Le toca a la ciudadanía

 

Le toca a la ciudadanía que ha llenado las plazas públicas de manera recurrente recuperándolas para el ejercicio de la política, que ha seguido con pasión los aburridos debates, que ha opinado hasta la saciedad en las redes virtuales, convertir ese entusiasmo en votos constantes y sonantes en los diversos puestos de votación en todo el país.

 
Antonio Madariaga Reales
 
Asesor Corporación Viva la Ciudadanía
 
 

Le toca a la ciudadanía salir a votar copiosamente. Nuestra precaria democracia, por ello y por la acción deliberada de un establecimiento político y un régimen sustentado sobre los hombros de los políticos profesionales que con contadas excepciones tienen como criterio de éxito justamente haber invertido la relación básica de la noción de democracia y en vez de estar al servicio de la ciudadanía, ellos sus partidos y aun buena parte del Estado, trabajan para poner a la ciudadanía a su servicio, por lo que las relaciones clientelares son la quintaesencia de esa relación perversa que ha debilitado nuestra democracia. Para derrotarla hay que votar de manera cuantiosa, consciente y comprometida con la paz.

Le toca a la ciudadanía cuidar que la voluntad popular no sea desconocida, toda vez que los partidos no se ocupan de ello, que no existe un tribunal electoral independiente de los partidos y que obligada por las circunstancias la Registraduría solo puede parcialmente disminuir las posibilidades de fraude, como se demostró en la reunión de la Comisión de seguimiento Electoral del pasado jueves. Y solo puede parcialmente porque lo ocurrido con el Mira y los más de 150.000 votos fantasma en las elecciones de 2014; lo ocurrido con los tarjetones en la consulta interpartidista de este año, la ausencia de auditoria al software, (a propósito, ¿quién fue el genio que pagó un costoso software dejando la propiedad del mismo en manos de quien lo suministra?) y los problemas en la designación de los jurados y en los movimientos de registradores generan una traza que alimenta la desconfianza.

La ciudadanía tiene un instrumento para hacer más difícil la consumación de un fraude, a través del ejercicio de los testigos electorales, de la observación nacional e internacional de la MOE, apoyados por las otras Misiones Internacionales presentes.

Le toca a la ciudadanía que ha llenado las plazas públicas de manera recurrente recuperándolas para el ejercicio de la política, que ha seguido con pasión los aburridos debates, que ha opinado hasta la saciedad en las redes virtuales, convertir ese entusiasmo en votos constantes y sonantes en los diversos puestos de votación en todo el país.

Finalmente le corresponde a la ciudadanía asumir una actitud tranquila, de rechazo a toda forma de violencia y agresión en el marco del certamen electoral y a recibir con mesura, tanto en la celebración de la victoria de su candidato, como en la tristeza por un resultado adverso. Lo anterior sin perjuicio de tramitar dentro de las normas las irregularidades que a su juicio sean cometidas.

Coda 1: En mi pasado artículo en que argumenté las razones por las que consideraba la dupla Petro – Ángela María como la mejor opción para la Presidencia de la República, no hice expresa mención que ese punto de vista de ciudadano no compromete a la Corporación Viva la Ciudadanía, de la que soy parte aunque ya no en calidad de director.

Coda 2: Normalmente presto poca atención a los cables secretos de la Embajada de los Estados Unidos y mucho menos a aquellos que se relacionan con la malhadada “guerra contra las drogas” pero dadas las conocidas informaciones sobre las personas y organizaciones que rodean al expresidente Uribe, la aparición de menciones directas a él en dirección a señalar estrechas relaciones y financiación por parte de narcotraficantes tal como se reveló en los archivos desclasificados por los Estados Unidos resultan especialmente preocupantes.

Edición 589 – Semana del 25 al 31 de mayo de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus