Presidenta que deja huella

 

Ad portas de dejar su cargo, le han llegado montones de mensajes de juristas, políticos, mujeres, estudiantes y gente del común, en los que le agradecen su gestión. Y esos mensajes, en especial los de mujeres anónimas, quizás le hayan compensado los momentos difíciles.

 
Patricia Lara Salive
 
Escritora, periodista y activista por la paz – Tomado de El Espectador
 
 

El 4 de noviembre la presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, Patricia Linares, posesionará a su sucesor, el ex presidente de la Corte Constitucional, ex Defensor del Pueblo y ex decano de derecho de la Universidad de los Andes, Eduardo Cifuentes, y después de tres años de desarrollar una difícil tarea, se irá de vacaciones para descansar por fin de las amenazas de las Águilas Negras, de los ataques de los miembros del Centro Democrático, del doble discurso del presidente con respecto a la JEP, en fin, de la ingratitud de buena parte de este país que aún no logra deshacerse de la intolerancia y del odio.

Sin embargo, ad portas de dejar su cargo, le han llegado montones de mensajes de juristas, políticos, mujeres, estudiantes y gente del común, en los que le agradecen su gestión. Y esos mensajes, en especial los de mujeres anónimas, quizás le hayan compensado los momentos difíciles. Porque fueron muchos: fue difícil llegar a un edificio vacío a montar desde cero una institución basada en un modelo de justicia inédito, sin precedentes, sin jurisprudencia qué consultar, sin infraestructura, sin ley estatutaria, y dejarla funcionando al 100% a pesar de que ha tenido al lado un gobierno hostil, el cual, si bien por mandato constitucional está obligado a cumplir los Acuerdos de Paz, lo hace a regañadientes y en contravía de sus concepciones.

No obstante, a pesar de que apenas hace menos de año y medio, cuando la Corte Constitucional confirmó el hundimiento de las objeciones presidenciales a la JEP, esa jurisdicción camina con normas claras, ya se han abierto siete macrocasos que vinculan a 9.757 antiguos combatientes de las Farc, a 2.711 miembros de la fuerza pública y a más de 1.170 servidores del estado no miembros de fuerza pública y terceros que han comparecido voluntariamente ante la jurisdicción. Ya se han acreditado en esos casos más de 308.000 víctimas. Ya han tenido casi 32.000 actuaciones judiciales, entre ellas 402 audiencias de versiones individuales y colectivas; ya han concedido 385 libertades condicionales y anticipadas; ya han resuelto 56 garantías de no extradición; ya han impuesto 17 medidas cautelares; ya han llevado a 38 ex Farc a comparecer en el caso de reclutamiento de menores y abuso sexual, y se espera que antes de fin de año, en los macrocasos de secuestro y falsos positivos, se produzcan escritos de acusación, y que a mediados del año entrante se comiencen a dictar sentencias. Entonces, si se tiene en cuenta, por ejemplo, que, en la Fiscalía, en los últimos quince años, se acumularon más de cinco mil casos de reclutamiento de menores, y en ese tiempo, sólo se produjeron 10 condenas, la eficacia de la JEP no tiene comparación.

Por supuesto que toda esa labor no se debe sólo a Patricia Linares sino también a los 38 magistrados de la jurisdicción. Pero, como su vocera, a ella, sola, le ha tocado frentear, en estos tres años, todas las tormentas. Y lo ha hecho con altura, contundencia y prudencia, que muchos le reconocen.

Ahora esa tarea la asumirá Eduardo Cifuentes, jurista capaz y con experiencia, que sabrá bandearse en medio de los huracanes y de los intentos del uribismo para acabar con la JEP, en fin, que tendrá que frenar en seco a quienes quieran minar la credibilidad de la jurisdicción, que es nada menos que el eje del Acuerdo de Paz.

Suerte y solidaridad para Eduardo Cifuentes. Y gracias de corazón a Patricia Linares, quien continuará su labor silenciosa como magistrada de la Sección de Apelación.

www.patricialarasalive.com – @patricialarasa

Edición 706 – Semana del 31 de octubre al 6 de noviembre de 2020
   
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía.
Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
 
 
 
comentarios suministrados por Disqus