Petro y el poder de la oposición

 

De acuerdo a las últimas encuestas todo parece indicar que Gustavo Petro se alzará en la primera vuelta con el trofeo de jefe de la Oposición y se constituirá como la voz más legitimada en el senado de la república por el número de votos que seguramente obtendrá, lo mismo que Ángela Robledo con su nueva curul en la Cámara de representantes.

 
Héctor Alonso Moreno
 
Profesor Univalle
 
 

La primera vuelta presidencial no solamente será la posibilidad de depositar un voto programático, partidistas, e ideológico, por el candidato de las preferencias; sino también, la posibilidad cierta de votar por primera vez en la historia política electoral del país a fin de designar y consolidar legal y legítimamente la oposición política en Colombia.

Lo anterior, debido a que producto del acuerdo del fin del conflicto político armado de la Habana, y después de 11 intentos durante los últimos 27 años, por fin fue aprobado en Colombia el 5 de abril del 2017 el acto legislativo de ley estatutaria número 03 de Senado, y 006 de Cámara, por medio del cual se adopta el Estatuto de la Oposición Política y algunos derechos a las organizaciones políticas independientes, y cuyo ejercicio se iniciara plenamente este año a partir del próximo 20 de Julio.

Quiere decir lo anterior, que la democracia representativa permitirá en todos los órdenes territoriales tener una oposición legal y legítima como un derecho fundamental autónomo que gozará de especial protección del Estado y de las autoridades públicas. En particular, el Congreso de la republica tendrá por fin una oposición con derechos políticos determinados por la ley, lo que implica el uso de ciertos derechos y garantías como financiación adicional para el ejercicio de la oposición; equivalente al cinco por ciento (5%) del monto del financiamiento del funcionamiento permanente de los partidos y movimientos políticos con personería jurídica, con destino a aquellos declarados en oposición al Gobierno nacional.

Frente al acceso a los medios de comunicación social del Estado o que hacen uso del espectro electromagnético;  sin perjuicio de los espacios institucionales para la divulgación política otorgados a todos los partidos y movimientos políticos con personería jurídica, se determinó que la autoridad electoral asignará entre las organizaciones políticas con representación en las corporaciones públicas de elección popular que se declaren en oposición, espacios adicionales en medios de comunicación social del Estado y los que hacen uso del espectro electromagnético; y se asignara, en cada canal de televisión y emisora, al menos 30 minutos mensuales en las franjas de mayor sintonía.

Así mismo, en la instalación de las sesiones del Congreso por parte del presidente de la República, luego de la transmisión oficial, las organizaciones políticas declaradas en oposición al Gobierno nacional tendrán un tiempo de veinte (20) minutos para presentar sus observaciones y dar a conocer los planteamientos alternativos, en los mismos medios de comunicación social utilizados para la transmisión oficial. De no ser posible construir un acuerdo entre las organizaciones políticas declaradas en oposición, el tiempo será distribuido en proporción a su representación en el Congreso.

Igualmente, se determinó el derecho a proponer por tres veces durante el periodo legislativo la agenda del orden del día de las plenarias, y un reconocimiento efectivo al derecho político de la oposición otorgando una curul por derecho propio en el Senado de la república, al candidato que ocupe el segundo lugar en las elecciones presidenciales; y un cupo en la Cámara de Representantes para quien estuvo como fórmula a la vicepresidencia; entre otros derechos.

De acuerdo a las últimas encuestas todo parece indicar que Gustavo Petro se alzará en la primera vuelta con el trofeo de jefe de la Oposición y se constituirá como la voz más legitimada en el senado de la república por el número de votos que seguramente obtendrá, lo mismo que Ángela Robledo con su nueva curul en la Cámara de representantes.

Desde ya se puede afirmar que Petro y Ángela, al obtener la segunda votación en primera vuelta, serán ganadores indiscutibles del derecho a la oposición, y este hecho, consolidara, sin duda alguna, el triunfo de las fuerzas de izquierda, democráticas y progresistas que avanzaron bastante en las pasadas elecciones al congreso de la república y quienes se declararan también en oposición.

Es preciso recordar que por primera vez el senado de la republica contara con una importante bancada constituida por 10 senadores de los Verdes; 5 del Polo Democrático, 4 de los llamados decentes, 2 del Movimiento Indígena, y habría que contar en esta lista a los 5 senadores del Partido de los comunes de las Farc; y no es descartable, que a esta bancada parlamentaria, en el ejercicio de la actividad legislativa se sumen sectores de partidos políticos independientes, y otros afines al actual gobierno, que estarán dispuestos a defender los acuerdos de paz y a promover reformas democráticas para una transición política.

Ahora bien, la segunda vuelta será muy animada por la percepción de que un triunfo es también una posibilidad cierta para las fuerzas alternativas durante este tramo de la campaña presidencial. La gran tarea de Petro será aglutinar esas fuerzas parlamentarias que constituye de entrada el 30% del Senado de la república, y profundizar en el discurso de centro izquierda que genere más confianza al electorado, sobre todo, a unas capas medias que han estado permeadas por el miedo y la incertidumbre que han querido sembrar desde la campaña del Uribismo.

Petro ha logrado de nuevo mover la esperanza del cambio en la mente de los más olvidados, ha logrado tocar las fibras de ese país nacional, que otrora vibro con los discursos del liberalismo progresistas y gaitanista. Hoy día, las viejas oligarquías liberales y conservadoras, y los partidos políticos de armadura que se constituyeron después de la constitución de 1991, olvidaron a los desposeídos sisbenizandolos a su propia suerte.

El éxito de Petro, es que sabe vender la ilusión de que un país diferente es posible; que una Colombia Humana existe de manera real en sus propuestas de gobierno; y que el camino andado por Antanas Mockus en la alcaldía de Bogotá, el sendero cruzado por el alcalde y exgobernador Fajardo en Medellín y Antioquia, la experiencia de gobierno de Alonso Salazar, y su propia experiencia como alcalde de Bogotá; sumado a centenares de experiencias de gobiernos locales donde se ha ejercido la administración pública y la  política con transparencia y decencia, son las credenciales suficientes para que los pobres urbanos y rurales de la patria, los sectores medios de la población, y franjas importantes de la burguesía nacional, consideren que un país diferente también es posible ahora.

La Colombia Humana de Petro se ha instalado ya en la mente de millones de seres humanos que salen a las plazas a encontrarse de nuevo con el discurso fogoso de las ideas democráticas de Jorge Eliécer Gaitán quien los cautivo con su oratoria. Petro hace reencontrar a las multitudes con la memoria y las ideas políticas de Jaime Pardo Leal, Luis Carlos Galán, Bernardo Jaramillo y Carlos Pizarro. Definitivamente, Gustavo Petro supo apropiarse no solo de la oposición política, sino también; de los sueños colectivos de vivir en una Colombia en paz.

Edición 585 – Semana del 27 de abril al 3 de mayo de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus