Propuestas laborales
de Iván Duque y Gustavo Petro

 

La Escuela Nacional Sindical – ENS presenta las propuestas laborales de los dos candidatos presidenciales que mañana domingo se enfrentarán en las urnas para recibir el favor de los colombianos y colombianas que tendrán la responsabilidad de elegir al próximo presidente para el periodo 2018 – 2022. Iván Duque, el candidato del Centro Democrático y Gustavo Petro de la Colombia Humana, en una reñida final por el futuro de Colombia.

 
Carlos Alfonso Ortiz Lancheros
 
Politólogo
 
 

Las propuestas de Iván Duque en lo laboral son muy diferentes a las de Gustavo Petro, quien representa a la Colombia Humana. Estructuralmente muestran un análisis disímil de lo que es la realidad del mundo del trabajo en Colombia. De allí que sean tan diferentes sus proposiciones de lo que puede ser la generación de empleo, la formalización laboral, la reducción de la informalidad, el cierre de brechas salariales y exclusiones de la mujer, la reforma al sistema de seguridad social, entre otros temas de importancia para la población económicamente activa, trabajadores/as, desempleados/as, informales y sindicalistas.

Son dos concepciones de país contrapuestas. Por ello invitamos, como anima el buen espíritu democrático, a hacer una lectura juiciosa de la realidad y su respectivo contraste con las propuestas de los dos contendores a la presidencia 2018-2022. De forma que, se decida por la mejor opción de agenda de país y con prestancia necesaria, referente a los retos que impone la construcción de la paz.

Lo que propone Iván Duque

Los alivios tributarios, jurídicos y de reducción de costos para la iniciativa privada –incluyen asociaciones solidarias y cooperativas-, es la principal propuesta del candidato Iván Duque. Complementada con la racionalización del gasto público; con el objetivo de la formalización de empleos a más largo plazo, bajo la tesis: “a menor carga tributaria mayores y mejores empleos”.

Es decir, plantea la formalización del empleo y la mejora en la calidad mediante beneficios tributarios, lo cual sigue la misma línea del programa de “Mi primer empleo” del gobierno de Juan Manuel Santos.

Dicha generación de empleos formales, se concibe como principal meta social. Iván Duque dice que su propuesta “estará centrada en una economía dinámica que florezca con las ramas de la innovación social, el campo con progreso, el emprendimiento y la transformación productiva, la ciencia y la tecnología, la Economía Naranja y el deporte, la infraestructura y las ciudades con calidad de vida”.

Referente al sistema de Seguridad Social –pensiones y pisos de protección– contempla 2 propuestas: reforma pensional que focalice “los subsidios en los más vulnerables” y crear un Fondo “para pre financiar la cobertura pensional de la población más vulnerable”.

Principales propuestas

Simplificación del sistema tributario para empresas y personas naturales, con tarifas competitivas, mínimas distorsiones y digitalización total de las plataformas tributarias, con automatización de procesos de devolución.

Impulsar la factura electrónica, empezando por bienes raíces y luego extendiéndola a todas las transacciones, ahorrando costos, generando trazabilidad y con transparencia absoluta.

Racionalización del gasto público y creación de herramientas para su clasificación y ejecución transparente, privilegiando la inversión, generando alertas tempranas para evitar despilfarro y proyectos desfinanciados.

Profundización de la seguridad social para la equidad, enfocando reformas y subsidios a la salud, la educación y las pensiones en asistir a los más vulnerables con una ruta cierta para su transición a la clase media, en departamentos y municipios.

Gustavo Petro y sus propuestas laborales

Las propuestas de Gustavo Petro en lo laboral son muy diferentes a las de Iván Duque. Estructuralmente muestran un análisis disímil de lo que es la realidad del mundo del trabajo en Colombia. De allí que sean tan diferentes sus proposiciones de lo que puede ser la generación de empleo, la formalización laboral, la reducción de la informalidad, el cierre de brechas salariales y exclusiones de la mujer, la reforma al sistema de seguridad social, entre otros temas de importancia para la población económicamente activa, trabajadores/as, desempleados/as, informales y sindicalistas.

Son dos concepciones de país contrapuestas. Por ello invitamos, como anima el buen espíritu democrático, a hacer una lectura juiciosa de la realidad y su respectivo contraste con las propuestas de los dos contendores a la presidencia 2018-2022. De forma que, se decida por la mejor opción de agenda de país y con prestancia necesaria, referente a los retos que impone la construcción de la paz.

Sobre las propuestas de Petro

Las propuestas laborales de Gustavo Petro se basan en tres momentos: la actividad productiva, la diversificación económica y el fortalecimiento de la agricultura e industria. Petro propone la transformación del modelo económico, la redistribución de la tierra y la vinculación de las ciudadanías al saber, las redes y la tecnología, adoptando medidas para generar y mantener trabajo decente con condiciones dignas de remuneración, estabilidad, seguridad social y calidad de vida tanto a nivel urbano como rural.

Para establecer esto último, propone derogar la reforma laboral del gobierno de Álvaro Uribe, la cual eliminó las horas extras y alteró las condiciones de los contratos para los trabajadores del país. Para lo cual dice que terminara con los contratos de tres meses, volverá a hacer del contrato laboral un contrato de trabajo, regresará a la jornada de 8 horas -donde las horas nocturnas se tengan en cuenta después de la 6 de la tarde- y, el reconocerá los días feriados.

En cuanto a la formalización Gustavo Petro propone diversificar el trabajo y la cualificación laboral y empresarial para depender menos de los subsidios y salir de la trampa de la pobreza. Dice que estimulará los emprendimientos individuales y colectivos, con miras al fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa.

Gustavo Petro pretende una reforma al sistema de pensiones con el establecimiento de una fuerte banca pública que sustituya a los fondos privados de pensiones bajo control de los propietarios de los bancos. También reformará el sistema de salud que hoy está bajo control de las EPS.

Principales propuestas

El trabajo como generador de riqueza y libertad. La transformación del modelo económico, la redistribución de la tierra y la vinculación de las ciudadanías al saber, las redes y la tecnología. Adoptar medidas para generar y mantener trabajo decente con condiciones dignas de remuneración, estabilidad, seguridad social y calidad de vida tanto a nivel urbano como rural.

Reindustrialización de sectores estratégicos como el metalmecánico, textil, informático, de cambio tecnológico en transporte, de producción de materiales para la construcción y de gestión integral de residuos sólidos y líquidos, entre otros; fomento del desarrollo científico y tecnológico, así como la consolidación y la estabilización de pequeñas y medianas empresas.

Estimular los emprendimientos individuales y colectivos, con miras al fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa, democratizando las condiciones que permitan trabajar: el saber, la salud, las tierras, el agua, las energías no contaminantes y el crédito.

Reforma pensional cuyo eje sea la universalidad, equidad y sostenibilidad fiscal en la garantía de derechos a toda la población adulta del país en edad de jubilación mediante el otorgamiento de beneficios económicos que les permitan una vida digna (Bono pensional subsidiado, Pensión contributiva básica y obligatoria y, Ahorro complementario).

Edición 592 – Semana del 15 al 21 de junio de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus