La actual política antidrogas
ni determinante ni decisiva

 

Hay que reconocer que, pese al gran logro de la firma del Acuerdo, el Gobierno colombiano sí tuvo un retroceso significativo en la lucha contra las drogas, las cifras lo demuestran, se nota que estamos en un proceso de comprensión y de acción para lograr por fin saber qué es vivir en Paz. Lamentable cómo y cuánto nos cuesta.

 
María Angélica Hernández Guzmán
 
Asesora Estrategia de comunicación de Viva la Ciudadanía –
Magíster en Comunicación, Cultura y Ciudadanías Digitales
 
 

Un punto álgido del Acuerdo de Paz ha sido la sustitución de cultivos de uso ilícito y la BBC Mundo se atrevió a asegurar que el Gobierno de Santos “por cuidar” las negociaciones de Paz y evitar confrontaciones con las Farc bajó la guardia frente a las operaciones de erradicación.

María Ángela Holguín, canciller de Colombia, afirmó que los cultivos de coca aumentaron en 2014 y 2015 un porcentaje del 40%, ojo, esa cifra en cada uno de estos años. El Gobierno de Juan Manuel Santos se había propuesto el reto que en 2017 erradicaría 100.000 hectáreas de cultivos mediante sustitución y erradicación forzosa, pero la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos afirmó que en Colombia los cultivos de coca aumentaron 188 mil hectáreas en 2016 y en 2017, 209 mil.

Otro punto álgido según el Gobierno de Estados Unidos fue la suspensión de la fumigación con glifosato, decisión de Santos que generó diversas opiniones y muy divididas, por ejemplo, las organizaciones de la sociedad civil celebraron esta suspensión debido a los efectos nocivos que causan en la salud de las comunidades cercanas a los sembradíos. Pero, el reparo es que esta decisión no tenía otra propuesta alternativa que le diera solución a dicho problema.

La otra punta del iceberg para el aumento del cultivo de coca fue el procedimiento de la sustitución porque creó un incentivo no intencionado a la siembra de coca. Recordemos, se les propuso a los campesinos para erradicar sus cultivos ilícitos de coca a cambio un millón de pesos mensuales durante un año, y 19 millones para la siembra de productos legales. Entonces, en su pensar, los campesinos creyeron que cuanta más coca tuvieran más dinero recibirían en el momento de la sustitución por parte del Gobierno. ¡Qué dilema!

Y a este panorama hay que añadir los asesinatos de líderes de sustitución de coca, el 18 de febrero de 2018, El Espectador Colombia 2020 reseñaba que desde septiembre de 2017 hasta esa fecha se habían registrado 22 ataques e intimidaciones contra el programa de sustitución voluntaria de cultivos ilícitos y sus líderes, y aparecían como directos responsables: el Clan del Golfo, el ELN y las disidencias de las Farc.

Luz Perly Córdoba, líder social del Cauca, aseguró que un año después de conformada la Coordinadora Nacional de Cultivadores de Coca, Amapola y Marihuana – COCCAM, fueron asesinados 27 voceros de este programa entre enero de 2017 y enero de 2018.

Observemos una parte de la radiografía de los líderes de sustitución de coca asesinados:

Estos y todos los crímenes son y serán inaceptables y los líderes esperan que los compromisos por parte del Gobierno Nacional y la comunidad internacional no queden solamente en palabras sino se conviertan en hechos.

La Agencia del Departamento de Justicia de los Estados Unidos registró que entre 2013 y 2016 hubo un 81% de nuevos consumidores de coca y que el 94% de la cocaína decomisada en 2017 es proveniente de Colombia. Por esto fue por lo que Donald Trump amenazó con descertificar a Colombia si no se reducen los cultivos de coca y también se traduciría en una suspensión de la cooperación internacional que Estados Unidos le facilita al sector cafetero de nuestro país.

Hay que reconocer que, pese al gran logro de la firma del Acuerdo, el Gobierno colombiano sí tuvo un retroceso significativo en la lucha contra las drogas, las cifras lo demuestran, se nota que estamos en un proceso de comprensión y de acción para lograr por fin saber qué es vivir en Paz. Lamentable cómo y cuánto nos cuesta.

Edición 596 – Semana del 13 al 19 de julio de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus