La política que se edifica
sobre la mentira y el miedo

 
Al parecer tendremos una campaña llena de mentiras, así que el balón está en campo de nosotros la ciudadanía, hay que ir más allá de lo que nos cuentan y reflexionar si lo que vemos en medios, redes o whatsapp es verdad. Además, la idea es compartir siempre los contenidos que nos representan y de lo que estamos seguros.
 
Yiya Gómez – Coordinadora de la Estrategia de Comunicación Pública y Movilización Social – Corporación Viva La Ciudadanía
 
Alejandro Parada – Asesor de Lobbying y Presión Política
 
 

La democracia se construye sobre argumentos no sobre mentiras, admite la diferencia, los disensos, tener la posibilidad de escoger entre muchas opciones. La ciudadanía necesita información suficiente y hacer un ejercicio de comprensión, para entre esa gama escoger sus opciones para creer y apoyar, en un mundo ideal los candidatos deberían dedicarse a eso, a generar un debate en la agenda pública que le permitiera a la ciudadanía tomar decisiones conscientes, pero en tiempos de redes, hipertextos, shows y bajísima lecturabilidad, algunos utilizan noticias falsas, campañas de miedo, promoción de odio y berraquera para ganar más votos.

Tienen equipos de comunicación tan estratégicos que se dedican a construir noticias y memes falsos tan, tan creíbles, que se vuelven virales y como una mentira repetida un millón de veces se vuelve verdad, se instala en la matriz de opinión y no hay forma de demostrar que las verdades están en otro lado, así que en tiempo electoral las redes y las cadenas de Whatsapp son los vehículos perfectos para que todo el mundo comparta y se vuelva difusor de esos mensajes. Así hicieron votar por el No en el Plebiscito, así la necesidad de venganza y una falsa seguridad les ha abierto el camino a presidentes, congresistas, alcaldes, concejales, diputados. Pero ahora además nos tiene en guerras domésticas entre amigos, familia y teniendo que generar defensas en redes para no terminar con esquizofrenia de tanto insulto que va y viene.

Hay mil historias cotidianas en medio de esta campaña electoral, estrategias de desprestigio de un grupo de partidos al otro, insultos y demás, pero creo que no podemos pasar de largo el montaje del que fue víctima el Senador de Polo Iván Cepeda: desde enero empezó a circular por redes una valla virtual que pretende afectarlo a él, quien busca su reelección al congreso por el mismo partido. La valla que contiene datos erróneos sobre el número de lista que ocupa en realidad el senador, 10 en el tarjetón, y que en la valla aparece con un número diferente (2) buscaría generar una desinformación sobre el electorado que al momento de acercarse a las urnas votaría de forma errónea y que conllevaría a que el Senador del Polo no logrará alcanzar nuevamente su escaño en el legislativo.

Adicionalmente, esta valla ha sido difundida por el senador Fernando Araujo del Centro Democrático y quien, adicionalmente, ha hecho declaraciones sindicando a Iván Cepeda de su cercanía y partencia con grupos armados ilegales y gobiernos extranjeros. La estrategia del Centro Democrático ha sido atacar a todos los que vayan de primeros en las encuestas y todos los que ellos consideren “No dignos” por no creer en lo mismo que ellos creen.

Cabe recordar que según lo establecido en el artículo 388 de la ley 599 del 2000, el cual fue modificado por la ley 1864 de 2017 se define que se incurre en fraude al sufragante cuando “El que mediante maniobra engañosa obtenga que un ciudadano o un extranjero habilitado por la ley, vote por determinado candidato, partido o corriente política o lo haga en blanco, incurrirá en prisión de cuatro (4) a ocho (8) años, y multa de cincuenta (50) a doscientos (200) salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

Este tipo de acciones que se han adelantado en contra del Senador Iván Cepeda y otros y otras generan engaños que anulan la libertad del electorado para escoger autónomamente al candidato que consideren representa sus intereses o convicciones, mediante el uso de información falsa.

Al parecer tendremos una campaña llena de mentiras, así que el balón está en campo de nosotros la ciudadanía, hay que ir más allá de lo que nos cuentan y reflexionar si lo que vemos en medios, redes o whatsapp es verdad. Además, la idea es compartir siempre los contenidos que nos representan y de lo que estamos seguros. La ciudadanía no se ejerce solo con el voto, se ejerce en la posibilidad de construir lo público y para hacerlo la información y la comprensión que tengamos de la realidad es muy importante.

Edición 575 – Semana del 9 al 15 de Febrero de 2018

   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus