Quedan 93 días para que
gobierno y ELN avancen y concreten

 
La segunda vuelta presidencial será el 17 de junio, lo cual nos da 93 días calendario para que esta mesa funcione y avance en los puntos planteados, ese día tendremos electo un nuevo gobierno y es clave que encuentre una mesa funcionando y un proceso con puntos avanzados.
 
Luis Eduardo Celis
 
Analista en temas de conflicto y construcción de paz, asesor de la Redprodepaz
 
 

Hemos tenido la buena noticia de la reactivación de la mesa de diálogos y negociaciones entre el gobierno del Presidente Juan Manuel Santos y el ELN, hemos logrado superar una crisis producida por la intensificación del conflicto por parte del ELN y el abandono por parte del Presidente Santos, del criterio de negociar como si no hubiera conflicto. La crisis se remonta con un protagonismo de dinámicas de sociedad y de la comunidad internacional, que se aplicaron a fondo para que las partes volvieran a la mesa.

Las dos partes tienen el reto de concretar sobre los puntos que se han planteado trabajar, sobre los cuales hay mucho margen de maniobra, no sin dificultades y complejidades a superar, tendrán nueve semanas para pactar sobre dos dinámicas: promover un ambiente distensionado y una dinámica de discusiones y concertaciones, que nutran el acuerdo, eso es lo pactado, distensionar y promover participación.

Sobre el nuevo cese bilateral, los ocupara algunos días evaluar el anterior, que deja importantes logros, en la medida que se demostró la capacidad del ELN para pactar y cumplir, lo cual desmiente que no tengan cohesión interna, se cumplió en un 100% en dos puntos clave: cero choque entre el ELN y la fuerza pública y cero actos de sabotaje contra la infraestructura energética y petrolera, dos logros significativos y muy relevantes para generar confianza entre las partes, tarea clave.

Puntos difíciles seguirán siendo como separar las fuerzas en otras dinámicas relacionadas con la consecución de recursos por parte del ELN, prácticas que no entraron en el anterior cese bilateral y que obliga al estado a actuar y genera tensiones, punto nada fácil, porque el ELN no puede renunciar a buscar recursos y el estado no puede renunciar a perseguirlo,  tema complicado que no es de fácil solución en un proceso tan incipiente y que exigirá a las partes flexibilidad y pactar hasta donde sea posible y asumir que el conflicto continua.

Este nuevo cese bilateral, su análisis y concertación es deseable que cuente con la activa participación de la Misión de Naciones Unidas y la Iglesia Católica, que tuvieron la responsabilidad de monitorear el anterior y que pueden aportar mucho a las dos partes desde su experticia y conocimiento de territorios y dinámicas sociales, que son claves para un buen desarrollo de un nuevo cese bilateral.

Otro par de temas claves, que gobierno y ELN han acordado trabajar son: acuerdo humanitario para el Chocó, tema muy trabajado por una importante plataforma de organizaciones Afros, indígenas y de iglesias en un territorio donde el conflicto y sus estragos en las comunidades se ha intensificado en los últimos años y se requiere acción, para que las comunidades no sigan sufriendo los rigores de la violencia. El segundo tema en lo humanitario es un desminado humanitario, sobre lo cual ya hay muchas ideas y trabajo adelantado, donde se destacan las iniciativas de la Campaña Colombiana contra Minas y que muchas comunidades han propuesto en varios departamentos: Chocó, Cauca y Nariño, podrían ser los departamentos donde se inicien acciones de desminado, tema clave en el que se puede avanzar.

El tercer tema de la agenda para este V Ciclo, es el punto de participación de la sociedad, que es el corazón de estas negociaciones, como lo he afirmado en anteriores textos, la participación de la sociedad es el “corazón de estas negociaciones”, sin una amplia, diversa y efectiva participación, estas negociaciones no van a caminar.

Sobre diseño del proceso de participación, tanto gobierno como ELN, tienen los importantes insumos de las audiencias de Tocancipá, donde participaron más de doscientas sesenta personas representando una importante pluralidad social, institucional y de plataformas que trabajamos por la superación de este conflicto armado. Pactar un diseño de participación no es tarea tan compleja si hay voluntad de convocar y concretar escenarios y alcances de esta participación.

La participación entre diversos y no pocas veces enfrentados es para volver a darle vuelta a temas complejos, donde se choca, pero donde es posible pensar en concertaciones, concertaciones nada fáciles, pero si posibles de establecer.

Participación es para construir nuevas concertaciones sobre por lo menos dos variables: territorios y temas estructurales, los primeros son aquellos que requieren atención prioritaria porque allí están los mayores niveles de inequidad y exclusiones. Esa geografía por lo menos debe incluir a Arauca, Catatumbo, Chocó, Sur de Bolívar, Magdalena Medio, Nordeste y Bajo Cauca, Nariño y Cauca, estos territorios son claves y allí hay que discutir y pactar nuevas concertaciones, trabajando desde allí por articularse a los procesos de paz territorial acordados en el acuerdo Gobierno - Farc y que tienen en la figura de los PDET, una concreción, por supuesto que no debe quedarse en esta figura de manera exclusiva, pero tampoco la puede obviar.

Temas nacionales para buscar nuevas concertaciones son el delicado tema minero-energético, un debate sobre equidad y el clave tema del ordenamiento democrático del territorio, por lo menos esos tres temas  pueden constituir un buen proceso de participación social, para animar las transformaciones que pueden llevar a un acuerdo.

La segunda vuelta presidencial será el 17 de junio, lo cual nos da 93 días calendario para que esta mesa funcione y avance en los puntos planteados, ese día tendremos electo un nuevo gobierno y es clave que encuentre una mesa funcionando y un proceso con puntos avanzados.

Quedan 93 días para que gobierno y ELN avancen y concreten.

Edición 580 – Semana del 16 al 22 de Marzo de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus