“Diálogo social” y “Común Acuerdo” para la paz

 
“La implementación efectiva del Acuerdo de paz requiere del trabajo conjunto del gobierno nacional y los gobiernos territoriales, y de la participación activa de la sociedad civil”, premisa que se ajusta a las actuales circunstancias por las que atraviesa Colombia.
 
Fabio Monroy Martínez
 
Abogado / periodista. Coordinador en Colombia del Servicio Paz y
Justicia en América Latina, SERPAJ-AL.
 
 

“La implementación efectiva del Acuerdo de paz requiere del trabajo conjunto del gobierno nacional y los gobiernos territoriales, y de la participación activa de la sociedad civil”, premisa que se ajusta a las actuales circunstancias por las que atraviesa Colombia, y en tal sentido, se realizaron recientemente dos trascendentales eventos en la capital de la República: por un lado, el del Diálogo Social, con delegados de la comunidad autónoma de Castilla y León de España, y el III Encuentro de Común Acuerdo, con delegados de los sectores sociales de las diversas regiones del país.

En ambos eventos se reflexionó sobre la importancia del diálogo, la concertación y los consensos sobre la mayor cantidad de temas trascendentales que nos conduzcan a lograr la consolidación de la paz como imaginario colectivo con incidencia en los diversos espacios de poder político, económico, social y cultural de nuestra sociedad.

Si bien la Corte Constitucional de Colombia acaba de dar su aprobación a la Ley 1820 de 2016, de Amnistía para los desmovilizados de las extintas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (FARC-EP), con algunos ajustes como era de esperarse, aún hay mucho trecho por recorrer para que la implementación de los acuerdos se haga de manera efectiva en su gran mayoría, ojalá en su totalidad.

Por ello, se hace necesario insistir en el Diálogo Social y el Común Acuerdo con miras a instaurar definitivamente el horizonte de paz, convivencia y reconciliación que tanto necesita Colombia, en tal sentido, el Presidente del Consejo Económico y Social de Castilla y León de España, Germán Barrios García, en declaraciones para el Semanario Caja de Herramientas, destacó el que en éste país suramericano se haya logrado alcanzar la firma de los Acuerdos de Paz, lo que cual es muy positivo, el trabajar por y para la paz, incluyendo a las víctimas, de tal manera que deben seguir con el propósito de construir una nueva sociedad, moderna, de avanzada que apueste por el diálogo y la comprensión entre las partes.

La iniciativa de haber traído a Colombia las experiencias alcanzadas en estos diecisiete años del Diálogo Social se encuentra enmarcada dentro de la filosofía de los acuerdos de paz y el seguimiento a la implementación de dichos acuerdos en cuanto a la cooperación internacional en tal sentido, y en este caso en particular con el Consejo de Junta de Castilla y León, que es la junta de gobierno y administración de la comunidad autónoma española de Castilla y León cuyos delegados se hicieron presentes en la capital colombiana para intercambiar experiencias y criterios sobre la necesidad de instituir el dialogo como mecanismo primordial para la superación de los conflictos de manera pacífica y en la construcción de políticas públicas concertadas con los diferentes organismos económicos y sociales con indicadores de gestión y evaluación de resultados, y en especial con rubros presupuestarios suficientes con los que se permita la aplicación y/o el desarrollo de las temáticas tratadas en dichas leyes.

Para el seguimiento de los Acuerdos de Paz fue creada la Comisión de Seguimiento, Impulso y Verificación a la Implementación del Acuerdo (CSIVI), dicho organismo se encuentra integrado por tres miembros del gobierno nacional y tres de las extintas Farc – EP, con sede en la ciudad de Bogotá; quienes han hecho evidente la serie de inconvenientes que se han presentado en cuanto a lograr que la implementación de los acuerdos se efectúe de manera expedita.

Los Acuerdos de Paz y su implementación ha sobrepasado esa instancia (CSIVI) concitando tal interés al interior del país, entre la ciudadanía en general, y en el exterior, entre la comunidad internacional, lo que con estos dos eventos, del “Diálogo Social” y de “Común Acuerdo”, así ha quedado evidenciado.

Lo cual contrasta con lo expresado por los contradictores que expresan sus opiniones contrarias a dichos acuerdos, siendo apoyados por algunos medios de comunicación, los que directa o indirectamente se encuentran relacionados con sectores de la extrema derecha, quienes intentan minimizar la amplia aceptación con que han contado tanto los acuerdos de paz como su implementación y hasta el compromiso que, de manera espontánea y por fuera de los acuerdos, han adquirido muchas organizaciones de Colombia y del exterior en cuanto a apoyar lo concerniente a la consolidación de la paz en el territorio nacional.

El III Encuentro de Común Acuerdo permitió la interactuación entre los diferentes sectores sociales de las diversas regiones colombianas, como lo indicáramos en la edición 577, de la semana del 23 de Febrero al 1º de Marzo de 2018 de Caja de Herramientas, en nuestra columna que titulamos: “Común Acuerdo para implementar la paz en Colombia”; allí participaron delegaciones de afrodescendientes, mujeres, jóvenes, campesinos, y demás, entre los que se contaron de LGBTI, en particular de Caribe Afirmativo quienes, al igual que muchos otros sectores han venido haciéndole seguimiento de cerca al acontecer de la implementación de los acuerdos, tanto así que adelantaron una investigación al respecto que plasmaron en el texto denominado: “Guía sobre la implementación del Acuerdo de paz en Colombia”, de donde tomamos la frase introductoria del presente texto.

De igual manera, en Común Acuerdo se socializaron diversos documentos sobre dicha temática del seguimiento a los acuerdos de paz, en los que se describen los balances que se han adelantado en los más de catorce meses de la firma de los mismos, en cuanto a los retos ha quedado muy claro el que la implementación nada fácil se ha presentado; el trámite de muchos proyectos de ley que la llevan a cabo, en principio iban a ser expeditos, mediante el “fast track”, (o vía rápida, fue el mecanismo contemplado en el acto legislativo número 1 de 2016, con el que el gobierno nacional pretendía reducir el número de debates, en el Congreso de la República, necesarios para la aprobación de leyes y reformas constitucionales) lo que en la práctica no se logró, al fortalecerse las bancadas opositoras dando al traste con las aspiraciones de la gran cantidad de colombianos que veían cercana la oportunidad de instrumentalizar la paz en el país, de manera ágil.

De las tareas pendientes, mencionamos: las circunscripciones especiales de paz que, en principio eran para las víctimas, han quedado en el limbo al no contarse con la mayoría necesaria para su aprobación. Desde la CSIVI hacen especial énfasis en el que la sociedad civil debe apropiarse de éste y demás temas de la implementación de los Acuerdos de Paz, con iniciativas populares y sumándose con el acompañamiento para lograr que se tramiten los cambios institucionales necesarios para la construcción de paz.

En cuanto a políticas públicas, que es lo que nos compete ahora en Colombia con tal de materializar los Acuerdos de Paz, los delegados del Diálogo Social nos manifiestan que, en sus ejercicios de constante debates y consensos han logrado consolidar más de un centenar de acuerdos convertidos en leyes contando con la reglamentación respectiva, sus recursos debidamente apropiados y el control, seguimiento y evaluación de las políticas adoptadas.

Ángela de Miguel Sanz, Presidenta de la Confederación de Empresarios de Valladolid, España, nos indicó, en entrevista exclusiva para Caja de Herramientas que el Diálogo Social es muy importante para complementar lo ya avanzado con los Acuerdos de Paz, por ello nos presenta todo cuanto han adelantado en España; en principio, indica, trabajan para evitar los conflictos, de común acuerdo con los representantes del Estado y los trabajadores con amplia mirada hacia los temas sociales, que son de mucha importancia en la consolidación de las políticas públicas que benefician a toda la comunidad.

En cuanto a las políticas públicas se identifican las que sean viables con tal de llevar a cabo, particularmente, las que en realidad se puedan ejecutar, indica Ángela de Miguel, confiando en los diálogos entre las partes, cediendo en los asuntos en los que sean necesarios.

Lo que legitima el diálogo social es que se ocupan de las cuestiones sociales, más allá de los asuntos laborales, con sindicatos modernos que buscan el interés colectivo de los ciudadanos, con mayores cuotas de bienestar social, mayores servicios, mayor educación, mayor sanidad y que sean universales y gratuitos, eso la sociedad lo agradece y los empresarios se suman a ello, expresan Germán Barrios García y Ángela de Miguel del Diálogo Social de la comunidad autónoma de Castilla y León de España.

Además, nos hacen hincapié en cuanto a que los empresarios se han dado cuenta que se vive mejor cuando ceden un tanto de sus riquezas, y es a través de las políticas de redistribución de las rentas que se cristalizan, por lo que en materia sanitaria se da con una buena sanidad, en materia educativa con una buena educación, en materia de servicios sociales es protegiendo a las personas que están en desprotección social o son vulnerables.

Así mismo, para ellos, la seguridad ciudadana es importante, la equidad también amerita especial atención, en Castilla de León los ciudadanos cuentan con la seguridad debido al concepto de la valoración dada a cada uno de los miembros de la comunidad autónoma.

Ambos delegados españoles nos enfatizan que el componente humano es de mucha importancia en toda sociedad, en ese sentido hay que potenciar la educación, para lograr que nuestra sociedad sea próspera, grande, con mayor prosperidad para toda la comunidad, si queremos un gran país hay que trabajar por la educación, con seres humanos bien formados.

El Diálogo Social se debe consolidar, de manera que de Común Acuerdo en Colombia logremos implementar la paz para el bien de nuestras descendencias. Es lo mejor que podemos heredarles. Lo merecen.

Edición 578 – Semana del 2 al 8 de Marzo de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus