Mcgovern congresista amigo

 

Vuelve a estar advertido el gobierno de Duque. La fuerza del Partido Demócrata de los EE. UU. está vigilante con el uso de la ayuda económica que ellos prestan a Colombia y por ningún motivo permitirán que se desvíe de los objetivos precisos que buscan fortalecer la democracia, como es la implementación de los Acuerdos de Paz.

 
Alonso Ojeda Awad
 
Exembajador de Colombia
 
 

James McGovern es un congresista demócrata en la Cámara de Representantes de los EE. UU., nacido en el año de 1959, representa el Segundo Distrito del Congreso de Massachusetts. Es el presidente del Comité de Reglas de la Cámara y copresidente de la Comisión de Derechos Humanos de este organismo. Un punto importante de su carrera política son los Derechos Humanos Internacionales, que defiende en países como El Salvador, Colombia, Sudán y otros. Es un miembro sobresaliente del Partido Demócrata. Nos ha sorprendido gratamente por ser un buen amigo de Colombia. Fue entrevistado por la periodista Diana Duran Núñez de El Espectador y su entrevista publicada el domingo 26 de julio 2020.

Son tan importantes sus respuestas que bien vale la pena transcribir la parte más importante del reportaje, donde manifestó: Haber visitado muchas veces a Colombia desde hace 20 años, cuando vino por primera vez. “He aprendido a valorar y a respetar a la gente de Colombia y he conocido mucha gente a lo largo de los años, principalmente defensores de Derechos Humanos. Algunos han sido intimidados, a otros los han matado. Creo que el pueblo de Colombia merece un futuro de Paz y Justicia, apoyo fuertemente el Acuerdo de Paz y he urgido a los gobiernos estadounidense y colombiano para que hagamos todo lo posible para asegurar la implementación de los Acuerdos de Paz”.

Fue categórico al decir: “NO creo que el gobierno colombiano este haciendo lo suficiente para proteger a los líderes sociales. No creo que el gobierno colombiano este haciendo lo suficiente para la implementación del Acuerdo de Paz, ni pienso que hace lo suficiente para aclarar los escándalos sobre interceptaciones y seguimientos ilegales a defensores de Derechos Humanos, abogados y periodistas”.

Manifiesta que la inteligencia militar que está en el ojo del huracán, siempre la ha respaldado los EE. UU. Dice: “EE. UU. ha aportado más de 8 billones de dólares en ayuda militar y asistencia desde el 2000. Hay evidencias de que recursos estadounidenses estuvieron involucrados en el escándalo. Esto es absolutamente inaceptable”, refiriéndose al hecho en investigación actualmente, donde con dineros de los EE. UU. las fuerzas militares de Colombia chuzan los teléfonos de dirigentes sociales, de Derechos Humanos, lideres de la oposición, periodistas y profesores universitarios.

La diferencia entre un Estado democrático y una dictadura está en que las agencias de Inteligencia se usan para investigar delitos y no para espiar, perseguir a personas que están dentro de los marcos de oposición democráticas. “Quienes han sido sometidos a esta vigilancia no son combatientes enemigos, los periodistas son esenciales a la democracia. Igual lo son los defensores de Derechos Humanos, los abogados. Por eso creo que desde el Congreso de Estados Unidos debemos enviarle un mensaje al gobierno colombiano (presidente Duque): Estamos cansados de esto. No aguantamos más”.

Es claro cuando dice que en este momento debería congelarse toda la ayuda en materia de seguridad de Estados Unidos a Colombia. “Creo que deberíamos proporcionar asistencia para la implementación de los Acuerdos, para la promoción de los Derechos Humanos, estoy de acuerdo en todo eso. Pero no estoy de acuerdo en gastar dinero de los contribuyentes estadounidenses de tal manera en que apoyemos a las fuerzas de seguridad colombianas en sus actos ilegales. Eso tiene que parar o, francamente, parará la asistencia de Estados Unidos”.

Vuelve a estar advertido el gobierno de Duque. La fuerza del Partido Demócrata de los EE. UU. está vigilante con el uso de la ayuda económica que ellos prestan a Colombia y por ningún motivo permitirán que se desvíe de los objetivos precisos que buscan fortalecer la democracia, como es la implementación de los Acuerdos de Paz. Así lo han manifestado muy claramente los amigos de Colombia en el Senado de los Estados Unidos. En nombre de la democracia y la Paz en Colombia, los estimulamos para continuar en esta lucha, dado lo saludable y beneficioso que es para nuestro país y les decimos: ¡MUCHAS GRACIAS!

Edición 693 – Semana del 1º al 7 de agosto de 2020
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía.
Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus