Declaración de facultades extraordinarias para entes territoriales ¿competencia o centralización de los recursos?

 

Si bien el decreto 512 de 2020, otorga facultades extraordinarias a los entes territoriales, esto no representa una gran diferencia frente a la posibilidad que ya tenían los alcaldes y gobernadores con la declaratoria de calamidad pública para la transferencia de sus recursos propios para atender la crisis.

 
Yair Alejandro Parada Díaz
 
Asesor Estrategia de Lobbying y Presión Política – Corporación Viva la Ciudadanía
 
 

El presidente Iván Duque haciendo uso de las facultades extraordinarias adquiridas mediante el decreto legislativo 417 de 2020, emitió el pasado 2 de abril los decretos 512 y 513 de 2020, por el cual se otorgan facultades extraordinarias a los alcaldes y gobernadores de todo el país, que les permite transferir recursos y rubros para atender la crisis sanitaria que sufre el país debido a la pandemia del virus Covid-19.

El decreto 513 de 2020 establece que el ámbito de aplicación de las medidas incluye, para los proyectos de inversión que hayan sido presentados después del 17 de marzo de 2020 ante el Sistema General de Regalías – SGR y que se encuentren inmersos dentro de las medidas prioritarias contenidas en el decreto 417 de 2020. La financiación de los proyectos se hará a través de recursos provenientes de asignaciones directas y del 40% del Fondo de Compensación Regional del Sistema General de Regalías. Además de que algunos proyectos puedan recibir financiación del sobrante 60% este mismo fondo.

Si bien la medida parece dar nuevos recursos a los entes territoriales, tiene varios problemas. El primero, tiene que ver con la fuente de financiación de los proyectos, pues al ser el SGR la fuente primaria de financiación, ésta no será equitativa ni responderá a los problemas que tienen hoy varios municipios y departamentos del país, pues la metodología de asignación de financiación a los proyectos no cambia, sino que se priorizan algunos temas. Es decir, hoy los municipios y departamentos compiten entre sí mediante la presentación proyectos de inversión que se depositan en el banco de proyectos del SGR y son evaluados por los OCAD para ver su viabilidad, riesgo e impacto. Dichos proyectos son presentados bajo la metodología MGA definida por el Departamento Nacional de Planeación y que ha llevado a que sólo los municipios y departamentos con capacidad técnica puedan presentar proyectos que se ajusten a los criterios de selección de los OCAD. En otras palabras, los municipios y departamentos más pobres que no cuentan con la capacidad técnica para presentar proyectos de gran impacto y viabilidad y por tanto estarán condenados a no poder recibir financiamiento por parte del Fondo de Compensación Regional del Sistema General de Regalías.

El segundo, tiene que ver con que las asignaciones directas sólo beneficiarán a los departamentos y municipios productores que aportan al SGR. Esto excluye a la mitad del país de recibir recursos para atenderla. Esto obligará, como ya se mencionó con anterioridad, a depender de aquellos municipios que cuentan con la capacidad técnica para presentar los proyectos para que quienes no puedan alcancen algún grado de solidaridad con sus municipios vecinos para atender la emergencia sanitaria.

La tercera problemática proviene de que la principal fuente de ingresos del SGR es la exploración y explotación de pozos petrolíferos en el país. Hoy la desaceleración económica mundial ocasionada por la crisis y la guerra económica entre Rusia y Emiratos Árabes centrada en la producción de petróleo en un escenario en que las economías y las industrias no lo necesitan en gran cantidad ha creado un efecto de exceso de oferta que está afectando de manera negativa a Colombia, pues el precio ha tenido una drástica caída, lo que llevará a que la principal fuente de financiación del SGR, ese mismo que esta siendo usado para atender la crisis y dar “nuevos recursos” a alcaldes y gobernadores con el tiempo llegue a desfinanciarse.

Por otro lado, llama la atención que el decreto 513 de 2020 no establezca la posibilidad de transferir recursos del Sistema General de Participaciones para atender la crisis en los municipios. Hoy solo nos encontramos que el Viceministerio de Agua y Saneamiento Básico emitió la resolución 0175 del 30 de marzo de 2020 que estableció algunas medidas para atender la crisis sanitaria, estableciendo como prioritario la reconexión del servicio público de agua potable a los usuarios que hayan sufrido la desconexión y la redirección de un mínimo del recurso destinado a los municipios para el abastecimiento de agua potable en poblaciones que por sus condiciones no cuenten con el acceso. Sin embargo, en ningún momento el decreto plantea la posibilidad de que los alcaldes puedan hacer uso del SGP para poder transferir recursos para responder a la crisis.

Finalmente, encontramos dos grandes conclusiones de las medidas adoptadas por el gobierno en el otorgamiento de las facultades extraordinarias para alcaldes y gobernadores. La primera tiene que ver con que la posibilidad de que municipios pobres y con baja capacidad técnica (categorías 4, 5 y 6) puedan ser beneficiarios de la financiación del SGR mediante la aplicación del decreto 513 de 2020 es muy baja, y sólo en el caso de ser receptores directos del SGR por tener actividades extractivas legalmente constituidas en su territorio, podrán hacer uso de estos dineros, siempre y cuando tengan la capacidad técnica de presentar un proyecto de inversión al banco de proyectos del SGR. El segundo, es que si bien el decreto 512 de 2020, otorga facultades extraordinarias a los entes territoriales, esto no representa una gran diferencia frente a la posibilidad que ya tenían los alcaldes y gobernadores con la declaratoria de calamidad pública para la transferencia de sus recursos propios para atender la crisis. Además, las medidas adoptadas pueden conllevar a que los municipios y departamentos compitan entre sí para poder ganar la financiación de los proyectos de inversión presentados al SGR.

Edición 676 – Semana del 4 al 10 de abril de 2020
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía.
Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus