Necesitamos un Congreso activo para el Control Político en medio del Covid-19 en Colombia

 

Conversamos con el Senador Iván Cepeda, la representante a la Cámara Juanita Goebertus, la Senadora Sandra Ramírez y el Senador Wilson Arias sobre sus posiciones frente a la importancia de mantener en funcionamiento el Congreso de la República en medio de esta Crisis generada por el Covid-19.

 
Yiya Gómez
 
Coordinadora de Comunicación Pública – Corporación Viva La Ciudadanía
 
 

El pasado 26 de marzo, un grupo de congresistas le enviaron una carta al presidente del Congreso Lidio García Turbay y al vicepresidente del Congreso Carlos Cuenca Chauz para pedirle el inicio de sesiones en el Congreso de la República1. Conversamos con el Senador Iván Cepeda, la representante a la Cámara Juanita Goebertus, la Senadora Sandra Ramírez y el Senador Wilson Arias sobre sus posiciones frente a la importancia de mantener en funcionamiento el Congreso de la República en medio de esta Crisis generada por el Covid-19. Creemos que el control político a las medidas del gobierno es irrenunciable, de esta crisis salimos conservando la democracia y para ello es fundamental mantener el equilibrio de poderes.

1. ¿Por qué es importante mantener activo el Congreso de la República en medio de la crisis del Covid-19?

Iván Cepeda Castro – Senador Polo Democrático Alternativo: “Es indispensable que, en medio de una situación crítica, por muy crítica que esa situación sea como es ésta, no se deteriore la democracia y los principios básicos del funcionamiento del Estado de Derecho. Uno de esos principios es el equilibrio y la independencia el funcionamiento simultáneo de los tres poderes públicos, ese principio es básico porque eso garantiza un equilibrio y un control mutuo entre los poderes públicos, si en la actual circunstancia un país que tiene un tradición presidencialista, como es Colombia, suspende ese equilibrio de poderes, se pueden desatar procesos que conduzcan a un régimen de carácter autoritario o totalitario, y vemos con preocupación que se están dando algunos signos, el Congreso ha entrado en un receso en el que de una manera prácticamente solitaria el poder ejecutivo está ejerciendo toda clase decisiones y poniendo a funcionar toda clase de medidas que por lo menos hasta ahora no tienen control, Así que respetando la responsabilidad de atender los principios básicos de una crisis de salud como la que estamos viviendo, el Congreso debe, desde mi punto de vida, desarrollar formas de funcionamiento virtual pero al mismo tiempo semi-presencial para que la ciudadanía no deje de percibir que existe un poder que puede controlar las decisiones del poder ejecutivo”.

Juanita Goebertus – Representante a la Cámara por Bogotá Partido Verde: “En tiempos de crisis es usual que se concentren funciones en la rama ejecutiva. El funcionamiento del Congreso, produciendo leyes que permitan mejorar el sistema de salud y mitigar los efectos sociales y económicos de la pandemia, así como haciendo control político a las medidas tomadas por el gobierno, es fundamental para garantizar la separación de poderes y la vigencia de la democracia”.

Sandra Ramírez – Senadora Farc: “El Congreso como una de las ramas del Estado en el marco de esta crisis del Covid-19 no tiene ni voz ni voto porque no tenemos un sustento en la ley para poder legislar en medio del estado de excepción, y eso es lo delicado, Nosotros rechazamos esta situación porque para el legislativo es sumamente importante mantener el control político en medio de la crisis y es importante tener a las bancadas actuando a favor de la gente en estos momentos,  de lo contrario estamos ante las decisiones del señor Presidente, en las que el Congreso se ha vuelto mudo y espectador. Tenemos una gran responsabilidad con los colombianos y el Congreso en su actuar legal tiene un gran poder de decisión colectiva, al momento de tomar medidas como las que tenemos en este momento que es urgente en Salud para evitar el contagio del virus y fortalecer el sistema de salud que tenemos tan precario, y la segunda pandemia fuerte que se nos avecina que es la del hambre y la económica. Nosotros tenemos que adelantar medidas económicas a favor de la producción. En este momento es que el Congreso debe estar actuante para poner en el centro del debate la reestructuración del sistema de salud, la protección de los derechos laborales de las personas, las garantías para el aislamiento preventivo y obligatorio. Son muchos los temas que hay que revisar y cerrar las puertas del legislativo es un retroceso en el terreno de las garantías en el tema de derechos a la población”.

Wilson Arias – Senador Polo Democrático Alternativo: “El régimen político colombiano ha sido calificado como presidencialista, es decir una alta concentración, en tiempos normales, en la figura del presidente y del gobierno y en periodos de emergencia económica y social se exacerba esa concentración,  hay un mayor poder en manos del Presidente de la república y de otra parte están en juegos concepciones de la intervención en medio de una emergencia económica, hay una constante fricción entre las regiones y el Estado central, entre las fuerzas políticas, entre los segmentos sociales, los trabajadores demandan, los empresarios por su parte, el sector financiero hay un debate de fondo acerca de si el instrumental debe ser Neoliberal o de alguna manera más Keynesiano, es decir hay concepciones políticas e intereses múltiples en juego que hace que sea urgente la presencia del Congreso de la República en la Escena Política”.

2. ¿Cuáles son los retos del Congreso en medio de la Crisis del Covid-19?

Iván Cepeda Castro – Senador Polo Democrático Alternativo: “Yo diría que son tres los retos del Congreso o su función en medio de esta crisis, la primera es ejercer control político, es decir evaluar y examinar todas las medidas que han sido declaradas, en primer lugar la propia declaración del Estado de emergencia económico, social y ecológico que ha hecho el Presidente, y por supuesto examinar cada uno de los decretos ley que han sido expedidos, esa función no es exclusiva de la Corte Constitucional que también debe hacerla, sino también del Congreso y por supuesto ese control debe hacerse de una manera rigurosa examinando si las medidas que ha tomado el Gobierno son las adecuadas a la Constitución, pero también a la conveniencia del país y al bien superior de la protección de la vida y del bienestar de los colombianos. En segundo lugar, de ser posible legislar en favor de medidas que no estén siendo tomadas, en el plano del fortalecimiento del sistema de salud, de la red hospitalaria, de la situación del personal médico y de una manera más estratégica, examinar una reforma al sistema de salud vigente, que está regulado como se sabe por la ley 100 de 1993. En tercer lugar, ejercer una función política en la que los representantes a la cámara y senadores de la república se convierten en voceros de problemas y también de soluciones que emanan del control ciudadano, los congresistas somos dirigentes políticos que tenemos una función particular de vocería pública y que nos permite llamar la atención sobre asuntos que de otra manera pasan inadvertidos ante los medios de comunicación y en el debate de opinión pública”.

Juanita Goebertus – Representante a la Cámara por Bogotá Partido Verde: “Como la mejor manera disponible para controlar la pandemia es el distanciamiento social, y en el Congreso de la República hay 172 Representantes y 108 Senadores, la única manera de continuar sesionando es hacerlo de manera virtual.

Eso genera tres retos principales: i) La promulgación de un decreto ley por parte del presidente de la República que modifique la Ley 5 (reglamento del congreso) y habilite el voto virtual. Se había comprometido públicamente a hacerlo, pero aún no lo ha hecho; ii) La habilitación de una plataforma tecnológica temporal (puede ser Zoom más Menti para votar) mientras se construye y contrata la plataforma virtual definitiva; y iii) Mejorar la calidad de la conectividad local para que los congresistas puedan acceder a la plataforma desde sus territorios. (Esto último podría lograrse a través de la red Renata que es la red de alta velocidad de Colombia para el flujo de datos académicos)”.

Sandra Ramírez – Senadora Farc: “Uno de los mayores retos del Congreso es lograr unificar una propuesta como Estado de manera integral dirigida a todas las familias del país como respuesta a la pandemia que estamos viviendo. Es importante mantener la unidad de todos los sectores por encima de cualquier diferencia, de nuestras creencias políticas, de nuestros colores, es muy importante para salir de la crisis de la doble pandemia, el Covid-19 y segundo la Pandemia del Hambre. Una de las tareas principales del Congreso es mantener el control político a las entidades para garantizar una mayor atención y garantías a las personas que hoy estamos en aislamiento preventivo y a las que se encuentran delicadas de salud, al personal que tiene que atender todos los casos que se están presentando y que se van a seguir presentando, si seguimos así no vamos a estar facultados en este momentos para legislar, yo por eso hago un llamado al Presidente del Congreso para que  pueda responder a nuestro llamado de revisar una salida jurídica que permita que el legislativo enfrente también esta realidad al servicio de la gente, al servicio del pueblo, pero no al servicio de los más rico del país. Colombia nos necesita a todos en este momento y no podemos quedar expuestos a los intereses de unos pocos como siempre, por encima tiene que estar el derecho a la vida que es lo que en este momento sí debe ocuparnos”.

Wilson Arias - Senador Polo Democrático Alternativo: “Además del control político de los decretos y de la intervención del gobierno, es muy importante el debate acerca de los asuntos técnicos, por ejemplo, en materia de salud, en materia económica, en materia laboral, hay un campo de conversación importante de un sector de la sociedad que debe ser dirimido prontamente. Encuentro un foco de la discusión en la fuente de los recursos, hemos venido promoviendo algunos que haya una moratoria o una solicitud de condonación de la deuda externa y esto es un asunto de marca mayor, es decir gobierna esta intervención un pensamiento proclive al sector financiero o pretendemos realmente que el estado tenga recursos en un acto de justicia social con el propósito de salvar a la población. Por eso la disyuntiva está en salvar a la población o salvar a los bancos, realmente hay una grande discusión respecto de este asunto principal”.

Edición 675 – Semana del 28 de marzo al 3 de abril de 2020
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía.
Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus