Agricultura se escribe con Agua (II parte del Elogio del agua)

  Alfonso Cuellar1
  acuellar31@yahoo.com
   
 

El secreto del escaso uso del agua a nivel de la llamada agricultura de ladera reside en que la pequeña propiedad ha sido considerada por la política oficial como un reservorio de mano de obra para la gran propiedad. En la medida en que su productividad es baja y sobre todo en razón del ciclo de regulares a malas cosechas, este sector expulsa sus habitantes que son capturados por la gran propiedad. De otra manera esta no contaría con una fuerza laboral suficiente y sobretodo barata para acometer sus explotaciones agrícolas y pecuarias.

Antes que el acceso al agua el campesino de la pequeña propiedad de ladera debe desprenderse de la milagrería que lo lleva a estar eternamente esperando la llegada de las lluvias, púes el seguro de su cosecha consiste en el uso racional de esta. Por eso debe acceder a los mínimos principios de la ciencia sobre las relaciones entre la tierra el agua y las plantas.

Diagrama del proceso de crecimiento de las plantas

El concepto del fisiólogo alemán Klebs (1913) indica como las potencialidades hereditarias y los factores medio ambientales, por ejemplo,  el estrés por falta de agua, actúan por medio del proceso fisiológico para determinar la calidad y cantidad de crecimiento de las plantas, en los límites fijados por la herencia y por tanto, junto con otras prácticas culturales como el riego, el mejoramiento de las plantas, modifican la productividad de los cultivos.

Proyecto de riego de ladera y tratamiento de cuencas

El Ministro Iragorri ha declarado que su prioridad es la productividad agrícola. La solución está a la mano: el 30 % de la población del país que ahora denominan “vieja ruralidad” son los campesinos y constituyen la capa más pobre de la sociedad Colombiana. ¿Cómo redimirlos? La nueva ruralidad propone un plan de dotación de servicios del estado. Pero, cualquiera puede preguntarse, ¿acaso con dotar a un habitante rural de letrina, o educación buena para sus hijos, vivienda digna, esto por si solo incrementa la producción o la productividad? Es innegable que mejoran sus condiciones de vida, pero lo prioritario no es invertir recursos para hacer lo mismo, o cada vez menos, sino dotarlos del recurso para mejorar notoriamente la productividad. A este respecto ya se ha ensayado con programas de semillas, fertilización, nuevas técnicas de cultivo, crédito, infraestructura, mejores canales de mercadeo, pero se ha dejado de lado una labor sistemática para dotar a los campesinos de la ladera del factor productivo crucial como es el agua y su uso eficiente.

Ante las urgencias presentes la vía rápida para lograr un incremento en la producción y productividad agropecuaria es el uso del riego con las técnicas apropiadas en la agricultura de ladera que cubre las tres vertientes de las cordilleras Occidental, Central y Oriental y sus valles interandinos. En cuanto a las zonas planas cálidas la prioridad se ubica en el arco Caribe: zonas planas de Córdoba, Sucre, Bolívar, Magdalena, Cesar y La Guajira y sus piedemontes, existen poblaciones campesinas de las más pobres del sector, que con tecnologías como el uso de aguas subterráneas, cambiarían sus aberrantes condiciones de vida con un programa de acceso al agua para el cultivo.

Se trata de concretar un plan para que en un lapso de ocho años pueda dotar de riego por lo menos para una hectárea a unos dos y medio millones de propietarios rurales, esto es, otro tanto de hectáreas que garantizarían unos 10 millones de toneladas de alimentos, a un costo alrededor de 4 millones de pesos por hectárea. “¿Qué hay que reformar?”, clamaba el Presidente Santos luego de su triunfo electoral. Esta es la oportunidad de poner a prueba su decisión política para con la seguridad alimentaria y el campesinado. Ya se han dado puntadas, pero, no se trata de programas esporádicos, sino de una genuina política de estado para redimir a los productores agrícolas de comida para la población colombiana. Entre 2011-2014 se beneficiaron de programas de riego y drenaje 177 proyectos por un valor de 165 mil millones de pesos a un costo de  unos 3,2 millones de pesos por hectárea, para un total de 45.000 hectáreas. Cifras que precisará el Censo Agrario. El cuadro consolidado por regiones ofrece una idea de las necesidades:

Población campesina y pequeña propiedad familiar rural

Departamento

Área rural (1)

Población
total

Propiedad predial rural (2)

Población

%*

Hogares

UAF

Propietario

Atlántico

106.386

4.37

23.988

2.432.003

14.403

18.520

Bolívar

470.447

22.69

110.391

2.073.004

40.449

46.856

Cesar

261.215

25.70

60.464

1.016.533

15.764

18.055

Córdoba

796.558

47.31

173.487

1.683.782

78.330

90.200

La Guajira

420.581

45.22

82.681

930.143

107.220

133.588

Magdalena

334.215

26.79

78.678

1.247.514

28.841

32.994

Sucre

280.612

33.28

63.317

843.202

33.960

40.078

Totales

2.670.014

26.11

593.006

10.226.181

318.967

380.291

Antioquia

1.399.703

21.95

380.430

6.378.132

296.485

423.615

Caldas

281.188

28.52

75.271

988.042

63.907

93.441

Chocó

251.776

50.85

54.559

495.151

1.261

1.400

Quindío

69.447

12.35

16.045

562.114

21.167

34.030

Risaralda

206.815

21.85

52.980

946.632

33.404

48.895

Totales

2.208.929

23.58

579.285

9.368.071

416.224

601.381

Cauca

825.578

60.39

219.498

1366.984

158.179

192.251

Nariño

877.447

50.93

224.104

1.722.945

255.596

327.624

Valle Cauca

577.941

12.66

157.126

4.566.875

96.073

128.912

Totales

2.280.966

29.79

600.728

7.656.804

509.848

648.787

N. Santander

291.055

21.66

66.536

1.344.038

49.766

70.773

Santander

507.808

24.76

127.951

2.051.022

151.437

229.427

Totales

798.863

23.53

194.487

3.395.060

201.203

300.200

Bogotá D.C.

16.394

0.21

4.454

7.776.845

0

 

Boyacá

557.943

43.77

140.697

1.274.615

468.590

736.631

Cundinamarca

869.327

32.94

221.939

2.639.059

408.045

604.172

Totales

1.443.664

12.35

367.090

11.690.519

876.635

1.340.803

Huila

457.723

40.13

111.741

1.140539

2.092

2.651

Tolima

446.051

31.76

113.948

1.404.262

120.719

156.948

Totales

903.774

25.51

225.689

2.544.801

122.811

159.599

 

10.306.210

 

2.560.285

44.881.436

2.445.688

3.341.061

Participación rural en la población total del departamento. (1) Fuente: DANE (2) Fuente: PPTP

Un primer Conpes específico para el riego de ladera a nivel de campesinos por unos 2 billones de pesos es suficiente para instalar una (1) hectárea de riego a 500.000 hogares rurales, de la mano con la asistencia técnica, que a pesar de ser un mandato legal fue casi por completo abandonada. Esto acompañado del programa Quiche un concepto técnico desarrollado para tratar las vertientes de nuestras cordilleras y retener el agua usándola para el riego en la ladera. Tal y como lo enfatiza el ex ministro Juan Camilo Restrepo: “el apoyo a programas de riego y drenaje para pequeñas comunidades recordando que el agua es un derecho no solo para los grandes propietarios de tierra sino también para los pequeños”2.

De no cumplirse con este programa estaríamos de nuevo ante un conjunto de políticas y declaraciones demagógicas. Está demostrado que las políticas neoconservadoras no han logrado hacer del país rural un lugar mejor para vivir. Es posible que la ciencia de la mano del agua si lo logrará: esa es la “nueva ruralidad.” Un aforismo el filósofo danés S. Kierkegard decía: “La vida solo puede ser entendida en retrospectiva, pero solo puede ser vivida en perspectiva.” Igual ocurre con la ciencia.

Bibliografía

Coleman, David / Crossley, D.A., Jr. (1996) Fundamentals of Soil Ecology, San Diego, Academic Press.
Van der Hammen, Thomas / P. Botero / C. Plazas / A. M. Falchetti (1988) “Cambios ambientales y desarrollo cultural en el Bajo río San Jorge”, en: Boletín del Museo del Oro, Nº 20.
Honneth, Axel (2009) Crítica del agravio moral. Patologías de la sociedad contemporánea, Buenos Aires, FCE.
Incora, (1967) “Desarrollo Agropecuario del Proyecto Magdalena No. 4”, Bogotá.
Kramer, Paul /Boyer, J. (1995) Water Relations of Plants and Soils, San Diego, Academic Press.
Restrepo, Juan Camilo / Andrés Bernal (2014) La cuestión agraria. Tierra y posconflicto en Colombia, Bogotá, Debates, p.27.
World Bank (2005) Shaping the Future of Water for Agriculture, Washington D.C., Agricultural and Rural Development.

Edición N° 00431 – Semana del 23 al 29 de Enero – 2015

1 Licenciado en Filosofía; especialización en Gerencia Financiera de la Universidad Javeriana- Ficetec; funcionario de Incora por 6 años y 15 años asesor de la Asociación Nacional de Usuarios Campesinos (ANUC) Gerente de Agropecuaria Vile (Venadillo/Tolima) y Fundador y Director de SEGANA (Sistemas Eficientes de Ganadería) Hace parte del Observatorio de problemas rurales contemporáneos CERES de la Universidad Nacional.

2Restrepo, Juan Camilo / Andrés Bernal (2014) La cuestión agraria. Tierra y posconflicto en Colombia, Bogotá, Debates, p.27.

 
 
Importante: Cada autor es responsable de sus ideas y no compromete el pensamiento de Viva la Ciudadanía. Se permite la reproducción de nuestros artículos siempre y cuando se cite la fuente.
 
   
 
 
comentarios suministrados por Disqus