planes de Desarrollo con enfoque territorial – PDET acordados en el acuerdo de paz firmado por gobierno Colombiano y FARC.

Apoyamos la propuesta presentada por Ecopetrol, entidad parte de la Redprodepaz, en la audiencia de la semana anterior, en la que proponen un dialogo nacional Minero-Energético en los siguientes términos: “Esa propuesta, que hemos denominado Diálogo Minero-Energético, está encaminada a propiciar conversaciones en los territorios donde se desarrolla la actividad petrolera. Esperamos que sean espacios amplios y plurales, que cuenten la participación de las empresas del sector minero-energético, la institucionalidad nacional competente, las entidades territoriales, las organizaciones sociales, la academia y las empresas y gremios locales”.

Consideramos que una de las grandes transformaciones que requiere Colombia es un acuerdo entre la mayor diversidad social, económica, institucional, sobre el uso del territorio, tema enorme, que está al centro de los conflictos, proponemos un intercambio y una concertación sobre territorio-ordenamiento y garantías de permanencia y convivencia entre varias escalas de economía, esto es central para una Colombia en paz.

Proponemos un proceso de diálogos y concertaciones sobre equidad, requerimos avanzar en equidad social, económica, generacional y de género, para lo cual una delegación de las organizaciones interesadas en esto, que han sido convocadas al proceso de audiencias y otras que tengas interés, podemos concertar con el Sistema Universitario Estatal y con la Asociación Colombiana de Universidades – ASCUN, un proceso de análisis y deliberación y concertaciones para proponerle al país un conjunto de medidas para avanzar en una agenda pública de equidad para la paz, este proceso se puede adelantar entre enero y mayo del 2018 en un diseño metodológico por acordar entre los participantes, con el liderazgo del Sistema Universitario Estatal y ASCUN.

Para poder adelantar este proceso de participación de manera eficaz y con perspectivas de aportar a los diálogos y negociaciones entre gobierno Colombiano y ELN, se requiere establecer un balance de las concertaciones y acuerdos que se han establecido en los últimos dieciséis años entre los Gobiernos y el mundo social organizado, para lo cual les proponemos establecer una comisión de expertos independientes que establezca el grado de cumplimiento de lo pactado y recomendaciones para generar credibilidad y mejor ambiente para la concertación que nos proponemos adelantar en este proceso.

Se requiere información validada y actualizada de las dinámicas regionales, las visiones de desarrollo regional y los conflictos territoriales al igual que las potencialidades de los territorios, para lo cual proponemos que se establezca por parte del gobierno, un compendio de información territorial, sobre variables claves, partiendo de los territorios convocados al proceso de audiencias y analizar cuales territorios quedan por fuera, para incluirlos en este ejercicio. Igualmente facilitar que los procesos comunitarios y organizaciones sociales tengan las condiciones para organizar la información y propuestas para un proceso de dialogo y concertaciones en territorio. Este punto está en relación con el punto de 2 de esta presentación.

El proceso de participación que se adelante, es para acordar concertaciones entre actores de la mayor diversidad posible, estas concertaciones son las que pueden alimentar el proceso de diálogos y negociaciones que adelantar gobierno y ELN, estas concertaciones son los productos concretos, de la diversidad de espacios que debe contar esta dinámica, hay espacios de dialogo y concertaciones regionales, nacionales y temáticos, en nuestro caso hemos propuesto territorio y equidad.

Debe haber un espacio plural entre gobierno nacional, ELN, gobiernos territoriales, organizaciones sociales, gremios y empresarios, organizaciones de mujeres y la diversidad social que concurre a este proceso de audiencias, para tramitar el diseño que acuerden Gobierno y ELN.

Debemos establecer una plataforma de incidencia con las campañas políticas, para comunicarles los logros de este ejercicio, esa es tarea de una diversidad social, gremial e institucional, esa es nuestra tarea, desde sociedad civil.

Agradecemos a la delegación del Gobierno Nacional y al ELN, por esta oportunidad y reiteramos que pueden contar con la Redprodepaz, nuestra disposición de trabajo y aporte, igualmente agradecemos a la Campaña Paz Completa, la Mesa social y la mesa social Minero-energética con quienes venimos caminando juntos para aportar a este proceso.

Tocancipá, 8 de noviembre de 2017

Edición 567 – Semana del 10 al 16 de Noviembre de 2017
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus