Ajedrez para la paz y la convivencia

 
Con el ajedrez es mucho más fácil que los menores se desenvuelvan en sus quehaceres escolares, desarrollando habilidades cognitivas y de relacionamiento con sus condiscípulos y profesores. Aprenden la disciplina, el pensamiento crítico, reflexivo y las normas de conducta para en particular respetar y valorar al contradictor, sin menoscabarlo…
 
Fabio Monroy Martínez
 
Coordinador en Colombia del Servicio Paz y Justicia en América Latina, SERPAJ-AL
 
 

De Malambo, Atlántico para Colombia y Suramérica

A la formación infantil y juvenil de Colombia se le debe incorporar, dentro de las disciplinas académicas de los Proyectos Educativos Institucionales (PEI), propios de cada Institución Educativa del país, el ajedrez como parte fundamental en la formación de niñas, niños, adolescentes y jóvenes como seres humanos integrales, desde el punto de vista psicosocial y académico, con el fin de lograr individuos plenamente insertados en la sociedad para su pleno desarrollo en armonía y paz.

Ésta máxima surge como producto de la entrevista con el docente Édison Acosta Polo, de profesión físico y matemático, quien vive y sueña con el ajedrez como factor transformador altamente positivo de nuestra sociedad, de la que hemos sido testigos fieles de las distintas modalidades de los conflictos sociales, tanto el armado interno, como el de las diferentes facetas de la violencia urbana y rural, propias de la cotidianidad colombiana, sino hasta víctimas de una u otra manera.

Ajedrez como factor cohesionador
en los ámbitos familiar, académico, social, moral y ético

Desde muy niño dio muestras de su afición por el ajedrez el profesor Edinson Acosta Polo, en su tierra natal, Arroyo de Piedra, corregimiento del municipio de Luruaco, ubicado al noroccidente del departamento de Atlántico, a una hora de Barranquilla, por la Carretera de la Cordialidad, limítrofe con el departamento de Bolívar; tierra promisoria, con canteras de donde extraen arenas y piedras por toneladas y marcada por el destino con eventos muy trágicos como el de haber volado, prácticamente todo el corregimiento a causa de una explosión del gasoducto que transporta el gas natural por su territorio, hace unos años y recientemente por haberse quemado hasta la iglesia.

La familia Acosta Polo fue numerosa, contando con trece (13) miembros, destacándose cinco (5) de ellos en el estudio, logrando en medio de sus dificultades económicas sobresalir dos (2) en áreas técnicas y tres en diversas profesiones, entre éstos últimos el ajedrecista, físico matemático Edinson Acosta.

A sus escasos trece (13) años, terminando la primaria, el menor Acosta Polo se acerca al ajedrez, gracias a su hermano mayor quien le obsequia su primer tablero del juego ciencia, logrando darse a ganar a quienes compartían con él dichos juegos, sin consideración de ser hasta mayores de edad sus oponentes; es de mencionar que su formación como ajedrecista fue fundamentalmente empírica, en su época no existían clubes ni formación de ninguna naturaleza en ninguna institución pública o privada, en la disciplina del ajedrez.

Con el pasar del tiempo, se fue integrando con personas naturales que se destacaban en el concierto nacional y mundial; dando con la maestra de talla universal, Isolina Majul Martínez, destacada en 1997 como “Maestra Internacional” de tan interesante disciplina en Guatemala, y el padre de ésta, Jorge Majul, destacado entrenador de tan valioso juego ciencia.

“La familia es fundamental con su apoyo para que los menores se dediquen y destaquen en el ajedrez”, lo dice el profesor Acosta Polo y lo ratifica la maestra Isolina Majul, ésta última es fruto de una entrañable y dedicaba familia dedicada al ajedrez, ambos padres -padre y madre- fueron campeones en esta disciplina y varios tíos suyos también estuvieron vinculados con el juego ciencia.

En el año 2012 Acosta Polo se vincula con el Instituto de Deporte del municipio de Malambo, municipio colindante con la capital del departamento de Atlántico, Barranquilla, por la Carretera Oriental, se localiza en la ribera occidental del río Magdalena y es uno de los cinco municipios que conforman el área metropolitana de Barranquilla, municipalidad donde las noticias de violencia producto de la delincuencia callejera son el pan de cada día.

De allí, del Instituto municipal de deporte de Malambo pasa a Barranquilla con el fin de trabajar con menores destacados en el ajedrez, de donde surge como figura descollante la menor, Valentina Sofía Ruiz Jaraba, de Octavo grado cursante en la IE Alberto Pumarejo de Malambo, contando con sus trece (13) años de edad, vinculada con el profesor Edinson y el ajedrez desde los nueve (9) años, siendo apoyada por sus padres y su familia, donde es común el dedicarse a diversas disciplinas deportivas.

En la presente anualidad, 2017, se dieron las pruebas Supérate intercolegial, adelantadas en el país por Coldeportes nacional, de donde escogieron a los más destacados, entre éstos la menor Valentina como ajedrecista, y el profesor Edinson Acosta Polo como entrenador para representar a Colombia en Cochabamba, Bolivia, en un campeonato internacional, del Cono Sur de América, a desarrollarse del dos (2) al diez (10) de diciembre próximos.

Expresa el docente Acosta que, con el ajedrez es mucho más fácil que los menores se desenvuelvan en sus quehaceres escolares, desarrollando habilidades cognitivas y de relacionamiento con sus condiscípulos y profesores.

Aprenden la disciplina, el pensamiento crítico, reflexivo y las normas de conducta para en particular respetar y valorar al contradictor, sin menoscabarlo, por el contrario, se construyen lazos afectuosos sólidos con los cuales se garantizan su inserción familiar y socialmente con ética y valores morales fuertemente cimentados.

Por lo que, reafirmamos que el ajedrez debe ser una disciplina que se aplique en la enseñanza básica primaria y secundaria de todas las instituciones educativas del país, en procura de conseguir la tan anhelada y esquiva paz para Colombia.

Edición 567 – Semana del 10 al 16 de Noviembre de 2017

   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus