Apropiación de la ciencia,
ideología de científicos e ideologías científicas

 

La ciencia al ser apropiada se carga de ideología, pues en su devenir estará siempre vinculada a la manifestación de ideologías científicas. Aquí queremos plantear que pese a su ineficacia en relación con la “Preparación”, a la persistencia de la “Prevención” podemos explicarla como la manifestación de una ideología científica. Es el dilema entre aplicar modelos matemáticos determinísticos como el SIR en la actual coyuntura del Covid-19 o ser consecuentes con la matemática del caos tipo percolación que determina el umbral de propagación e impedir que se abra.

 
Iván Castrillón A.
 
Historiador – Colombiakrítica
 
 

La Batuta del Miedo

Captura de pantalla de un celular  Descripción generada automáticamente

El sueño de todo aprendiz a déspota es dirigir la ceguera del pueblo con la batuta del miedo.

En plena crisis de la democracia representativa, como efecto de la coyuntura covid-19, no deja de incomodar leer noticias sobre el castigo a esos 200.000 modernos nómadas confinados en sus barcos en altamar sin poder descender a tierra firme. Por eso volvamos a algunas lecturas sobre la novedad sueca. Adele Lebano más que poner en cuestión la eficacia de la ruta sueca para contener el coronavirus, aprovecha para cuestionar su socialdemocracia promoviendo el debate sobre esta forma política más que sobre la idoneidad de su sistema de salud pública.

Por su parte Florencia Rovira en su crítica, manifiesta más bien los límites del modelo de la “prevención” y como lo señala Neil Ferguson, al compararla con el aislamiento en Inglaterra, se obtuvieron los mismos resultados con enfoques totalmente contrapuestos. En suma, con bloqueo y sin bloqueo, el modelo de la “prevención” está agotado. Sin embargo, pese a la evidencia ¿por qué se persiste en la gestión del medio y el estrangulamiento de la economía, especialmente la relacionada con el compartir y socializar al lado de la informal?

En Colombia Paula Pinzón no cuestiona la dinámica misma de la pandemia sino que invita a reflexionar sobre el conocimiento socialmente aceptado y señala dos obstáculos: por una parte lo difícil de pronosticar en epidemiología ─«Ilusión de la validez»─ y el entredicho de la autoridad aceptada ─«Efecto de confianza excesiva» ─ sobre lo que se volverá. Ahora bien, las decisiones a este lado del Globo se han tomado bajo la disyunción entre la vida y el trabajo como si eso fuera posible.

Autoritarismo Insensato

Red Voltaire denuncia el autoritarismo y lo insensato del confinamiento.

Es principalmente Thierry Meyssan que en una secuencia de post ha puesto el dedo en la llaga al exponer, no sólo el conflicto entre las competencias de los Estados Nacionales y los acuerdos globales tan necesarios para enfrentar este tipo de fenómenos, sino la falta de transparencia en la imposición de formas de gobierno totalitarios que se ha propagado como la pandemia y con seguridad sus efectos serán más mortíferos.

A través de ellos empezó a mostrar primero la manipulación mediática y la censura, y luego la postura anti-confinamiento de renombrados virólogos, más adelante invitó a reconocer los poderes en la sombra; a la vez que muestra lo absurdo de cualquiera forma de confinamiento, pues históricamente nunca han disminuido la mortalidad; recalca como en Francia sus ciudadanos han renunciado a su bien político más preciado que es la libertad; denuncia al grupo Amanecer Rojo y la adopción en los Estados Unidos de normas militares en salud pública, Por eso sostiene que la coyuntura del Covid-19 ha sido aprovechada por los anglosajones para emboscar la Vieja Europa e integrarla a su proyecto político-financiero. En consecuencia, invita a confrontar el consenso apoyado en ideologías de científicos.

He reservado para lo último comentar un poco más en extenso el post titulado Covid-19: Neil Ferguson, el Lysenko del liberalismo. Retomemos el caso Lysenko expuesto por Dominique Lecourt, un claro ejemplo como la apropiación social de la ciencia siempre estará imbuida de una carga ideológica de acuerdo al fin o pragmática concernida, de hecho el enfoque de Cassany de la literacidad crítica enfatiza cómo toda habla y escritura es una acto ideológico, por eso la gestión institucional de las lenguas ─La RAE para el Español─ es un ejercicio de poder y por consiguiente una actividad ideológica que hace parte del proceso constituyente de la identidad del Estado Nacional y de la legitimidad en la Ciudadanía. Marx abrió dicho expediente analizando el discurso económico. En suma, la racionalidad científica abordada como pragmática no escapa a lo ideológico.

Los Consensos y las Ideologías Científicas

Thomas kuhn acuñó el concepto de ciencia normal o del consenso científico, de ahí que en epidemiología, como norma, la modelación más empleada SIR es determinista con un rendimiento más post factual que predictivo. El límite lo impone la captura de información para cuantificar y modelar en tiempo real. Para el caso de Bélgica es evidente que la Comunidad Europea no tiene protocolos que permitan el análisis comparado; igual no han podido definir el valor Ro, que determina un infectado cuántos puede contagiar, ello es entendible porque es difícil precisar los niveles de riesgo, por ejemplo saber cómo influyen las condiciones ambientales, pero sobre todo por qué no se ha podido precisar el número de los superpropagadores ni de los asintomáticos-transmisores aquellos que se comportan como vectores.

¿Qué es una ideología científica? ¿Qué nos enseña la historia de las ciencias principalmente biológicas? George Canguilhem en Idéologie et rationalité dans l'histoire des sciences de la vie desarrolló este concepto para explicar porqué la ideología, entendida como un discurso que justifica los intereses de un grupo de poder y cuyo valor de verdad reside en lo que calla, singularmente también es, a la vez, obstáculo y condición de posibilidad en el devenir de la racionalidad científica, bien sea porque está en su origen así sea desenfocado ─el evolucionismo de Spencer─ o porque una vez constituida se ubica al lado ─Eugenesia─. Pero no se debe confundir con la ideología del científico que corresponde finalmente al marketing que estos hacen sobre su trabajo como lo visualizamos con Ferguson. Este marketing, a la vez que apuntala el consenso, acude al prestigio de las publicaciones seriadas, utiliza las instituciones y el prestigio del experto, entre otros. Ahora bien el movimiento antivacunas es esencialmente un movimiento con fines no siempre claros, anticiencia que se apoya en la desinformación y creencias de los colectivos.

La «Prevención» en el orden de la Disciplina nos ha entregado un activo muy importante el de la vacunación o inmunidad colectiva controlada. Sin embargo los epidemiólogos de la «prevención», por norma, usan el modelo SIR ─propuesto en 1926 por McKendrick─ que correlaciona la población susceptible (S), con la infectada (I) y la recuperada y fallecidos. La dificultad reside en que la dinámica de las pandemias es caótica como lo propusieron Broadbent y Hammersley en 1957. Así que la pobreza predictiva del SIR reside en el desencuentro entre el análisis determinismo y la dinámica caótica, igual que en meteorología las predicciones son de muy corto plazo, pues estos modelos tienen que ser alimentados con datos permanentemente para controlar lo incontrolable, la perturbación que puede tener origen en una variable inobservable según la mariposa de Lorenz.

Percolación

Rejillas que inhiben o facilitan el paso de un flujo dado.

Por eso el rendimiento de la percolación, aplicable a diversas realidades como es la propagación de las ideas, de las técnicas, de los patógenos, de los fluidos atravesando sólidos, de la epigénesis, entre otros. Los incendios forestales son un buen ejemplo de las dificultades que presenta esta modelación que avanza prometedoramente con el uso de la matemática computacional, la minería de datos y la IA. Por ahora lo que la percolación enseña es a identificar el umbral de propagación y aplicar tecnologías para mantenerlo apagado.

La «Preparación» ha mostrado su eficacia ─consecuente con el caos percolante─, aprende a identificar rápidamente el foco o encendido y lo apaga inmediatamente pues no hay que permitir el umbral de percolación o de propagación. Por eso persistir con la matriz de la «Prevención» es desembocar en una ideología científica que es aprovechada por la ideología de científicos a la manera de Neil Ferguson, los que a su vez son usufructuados por grupos de poder en la sombra como el Amanecer Rojo.

Tecnologías percolantes

De los sistemas percolantes se han desprendido tecnologías para diversas aplicaciones, Estas se configuran con rejillas y switches que inhiben o facilitan el paso de un flujo dado. La sociedad de la vigilancia a mostrado su eficacia apagando el brote del covid-19 en su inicio, como lo ilustraron Taiwán, Singapur, Corea del Sur e Islandia, pues actuaron impidiendo el umbral de percolación. En consecuencia tenemos que empoderarnos y aprender a switchear y contener sistemas que percolan de manera aberrante como las redes y flujos que se han establecido de manera orgánica y planificada entre la industria de alimentos en general y especialmente la de bebidas azucaradas, los servicios de salud con alta tecnología de nivel IV y las corporaciones farmacéuticas que junto con las aseguradoras participan de un modelo de negocio dirigido a la atención y sostenibilidad de las enfermedades catastróficas. Un modelo, por demás, perverso, de gestión de la mala calidad de la salud Global y por eso hay que señalarlos como los principales responsables de la mortandad de los grupos de alto riesgo asociados al covid-19.

Edición 689 – Semana del 4 al 10 de julio de 2020
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía.
Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus