Asesinan líderes en plena cuarentena

 

Grave la masacre contra nuestros dirigentes comunales ante el autismo del estado a nuestras propuestas de solución. Es insólito que en medio de la pandemia el Gobierno pretenda utilizar la coyuntura para profundizar su estrategia perversa con la grave repercusión contra nuestras organizaciones y dirigentes como está sucediendo.

 
Guillermo A. Cardona Moreno
 
Héctor Rodríguez G. – Observatorio Nacional Comunal
 
 

Cinco líderes comunales asesinados durante los últimos ocho días en Colombia, cuatro de ellos en el Cauca y uno en Arauca, además de tres integrantes de la familia de uno de ellos en Mercaderes, la mayoría en zonas de conflicto o de cultivo de productos de uso ilícito y zonas de minero energía. Las reacciones del Gobierno son igual que siempre, mezquinas y evasivas diciendo que son problemas con el narcotráfico o asignándole las culpas a los actores armados ilegales de los territorios.

En primer lugar, reiteramos que las organizaciones comunales y sociales no tenemos por qué ni como reclamarle a los actores armados en el territorio, por cuanto este es un problema del Estado Colombiano, le debemos reclamar al Estado.

En su segundo lugar la única respuesta del Gobierno y de todo el Estado es la fuerza pública y también hemos dicho que siempre el primer respondiente en el territorio ante nuestros reclamos es la Fuerza Pública, en especial la Policía Nacional, pero es que es una solución superficial que no resuelve el problema.

La solución de fondo lo hemos dicho en nuestras asambleas, congresos, comunales y de derechos humanos y ante la comunidad nacional e internacional debe ser estructural, en primer lugar por el absoluto abandono del campo y en segundo lugar por la pretendida solución represiva y de fumigación a los llamados cultivos de uso ilícito no obstante que está demostrado que la única solución es la concertación de la eliminación de estos productos con los campesinos como siempre ellos y los organismos comunales lo hemos reclamado de tal manera que en primer lugar el campesino permanezca en el territorio con sus tierras legalizadas, con recursos de supervivencia en el tránsito hacia la economía legal, con pleno apoyo del Estado en la producción y comercialización de sus cosechas y con subsidios a la producción y precios estable. Es la solución de fondo, pues está demostrado por organismos internacionales que una hectárea sustituida por esta metodología al año siguiente la resiembra es inferior al 1% pero cuando se sustituye por la violencia y la fumigación la resiembra al año siguiente es superior al 40% y además lo que hace el estado con este método es empujar a miles de campesinas y campesinos a la guerra con la consecuente intensificación del conflicto en el que las principales víctimas son la sociedad civil desarmada y nuestros dirigentes en su lucha por la protección del territorio.

Sabemos que de por medio también existen grandes intereses económicos, que pretenden expulsar con fumigación y fuerza pública a los campesinos para retomar las tierras al Estado y entregárselas a los grandes capitales nacionales e internacionales como en efecto ha sucedido en los llanos orientales y en la altillanura.

Es insólito que en medio de la pandemia el Gobierno pretenda utilizar la coyuntura para profundizar su estrategia perversa con la grave repercusión contra nuestras organizaciones y dirigentes como está sucediendo.

Señores del Estado. La coyuntura actual obliga irremediablemente dar la mayor atención a la producción de comida y en consecuencia desplegar los mayores apoyos al campo, por lo que, en atención a las conclusiones de nuestros congresos y eventos comunales, exigimos soluciones concertadas en los territoriales con comunales, sociales y campesinas. La arrogancia, el autismo estatal y su indiferencia a nuestras propuestas está llevando a un muy rápido y complejo escalamiento de la guerra y de la violencia de la que no podemos ser testigos mudos.

Los casos de los últimos ocho días

1 DE MAYO: Uben Guerrero, líder comunitario de Mercaderes, quien fue interceptado por desconocidos que le dispararon en repetidas ocasiones. Uben era expresidente de la Junta de Acción Comunal y líder comunitario de la vereda Curacas, de Mercaderes en el departamento del Cauca, fue interceptado por hombres que se movilizaban en una motocicleta quiénes sin mediar palabra le dispararon en repetidas ocasiones.

JUEVES 30 ABRIL: La Asociación de Juntas de Acción Comunal del Municipio de Arauca, en comunicado firmado por su presidente Régulo Antonio Correa y Carmelo Tovar Peña, secretario, denunciaron el asesinato de Perduro Elías Calderón, delegado del Barrio Santa Fe a la ASOJUNTAS.

MIÉRCOLES 29 ABRIL: En la noche del pasado miércoles en el Bajo Bado, municipio de Mercaderes Cauca, fue asesinado el presidente de la Junta Comunal, Álvaro Narváez Daza, su esposa María Delia Daza Rodríguez, su hijo Cristian Narváez y la nieta de 15 años Yeni katerin López, otro de sus hijos está herido. Estamos consolidando la información y reclamando del Estado una actitud responsable cierta de investigación y soluciones a esta masacre contra dirigentes comunales, sociales y defensores.

VIERNES 24 DE ABRIL: Floro Samboní Gómez, presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Loma Larga Bajo, en el municipio de Almaguer (sur del Cauca), fue asesinado con disparos. De acuerdo con la información entregada desde la zona, el líder campesino se encontraba en su casa, cuando fue atacado por desconocidos que le dispararon varias veces. Floro Samboní, reconocido por su Labor de liderazgo en su vereda, se encontraba en la puerta de la vivienda cuando fue atacado por hombres armados que aparentemente utilizaron fusiles para acabar con la vida del presidente de la junta.

MIÉRCOLES 22 ABRIL: Giraldo López trabajó con Mario Chilhueso, Buenos Aires Cauca. Vereda San Pedro, cerca de las 6:20 de la noche, dos hombres llegaron a la vivienda del líder social. “Uno de ellos ingresa a la vivienda y le dispara en repetidas ocasiones. Posteriormente salen y huyen del lugar. El líder social hizo parte de la Junta de Acción Comunal en Río Mina, región del Naya, donde lideró el retorno de quiénes fueron desplazados forzadamente. Además, fue presidente de ASOCOMUNAL del Alto Naya.

Edición 680 – Semana del 2 al 8 de mayo de 2020
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía.
Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus