• Las mujeres apoyamos la defensa del territorio que están haciendo las comunidades y organizaciones indígenas en el Cauca

     

    Bogotá, julio 12 de 2012. La Ruta Pacífica de las Mujeres y la Corporación
    Comunitar del departamento del Cauca, apoyamos las acciones de resistencia
    pacífica y de hecho que están haciendo las comunidades indígenas del Cauca
    en exigencia al respeto por la vida y el territorio indígena, campesino y afro de su
    departamento.
    Aunamos nuestras voces y procesos feministas contra la guerra y expresamos
    nuestro repudio y exigencia pública como mujeres pacifistas en solidaridad con
    las mujeres y hombres que en sus territorios siguen firmes en su cosmovisión y
    convicción de aportar desde su autonomía y responsabilidad en la construcción
    de la paz que requiere Colombia.
    Exigimos al Gobierno nacional y a los grupos armados que respeten la
    autonomía de los pueblos indígenas establecida en la Constitución Nacional; y
    el respeto al Derecho Internacional Humanitario y su protocolo II de Ginebra
    ratificado por Colombia; y que por lo tanto, no sigan perpetuando la intimidación
    y sembrando el terror como estrategia de expropiación y apropiación de los
    territorios que desde la resistencia civil las comunidades han defendido como
    parte de su patrimonio ancestral étnico y cultural
    Rechazamos los cruentos ataques, la confrontación armada entre guerrilla y
    ejército y las devastadores consecuencias que padecen de nuevo los pueblos
    indígenas de Toribio, Corinto, Jambaló y Argelia en el norte del Cauca y
    Exigimos el cese de hostilidades.
    Expresamos nuestra solidaridad con los niños y niñas, mujeres y hombres de
    las comunidades indígenas que han resultado afectados por los
    enfrentamientos.

    Hacemos un llamado a los organismos internacionales para que realicen
    acciones de protección e integridad con los pueblos y comunidades indígenas.
    Estamos de acuerdo con los líderes indígenas que señala que “el problema de
    fondo que se vive en el Cauca no se soluciona charlando con el presidente: ¡No
    queremos más bombas, no más tiros, no más muerte!, ¡fuera del territorio todos
    los grupos armados!”.
    Finalmente, convocamos a todas las colombianas y colombianos a que nos
    pronunciemos en contra la guerra, de la violencia y le apostemos realmente a la
    paz.
    Las mujeres no parimos hijas e hijos para la guerra
    Las mujeres también, tenemos la llave para la paz

1 Comment


  1. turismo dice:

    Que buen ejemplo de apoyo el que nos dan estas mujeres acerca de su respaldo a los indigenas y el proceso de defensa de su territorio.

Deja un comentario