La importancia de las elecciones de CUT y FECODE

 

Está elección será para un período de cuatro años, que así concordará con el período presidencial del gobierno de Iván Duque. De acá se desprende una de las razones más significativas para comprender la importancia de estas elecciones tanto para los trabajadores como para el resto de la nación y la ciudadanía.

 
Fabio Arias Giraldo
 
Secretario General de la CUT
 
 

El próximo 21 de septiembre se realizarán las elecciones sindicales de los órganos de dirección nacional y regional de la CUT y Fecode.

Ese día se elegirán los comités ejecutivos nacional y departamentales de la CUT, así como el comité ejecutivo de Fecode y las juntas directivas de varios sindicatos regionales de maestros y también los delegados al VII congreso de la CUT y a la XXI asamblea federal de Fecode.

Están habilitados para votar ese día más de 520 mil trabajadores afiliados a la CUT y entre ellos los cerca de 250 mil maestros.

Será entonces un día de la democracia sindical en el cual la CUT y Fecode por votación universal y directa elegirán sus direcciones en la cual todos los trabajadores filiales se podrán acercar a los más de 3000 puestos de votación para de manera consciente y transparente voten y de esta manera legitimen y fortalezcan sus organizaciones y direcciones sindicales.

Está elección será para un período de cuatro años, que así concordará con el período presidencial del gobierno de Iván Duque. De acá se desprende una de las razones más significativas para comprender la importancia de estas elecciones tanto para los trabajadores como para el resto de la nación y la ciudadanía.

Deberá tanto la CUT como Fecode responder en su accionar frente a las medidas que este gobierno emprenda y desarrolle.

Y este gobierno por su programa,  sus respaldos de todos los partidos políticos tradicionales, los apoyos del empresariado, la conformación de una gabinete ministerial que proviene tanto de los gremios económicos como de las administraciones de los dos períodos de Álvaro Uribe Vélez, estará, como se ha venido viendo, en las políticas de hacer “trizas” los acuerdos de paz, embolatado en temas de corrupción pues el Centro Democrático, el partido de gobierno del presidente, hizo campaña contra la consulta anticorrupción, ha anunciado la reforma tributaria absolutamente regresiva, quitándole a los pobres para darle a los ricos, también propone una reestructuración del estado que significa despido de trabajadores y para atender las imposiciones internacionales frente al déficit fiscal revisará la conveniencia de vender Ecopetrol. En total será una agenda proempresarial y por tal regresiva para los trabajadores la ciudadanía y la nación entera.

Frente a esto CUT y Fecode deberán desplegar en principio la más amplia unidad propendiendo por más afiliados y menos sindicatos, pero buscando la más amplia convergencia de todos los sectores sociales y políticos afectados por las políticas del gobierno en cada sector económico, social o territorial, que logren la mayor indignación e inconformidad, no solo en las redes sociales sino también en la calle, que haciendo oposición a cada medida ya su conjunto logren, ojalá desarticular las y en un tiempo  hacia las elecciones territoriales de octubre de 2019 logremos gobiernos y representación alternativa que mejore la correlación de fuerzas frente a este gobierno y nos enrumbe a un gobierno nacional ciudadano, democrático, progresista y alternativo.

A todo ello deberán responder la CUT y Fecode.

Edición 604 – Semana del 7 al 13 de septiembre de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus