Caminando la palabra

 

Actualmente, el departamento del Chocó viene atravesando una crisis humanitaria en la que están involucrados grupos armados (Paramilitares, guerrilla del ELN, disidencias de las Farc – EP y delincuencia común) que diariamente se enfrentan por el control de las rutas de narcotráfico y el territorio de los Pueblos Indígenas. Esta situación ha llevado a situaciones críticas de los pueblos indígenas dentro de las cuales se destaca el reclutamiento forzado, el desplazamiento masivo, entre otros.

 
Álvaro Ortiz Ramos
 
Editor Semanario Virtual Caja de Herramientas
 
 

Una vez más, tal y como ha venido sucediendo gobierno tras gobierno, promesa tras promesa, marcha tras marcha…como en un “carrusel” que gira y gira… Mejor, como una de esas figuras de Maurits Cornelis Escher1, la Cinta de Moebius II en la que las hormigas parecieran girar sobre la cinta sin llegar nunca a ninguna parte.

Así, con esa descripción, están los indígenas del Chocó que llegaron el pasado fin de semana a la capital el país –462 personas entre las que se cuentan 96 mujeres y 20 niños– para tratar de hablar con el gobierno en la búsqueda de soluciones para el terrible drama que, por cuenta de la violencia, tienen que afrontar en sus comunidades.

Salieron huyendo del Chocó por los enfrentamientos que en sus territorios sostienen los grupos armados ilegales que involucran a disidentes de las Farc, guerrilleros del ELN, paramilitares y delincuencia común, todo por el control de las rutas de narcotráfico que atraviesan el territorio de los pueblos indígenas.

Comunidades indígenas Embera Dóbida, Katío y Wounaan que habitan Riosucio, Bajo Atrato y Carmen del Darién en Chocó, se desplazaron hasta Bogotá cubriendo los 311 kilómetros que existen desde su territorio en el Chocó, para solicitar una acción urgente por la grave crisis humanitaria en la que se encuentran esas comunidades y denunciar las amenazas de que han sido objeto sus líderes y el confinamiento al que los tienen sometidos. Sumándole a todo esto que ya no pueden salir a pescar, ni cultivar, ni cazar ante el peligro por las minas antipersona que los violentos han sembrado en esas regiones.

Según la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas2 que mediante un documento solicitan una Acción Urgente, en algunos de sus apartes señalan que:

El 11 de noviembre de 2018 la Organización Nacional Indígena de Colombia a través de la Consejería de Derechos de los Pueblos Indígenas, Derechos Humanos y Paz – ONIC comunica a la opinión publica la grave situación en la que se encuentra el pueblo indígena Embera del departamento del Chocó y hace un llamado al gobierno nacional en los siguientes términos:

En el marco de la unidad de todo los pueblos indígenas filiales a la ONIC y las Asociaciones de Cabildos Indígenas de las macro regionales, alertamos al Gobierno Nacional, al Gobierno Departamental de Chocó, al Ministerio Publico, a la Personería de Bogotá, a la Alcaldía Mayor de Bogotá, a las organizaciones defensoras de Derechos Humanos y de DIH, a la ciudadanía en general y a los diferentes medios de comunicación a nivel local, regional nacional e internacional, sobre la movilización del pueblo emberá y los hermanos afrodescendientes que viene del departamento del chocó por los siguientes motivos:

Actualmente, el departamento del Chocó viene atravesando por una crisis humanitaria en la cual están involucrados los grupos armados (Paramilitares, guerrilla del ELN, disidencias de las Farc – EP y delincuencia común) que diariamente se enfrentan por el control de las rutas de narcotráfico y el territorio de los Pueblos Indígenas. Está situación ha llevado a situaciones críticas de los pueblos indígenas dentro de las cuales se destaca el reclutamiento forzado, el desplazamiento masivo, entre otros.

El 28 de agosto de 2017 se realizó una minga interétnica en la que se denunció la falta de desminado humanitario y el traslape territorial de territorios indígenas y afrodescendientes. Participaron Alcaldía de Riosucio, Gobernador de Chocó, organizaciones indígenas CAMIZBA, ASOWOUDACH, concejales de Riosucio y Fuerza Publica, estas entidades se comprometieron a: 1. Canalizar el Rio Truandó, Cacarica y Salaqui para facilitar movilidad de las comunidades; 2. Definir limites entre territorios Afrodescendientes e Indígenas para evitar conflictos interétnicos; 3. Desminar los territorios indígenas para garantizar la movilidad de los pueblos indígenas; 4. Garantizar la participación de los resguardos en los recursos sistema general de participaciones; y 5. Garantizar la reparación individual y colectiva de las víctimas del conflicto armado de los pueblos Embera Dóbida, Chami, Eyabida, Larios, Zenú y Wounnan. Al igual que para el pueblo afrodescendientes que vive en los territorios colectivos, que también hoy se movilizan hacia Bogotá”.

Y claro, como era de esperarse, después de los compromisos y acuerdos adquiridos a los que llegaron Gobierno y autoridades indígenas, nada de lo “prometido” se ha cumplido tal y como lo denuncia la Comisión de Derechos Humanos de los Pueblos Indígenas.

Reclamo urgente

En esta nueva “minga”3 que emprendieron algunas comunidades indígenas del Chocó, le piden al presidente Duque –con la esperanza de los escuchen y esta vez sí les cumplan–, a la Ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez, a la Dirección de Derechos Humanos y Dirección de Asuntos Indígenas Rom y Minorías Étnicas del Ministerio del Interior y al Director de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas para que hagan presencia en el lugar y atiendan el llamado urgente de las comunidades indígenas y afrodescendientes, con una respuesta rápida y efectiva.

De igual forma le piden a la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos – OACNUDH, a la MAP OEA y a la ONU para que acompañen la movilización como garante de derechos y verifiquen el accionar institucional frente a los hechos denunciados, demandando celeridad en la salvaguarda de los derechos del Pueblo Indígena Embera del departamento del Chocó.

Al cierre

El pasado jueves en horas de la noche, luego de ocho días de aguantar frío en la –por estos días– helada Bogotá, y tras llegar a nuevos acuerdos que esperemos reestablezcan los derechos de los Pueblos Indígenas, terminaron las reuniones en la Personería de Bogotá entre el Gobierno Nacional y el Gobierno Indígena Embera Katio - Eyabida, Dóbida, Wounaan y Zenú de los Municipios de Riosucio y Carmen del Darién del Chocó.

Desde la ONIC informaron que esa misma noche los 462 indígenas retornarían a sus territorios… “cargados de sueños y abrigo por la solidaridad de cientos de compatriotas; luego de ocho días retornan a sus territorios con la esperanza que esta vez sí se cumpla con lo acordado”.

Como garantes la Organización Nacional Indígena de Colombia –ONIC, Autoridad Tradicional de Gobierno Mayor, Naciones Unidas, MAPP/OEA, Ministerio Público y la ciudadanía que respaldó, se lograron de gobierno a gobierno, entre otros los siguientes “nuevos” acuerdos:

• Mesa de trabajo con delegados de las comunidades indígenas y el sector defensa, para revisar el diagnostico de seguridad del Chocó, para establecer una ruta y así atender la situación de orden público.

• Desarrollo de la Misión de Verificación en el territorio, primer trimestre de 2019.

• Informe de los avances del estado de las denuncias impuestas por las comunidades indígenas en las Fiscalía General de la Nación.

• Se formulará e implementará un proyecto de capacitación y prevención de Minas Antipersonas.

• Se adelantará reunión con la Unidad Nacional de Protección - UNP, y las Autoridades del Chocó para iniciar la protección colectiva e individual.

• Reunión con la Agencia Nacional de Tierra para retomar la verificación de linderos con los Consejos Comunitarios.

• La Dirección de Asuntos Indígenas, Room y Minorías, solicitará a la Comisión Nacional de Territorios, al Consejo Directivo de la ANT y al Min agricultura, la priorización de los 4 resguardos Indígenas Wounaan, Juinphbur, Alto Limón y Zenú. Para lograr su constitución después de 15 años de lucha.

• Reunión con el Ministerio Público para definir la logística que facilite la toma de las declaraciones colectivas, para los procesos de reparación colectiva.

• Los indígenas del Chocó presentarán una propuesta frente al Fortalecimiento de la Guardia Indígena.

• El Ministerio de Salud y Protección Social aportará toda la Asesoría necesaria para la construcción del Sistema Propio de Salud de los Pueblos Indígenas Embera Katio - Eyabida, Dóbida, Wounaan y Zenú de los Municipios de Riosucio y Carmen del Darién del Chocó.

• El ICBF atiende la circunstancia de la movilización a través de las unidades móviles, de todo el trayecto del retorno.

• Reunión territorial, 6 y 7 de diciembre para revisar los temas de violencia social, justicia propia, mujer, proyectos productivos, PDET y PENIS, para lo cual se convocarán a las entidades competentes, en el marco de la Comisión Intersectorial (Decreto 749 de 2018).

• Reunión con el Alto Comisionado para la Paz, la cual se desarrolló el día de ayer y se comprometió a la búsqueda de la paz territorial de los Pueblos Indígenas del Chocó.

Termina así un nuevo capítulo de esa justa lucha de los pueblos indígenas por mejorar sus condiciones de vida ante un Estado tantas veces indolente e inequitativo.

Esperemos que de verdad esta vez sea la vencida y que esas comunidades, nuestros hermanos, puedan cantar victoria y le ganen a los violentos un espacio de paz y tranquilidad en esa olvidada región del Chocó. Amanecerá y veremos.

1 Maurits Cornelis Escher, fue un artista neerlandés conocido por sus grabados xilográficos, sus grabados al mezzotinto y sus dibujos, que consisten en figuras imposibles, teselados y mundos imaginarios.

2 Descargue aquí el documento completo de la Solicitud de Acción Urgente.

3 Recordemos que el significado de la minga para el pueblo indígena es circular, razón por la cual todo el bien físico espiritual se rodea en ella, es una forma de determinar cualquier situación o problema que se presenta en una sociedad, es la construcción de la unidad propia desde la visión del pueblo buscando enriquecer más la comunicación, la autonomía alimentaria y la lengua materna entre el ser y la madre naturaleza para permanecer en armonía y equilibrio.

Edición 614 – Semana del 16 al 22 de noviembre de 2018
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus